Descubre la manera más fácil de hacer cuadros con madera tallada

Estefany Hurtado · 25 julio, 2018
¿Crees que hacer cuadros con madera tallada es difícil? Con estas dos técnicas podrás hacerlos tú mismo

Los cuadros son uno de los elementos más utilizados en la decoración de interiores. Muchos son de gran valor debido a su autor, otros por la técnica utilizada. Hacer cuadros con madera tallada es una de las labores más difíciles que pueden existir.

Para elaborar cuadros, y en especial los de madera tallada, se necesita una gran habilidad y un buen manejo de las herramientas. Por ello, este tipo de cuadros son muy valorados en el mercado.

Los cuadros de madera tallada son tradicionales y quedan perfectos en casas de campo o rústicas. Sin embargo, muchas veces la adquisición de este tipo de cuadros es difícil por el factor económico y porque cada vez son menos los artistas que se dedican a este tipo de elaboraciones.

En este artículo te proponemos dos formas de hacer cuadros con madera tallada de forma fácil y sencilla. 

Tallar madera con minitaladro

La primera forma de hacer cuadros con madera tallada que te proponemos es con un minitaladro. Un minitaladro es una herramienta eléctrica y portátil de tamaño reducido, de manera que su manejo es posible con una sola mano. 

Para hacer cuadros tallados es importante elegir bien la punta para el minitaladro. La mejor es la punta fresadora de madera. Al utilizar esta herramienta debemos tener una buena precisión, por ello te recomendamos que practiques antes en otra madera y después comiences a elaborar tu cuadro.

Para hacer cuadros con madera tallada con esta herramienta necesitarás:

  • Tablero de madera
  • Diseño a tallar
  • Minitaladro
  • Punta fresadora de madera
  • Marco para el cuadro

Pasos a seguir

Lo primero que debes hacer es elegir un tablero de madera que sea bueno para tallar. Una vez lo hayas elegido traspasa el diseño al tablero, así será mucho más fácil tallarlo con precisión. Para traspasar el diseño a la madera, puedes valerte de papel carbón.

Después, es hora de comenzar el diseño con el minitaladro. Mantén el pulso firme e imagina que se trata de un lápiz. Al finalizar de tallar el diseño puedes pintarlo con pintura de colores o con diferentes tonalidades de barnices para añadir profundidad a la madera tallada. Puedes añadirle un marco y después colgarlo en la parte de la casa que desees.

Evidentemente, el minitaladro nunca sustituirá la labor artesanal, pero sí es una forma rápida y fácil de hacer un cuadro con madera tallada.

Herramientas para tallar madera

Falso tallado

Esta técnica para hacer cuadros con madera tallada es conocida como “falso tallado”  porque se realiza el diseño en dos partes y después se encola. De esta manera da la sensación de madera tallada cuando en realidad no lo es.

Para hacer cuadros con esta técnica necesitarás:

  • Dos tableros de madera para tallar
  • Gubias
  • Cola para madera
  • Diseño que quieras “tallar”

Pasos a seguir

En primer lugar, es importante decidir el diseño y qué parte o partes del diseño irán en primer plano (relieve) y cual o cuáles en segundo plano. 

Lo que queremos que vaya en segundo plano lo tallamos por todo el perfil con los detalles deseados incluidos, mientras que lo queremos en primer plano, será tallado aparte, en otro tablero de madera. Esta parte se tallará utilizando gubias o incluso minitaladro.

Cuando tengamos finalizadas las dos partes, las unimos con cola de madera. Debemos ser muy cuidadosos en este paso, ya que debe ser hecho con mucha precisión y limpieza para poder obtener el efecto deseado. Si el encolado queda mal, evidentemente se notará que las piezas han sido elaboradas por separado y luego unidas.

Para finalizar con nuestro cuadro de falso tallado puedes pintarlo de color o utilizando diferentes tonos para añadir profundidad al cuadro.

Hacer cuadros con madera tallada nunca fue tan fácil con estas dos técnicas. No obstante, es indudable que “la práctica hace al maestro”, así que si a la primera no te sale tan bien, sigue practicando.

Los elementos de madera son muy utilizados en la decoración de interiores, pues la madera aporta mucha calidez. Además, es un material muy versátil que ofrece diversas tonalidades.

A menudo se piensa que trabajar la madera es muy difícil. En efecto, tiene su dificultad y se requiere de gran habilidad para hacerlo. Sin embargo, estas dos técnicas te ayudarán a adentrarte en el maravilloso mundo de la madera de forma fácil y sencilla.