Te contamos cómo armar tu crucigrama con valores y colocarlo en tu pared

Yamila Papa · 16 agosto, 2018
Un crucigrama de valores es un gran mensaje que puedes colgar en la pared y apreciar junto a tus seres queridos. No hace falta que lo compres; puedes hacerlo tú misma con algunos materiales fáciles de conseguir.

Decorar con nuestros propios diseños está cada vez más de moda. No hace falta gastar mucho dinero ni tampoco ser un artista para que quede bonito. Solo es cuestión de animarnos y tener todos los materiales a disposición.

En este artículo, te contaremos cómo armar un crucigrama de valores para colocarlo en la pared de la sala, la habitación, la cocina o donde más te guste. ¡Quedará precioso!

Armar un crucigrama de valores de forma básica

Si tienes una pared que ha quedado ‘desnuda’ y te ha gustado la idea de poner un crucigrama de valores (esos que están tan de moda), primero que nada debes pensar cuáles son las palabras que no pueden faltar.

Te recomendamos que elijas palabras cortas y que puedan combinarse entre sí. Por ejemplo: familia, hogar y amor son tres que se llevan muy bien y tienen letras en común. Puedes poner “familia” en horizontal, que de la última “A” comience “amor” de forma vertical y con la “O” formes “Hogar” en horizontal.

Materiales

Una vez que decidas cuáles son las palabras y combinaciones que te gustan, reúne todos los materiales necesarios:

  • Plancha de poliestireno
  • Lija
  • Cúter
  • Papel pintado
  • Pintura a la tiza
  • Paletina
  • Cinta adhesiva doble cara
  • Silicona líquida para goma eva o cola de empapelar
Hacer un crucigrama para colgar puede ser una excelente opción como actividad familiar.

Instrucciones

Los pasos a seguir son:

  • Decide el tamaño y la ubicación de tu crucigrama de valores. Una buena opción es cortar papeles del mismo ancho y alto y presentar en la pared con cinta de doble cara.
  • Marca los cuadrados en la plancha de poliestireno usando una regla y un lápiz. Puedes usar una medida o basarte en un molde.
  • Corta cada uno con el cúter (es más fácil que con unas tijeras) sobre una superficie que no se estropee, como por ejemplo una tabla de madera vieja o un cartón grueso.
  • Lija las esquinas y los bordes de cada cuadrado si quieres que te queden redondeados y para que no tengan partes irregulares.
  • Pinta todos los cuadrados del color que más te guste y que combine con la decoración del ambiente. Te recomendamos que le des dos manos.
  • Mientras tanto, puedes ir dibujando las letras. Si no te quedan como quieres, puedes imprimirlas y usarlas de molde. Escríbelas sobre el papel pintado y recórtalas con mucho cuidado.
  • Una vez que los cuadrados se hayan secado bien, pega las letras en cada uno usando cola de empapelar o silicona líquida. Para que te dure un poco más el trabajo, puedes darle una mano de acrílico o laca transparente.
  • Ahora solo te queda pegar los cuadrados a la pared: usa la cinta de doble cara. Deberás poner un poco en cada esquina para que no se despeguen.

En el caso de que no quieras pegar directo sobre la pared, puedes conseguir un marco o madera fina de cuadro, armar el crucigrama allí y luego colgarlo a la pared con un clavo. Lo bueno de esta opción es que puedes quitarlo fácilmente si te mudas, te aburres o quieres colocarlo en otro sitio.

Marcos para cuadros.

Más opciones para hacer un crucigrama de valores

La idea básica para hacer un crucigrama de valores ya la tienes. Pero, por supuesto, no es la única alternativa. En el mundo del bricolaje siempre se puede innovar y usar lo que tenemos a disposición.

Si, por ejemplo, quieres que las letras queden en relieve y no sobre un cuadrado, una buena opción es comprarlas en madera y luego decorarlas. ¿Cómo? Pegándole botones, haciendo un collage con fotos, con papel periódico, con pintura en aerosol plateada (para un estilo industrial), con encaje (para una habitación bien romántica) o hasta con chinchetas.

Puedes también pegarles flores secas, colocarle luces o incluso pintarlas con esponja para que tenga cierta ‘textura’.

¿Eres un fanático del Scrabble? Entonces no dudes en hacer tu crucigrama de valores emulando las fichas de este maravilloso juego. Con la técnica básica de los cuadrados, usa madera de color claro, esténcil para las letras y, por supuesto, no te olvides del número debajo, que le da el puntaje.

Un crucigrama de valores se puede hacer de la manera que más nos guste, con los materiales que tengamos a disposición y con la idea que venga a nuestra mente. Lo importante es que nos represente y que las palabras elegidas tengan un bonito significado.