Crea tu propio mueble bar para tener en el salón

Daniela Castro · 12 noviembre, 2018
Con un mueble bar en el salón puedes tener a la mano tus bebidas favoritas. Además, estarás añadiendo un complemento a la decoración de este espacio de tu casa.

En los últimos años se ha perdido la costumbre de tener un mueble bar en el salón, quizá debido a la falta de espacio que tienen muchas de las casas modernas. Sin embargo, no es necesario tener una casa o apartamento de grandes dimensiones para tener un sitio especial para las bebidas.

De hecho, no tiene que ser algo ostentoso o que requiera grandes sumas de dinero. Basta con invertir un poco de tiempo y creatividad para hacer nuestro propio mueble bar con materiales de bajo costo, como los palés de madera o cajas de fruta. ¿Te animas a intentarlo?

Razones para hacer tu propio mueble bar en casa

Un mueble bar es un elemento que cumple doble función en el hogar; por un lado, añade un “extra” de decoración en el salón ayudando a complementar su estilo, y por otra parte, permite tener a la mano copas y licores variados, bien sea para ocasiones especiales o para compartir cualquier instante con amigos.

Lo mejor de hacerlos en casa es que no se necesitan grandes sumas de dinero. Aunque en las tiendas de mueble se pueden encontrar en diferentes tamaños, diseños y materiales, de modo opcional se pueden fabricar con simples pasos y materiales resistentes como la madera.

Resumiendo, las ventajas de hacer un mueble bar propio son:

  • Permite agregar una decoración adicional en el salón.
  • Es perfecto para exhibir bebidas variadas, copas y vasos.
  • Crea un espacio ideal para las reuniones familiares o con amigos.
  • Permite tener un lugar para relajarse sin salir de casa.
  • Se adapta con facilidad a espacios reducidos.

Cómo hacer tu propio mueble bar para el salón

Mueble bar para el salón con palés.

Como mencionamos inicialmente, no se necesitan materiales costosos para hacer el proyecto de un mueble bar para el salón. Para ahorrar dinero, se pueden adquirir varias cajas de madera o palés de las que suelen acumular en fruterías o tiendas de vinos.

Necesitas

  • Cajas de madera de diferentes tamaños
  • Lija y barniz
  • 4 escuadras
  • Un par de patas tipo caballete
  • Pletines
  • Taladradora
  • Sierra de calar
  • Cinta para medir
  • Tornillos

Instrucciones

  • En primer lugar, elige las cajas de madera que vas a utilizar. Procura adquirir una de gran tamaño para que cumpla la función de mesa.
  • Una vez la tengas, fija por su parte inferior las patas tipo caballete en ambos extremos. Para hacerlo, usa la taladradora y atornilla una escuadra en cada lado de la pata, dejando la misma distancia entre un extremo y otro.
  • Toma la media que hay entre las patas de la mesa y trasládala al listón de madera. Posteriormente, córtalo usando la sierra de calar.
  • Para darle más estabilidad al módulo que aguantará el peso de las botellas, atornilla el listón de madera en el centro de las patas.
  • Une las cajas de madera para empezar a darle más forma al mueble bar. Lo que harás en este punto es poner las cajas sobre la mesa según las desees instalar y hacer una marca del lugar exacto para taladrarlas (usa el metro).
  • Tan pronto hagas los agujeros, fija las cajas introduciendo los tornillos de abajo hacia arriba.
  • Después de fijar las cajas a tu gusto, el siguiente paso es atornillar la estructura a la mesa central. Para hacerlo, debes utilizar las pletinas. Estas permiten darle más seguridad al mueble para que quede listo para cumplir su función.
  • Los detalles finales corren por tu cuenta. Puedes lijar y barnizar el material, o bien, dejarlo natural si prefieres un estilo más rústico.

Estante para licores con madera

Licorera con tablones de madera.

Si prefieres un mueble bar más sencillo y rápido, tenemos otra buena idea. Consiste en hacer un estante pequeño de pared, en el cual ubicarás las botellas de tus licores favoritos. Lo puedes fabricar de cero con tablas de madera, o bien, emplear palés.

Instrucciones

  • Adquiere los palés de madera y líjalos bien.
  • Cuando la superficie esté lisa, dale color con una pintura especial para madera.
  • Después dale una capa con barniz para que tenga un mejor acabado.
  • Una vez se seque, ponle unos ganchos (o similares) para fijarlo en la pared.

Como puedes ver en la imagen del ejemplo, tiene un color oscuro que lo hace ver muy elegante. Sin embargo, puedes elegir un tono que combine con los demás muebles que tienes en el salón.