6 consejos para elegir el color de la habitación

arantza · 8 marzo, 2019
Elegir el color de tu habitación es importante, ya que en función de este dependerá el resto de la decoración. Te damos las claves para elegir el más adecuado.

Aunque parezca un aspecto sin importancia, el color que escojas para tu habitación es determinante y una decisión importante, ya que estarás viéndolo todos los días. A continuación, te dejamos una serie de consejos para elegir de una manera sencilla el color de la habitación.

1. Colores en función de las dimensiones de la habitación

Para no alterar la paleta de color, muchos esconden las portadas de sus libros.

Si tu dormitorio no tiene grandes dimensiones sino que se trata de un espacio pequeño, te aconsejamos utilizar colores claros o incluso el color blanco. En la actualidad los colores pastel son tendencia, por lo que si te gustan este tipo de colores de la gama cromática, estarás a la última utilizando tu gusto.

Estos colores claros harán que tu habitación parezca más grande y amplia. Por el contrario, tendrás la posibilidad de elegir el color de la habitación más oscuro si tienes un espacio más amplio.

2. Colores en función de la iluminación

Dormitorio morado.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta a la hora de elegir el color de la habitación es la luz que durante el día entra en esta.

Si la habitación recibe mucha luz natural durante gran parte del día podrás escoger colores más oscuros y fríos, ya que la luz contrarrestará el impacto de color. Por el contrario, si durante el día no se recibe demasiada luz natural puedes decantarte por colores más cálidos.

3. El techo también es importante

Dormitorio elegante.

A la hora de pintar, si quieres que la habitación parezca más amplia de lo que realmente es, puedes jugar utilizando la combinación de dos colores. De esta manera, un color lo utilizarás para pintar las paredes y el segundo color, necesariamente más claro, para pintar el techo. El contraste entre ambos colores producirá una sensación de amplitud del espacio.

4. Elige el color de acuerdo al estilo y a la decoración

Lámparas colgantes en el dormitorio.

Si únicamente quieres renovar el color de la habitación sin cambiar nada más tendrás que tener en cuenta el estilo de los muebles y la decoración. Recuerda siempre tener el espacio en armonía. A continuación te mostramos los colores más utilizados en función de algunos de los estilos.

  • Si el estilo es más vintage, destacan los colores verde mente y el azul celeste.
  • En estilos más clásicos, los colores que destacan son los tierra.
  • Por el contrario, en estilos más modernos destacan los colores neutros, principalmente azul oscuro.
  • Para estilos boho, los cuales son tendencia en la actualidad, los colores más utilizados son el verde y el marrón.

5. Color en función del uso de la habitación

Dormitorio de color lavanda.

Cada tipo de habitación necesita unos colores diferentes en función del uso que se le vaya a dar. En este caso, el dormitorio es un espacio que normalmente solo utilizamos durante las últimas horas de día y las actividades que en ella se realizan son generalmente la de dormir, descansar y en ocasiones leer.

Por ello, los colores que debes utilizar para pintar la habitación deben de ser preferiblemente cálidos. Esto, valga la redundancia, dará una sensación de calidez, calma y tranquilidad para poder conciliar mejor el sueño.

Bien es cierto que no ocurre lo mismo con los dormitorios de los niños. Estos pasan muchas horas al día en el dormitorio jugando o haciendo los deberes.

6. Haz pruebas antes de pintar

Dormitorio degradado.
Dormitorio degradado / pinturascondor.com

La mejor opción para que veas cuál es el color más adecuado para tu habitación es hacer pruebas de colores antes de pintar definitivamente las paredes. El problema viene en que mucha gente deteriora y estropea las paredes de la casa por pintar tonos encima de otros tonos.

Para evitar esto, las pruebas de colores debes hacerlas en un folio blanco. Después ese folio si lo podrás colocar en la pared para ver como quedaría simplemente con un pequeño celo. La prueba es la misma y de esta forma no estropeas la estructura. Además, con la utilización de folios podrás escoger de la paleta de colores varios de ellos para elegir después el que más te guste.

Si a pesar de todos los consejos ofrecidos para elegir el color de la habitación esta tarea te agobia, o, incluso, después de pintarla no te convence, no te preocupes. Siempre tendrás la posibilidad de volver a pintarlas hasta que encuentres el estilo que más te guste.