¿Cómo decorar una habitación grande?

Sofía Sangrador · 8 junio, 2018
Tener una habitación grande es todo un lujo. Te dejamos algunos consejos e ideas para decorarla sin que el resultado final sea frío o impersonal.

En el siguiente artículo queremos mostrarte algunas ideas para decorar una habitación grande a la perfección.

El problema de estos dormitorios es que al ser tan grandes puede resultar difícil decorarlos de forma que el resultado final sea cálido y acogedor. Para evitar esto, debemos utilizar una serie de sencillos recursos, te los explicamos a lo largo del artículo.

Normalmente buscamos consejos para decorar habitaciones y casas pequeñas, para que no queden recargadas y para hacer que parezcan más grandes.

Siendo la falta de espacio algo tan habitual casi resulta extraño escuchar preguntar sobre cómo decorar una habitación grande.

Aun así, es cierto que encontramos algún pequeño inconveniente. El más usual es que la habitación, al ser tan grande, parezca algo fría e impersonal, como si no fuera un lugar en el que pasamos nuestro día a día.

También hay que tener en cuenta el tipo de cama que queremos: una individual apenas ocupará espacio mientras que una de matrimonio tiene mayor impacto visual.

Por último, no debemos olvidar la importancia de los complementos y textiles. Influirán más de lo que piensas en el aspecto final de la habitación.

A continuación, te dejamos algunas ideas para que no las dejes de tener en cuenta a la hora de decorar una habitación grande. Te serán de ayuda.

Mantén el equilibrio visual

Quizás sea la premisa más importante de todas. Al ser un espacio amplio, debemos pensar con mucho cuidado dónde colocar cada mueble y cada complemento.

Habitación escandinava con la luz del sol por la mañana

Debemos colocarlos de forma equilibrada en toda la habitación, para que no queden zonas totalmente vacías y otras recargadas. Debemos buscar un reparto proporcional, incluso simétrico.

Aun así, no intentes llenar todos los espacios vacíos, también son necesarios.

Además, por primera vez podrás escoger muebles de mayor tamaño, sin tener que aprovechar cada centímetro disponible. Aunque haya espacio más que suficiente, es preferible que tomes algunas medidas para que se ajusten a la perfección al espacio disponible.

También puedes utilizar las mesillas, estanterías, lámparas de mesa o alfombras para crear simetría.

Juega con las paredes: decorar una habitación grande

Ahora tenemos la oportunidad de dar mayor importancia a las paredes, cosa que no siempre es posible.

Como siempre, es importante la elección adecuada de los colores para las paredes. Puede ser útil e interesante tener en cuenta la psicología de los colores, según la cual los colores tienen gran influencia en nuestro estado de ánimo.

Recuerda que con los colores claros se potencia la sensación de amplitud, mientras que con los colores oscuros el espacio parecerá más pequeño.

En cuanto a todo esto, podemos hablar de tendencias que hemos ido viendo en los últimos años: paredes sin gotelé, una pared en color oscuro y las otras tres de un color claro, dos paredes de un color y otras dos de otro…

Pared de un dormitorio de pizarra.

Otra opción a tener en cuenta es la de los papeles pintados para pared, un recurso bonito y original. Aunque depende de los gustos, es recomendable empapelar solo una de las paredes y pintar las otras tres con un color preferiblemente claro, incluso totalmente blancas. Además, si intentamos dejar un poco más libre esa pared, puede quedar a modo de mural.

También puedes crear un auténtico mural en una pared entera. Algunos de los ejemplos más vistos son:

  1. Obras de arte: como La noche estrellada de Van Gogh, El beso de Gustav Klimt, El nacimiento de Venus de Botticelli o Muses de Conrad Roset.
  2. Mapamundi: puede ser solo la silueta o también con relleno. Para decorarlo puedes colocar fotos de los lugares en los que has estado.
  3. Otros: composiciones con tus fotos, con láminas, un moodboard gigante…

Muchos de estos diseños están también disponibles en papel de pared. En cuanto a los murales, los puedes hacer tú mismo o bien encargarlos. Coordonné puede ser una excelente opción debido a su variedad y buen gusto.

Crea ambientes bien diferenciados

Por último, si crees que incluso con muebles grandes y además queda espacio libre, puedes pensar en dar más de un uso a tu habitación.

Solo es necesario saber cómo diferenciar bien esos ambientes. Para ello puedes usar muebles como baúles, estanterías o sofás, que pueden quedar bien en esa transición de una zona a otra.

Si tienes mucha ropa puedes crear tu propio vestidor, combinando distintas estructuras y complementos. Puedes inspirarte en los vestidores de IKEA. Para complementar, puedes colocar un perchero y un gran espejo en esa zona. Con el espejo se puede dar aún más sensación de amplitud y también se reflejará la luz.

Casa con Art Zone

Si no, puedes crear una zona de estudio, ya sea tipo despacho o Art Zone (mejor cerca de una ventana para que resulte más fácil ventilar). Lo mismo ocurre con los rincones de lectura, donde podemos estar tranquilos y relajados.

Y si además el techo es alto, puedes hacer un pequeño altillo donde ubicar ese rincón de lectura y relax o el vestidor. También puedes distribuirlos a lo largo de esos dos pisos. Procura fijar bien la escalera, para que no te resulte complicado subir y bajar por ella. En uno de los laterales puedes enroscar una guirnalda de luces, quedará muy bonito.

Conclusión

Como ves, al decorar una habitación grande podemos plantearnos posibilidades muy diferentes. Es posible alejarnos de los dormitorios más tradicionales. Solo es necesario tener una buena organización, orden y creatividad.