Cómo elegir las mejores mesitas de noche para tu habitación

Pilar 13 julio, 2018
¿Conoces los tres pasos necesarios para elegir la mejor mesita de noche? Aquí los tenemos.

Las mesitas de noche son un básico de cualquier dormitorio. Hacen que nuestro día a día sea más cómodo y permiten tener todos los objetos personales a mano para alcanzarlos sin levantarnos de la cama. Además, no hay que olvidar que también juegan un papel decorativo. A continuación te ayudamos a elegir las mejores mesitas de noche para tu habitación.

Para elegir la mesita de noche adecuada habrá que comenzar, en primer lugar, por tomar medidas. De esta forma sabremos las dimensiones que debe tener. Una vez que tengamos las medidas, lo siguiente será pensar lo que vamos a almacenar en ella y el efecto decorativo que queremos conseguir. Sigue leyendo y te explicaremos estos pasos detenidamente para que elijas la mesita de noche perfecta.

1. Toma medidas

Si has decidido renovar tu habitación, lo primero que debes hacer es tomar medidas. Para ello coge el metro y mide el ancho y el largo del espacio de la habitación destinado a la mesilla. Así sabrás el tamaño máximo de mesita de noche que cabe en tu dormitorio y ya podrás ir haciendo una primera selección entre los diferentes modelos.

Después deberás tomar una tercera medida, la de la altura de la cama. Es importante que la mesilla se encuentre a la misma altura de la cama o unos centímetros por debajo, aunque no es raro encontrar mesillas altas que sobrepasan la altura de la cama. Nuestro consejo es que no escojas mesillas de este tipo.

Desde el punto de vista decorativo son muy atractivas porque destacan por encima del resto de muebles pero no resultan nada prácticas. Cuando estés acostado en la cama no será fácil alcanzar los objetos que hayas dejado encima de la mesita de noche y además causará el efecto de que la cama se encuentra entre pared y pared al hacer la mesita de noche un afecto tabique.

2. ¿Qué vas a guardar en la mesita de noche?

Una vez que hayas tomado medidas lo siguiente que tendrás que hacer es pensar qué vas a guardar en la mesilla. Esto dependerá del espacio que tengas en el resto del dormitorio. Si en la habitación tienes un gran armario o cómoda, probablemente guardes allí la mayoría de tus objetos personales y no necesites un espacio de almacenaje extra.

Las mesitas de noche pueden dar a tu dormitorio un espacio extra de almacenamiento

Si, por el contrario, tu dormitorio es pequeño y tan solo dispones de un armario con poca capacidad, te interesará disponer de un espacio de almacenaje extra que puede ofrecer una mesita de noche. 

Nuestra recomendación es que sea cual sea tu caso optes por una mesita de noche que al menos tenga un cajón. Las mesitas de noche tipo encimera suspendida son estéticas pero no prácticas porque solo permiten poner objetos en la superficie.

3. ¿Qué efecto decorativo quieres crear?

Hasta hace unos años todo el dormitorio se compraba a juego. El cabecero de la cama, las mesillas, la cómoda y el armario combinaban. Actualmente esto no ha pasado de moda, pero es cierto que ya no es algo imprescindible.

Si quieres crear un dormitorio clásico esta es una buena opción. Logras crear una armonía entre los elementos que tiene como resultado una estancia clásica y que no pasa de moda. Si te descantas por esta opción elige mesitas de noche que sean del mismo material y tono que el resto de la estancia.

Dormitorio vintage

La otra opción es más moderna y arriesgada. Se trata de comprar mobiliario diferente pero que combine entre sí. En este caso, opta por diferentes gamas de colores y muebles de diferentes tipos y diseños.

Nuestro consejo es que visites algún anticuario o tienda de segunda mano. Puedes encontrar verdaderas obras de arte a un módico precio. También puedes comprarlas ya restauradas o hacerlo tú mismo. Como ves aquí, hay técnicas muy sencillas de restauración.

Por último, si eres una persona a la que le gusta arriesgar y crear estancias originales también puedes comprar dos mesillas diferentes. Busca dos mesillas del mismo estilo pero en diseños diferentes para crear un efecto original. Esta opción cada vez está más de moda porque permite darle a la estancia un toque diferente y rompedor. En el caso de que las mesitas de noche no sean muy parecidas no hay problema. Puedes pintarlas del mismo color para conseguir cierta similitud.

Te puede gustar