Consejos para elegir la cómoda de tu dormitorio

14 junio, 2018
Más altas o bajas, sencillas o adornadas, decoradas por ti... Estas son solo algunas de las variables en las tipologías de cómodas que podemos encontrar en el mercado. Aquí te dejamos algunas ideas que te ayudarán.

En esta ocasión vamos a hablar de una de las múltiples opciones con las que podemos contar a la hora de almacenar: las cómodas.  Para elegir la cómoda perfecta hay que tener en cuenta distintas variables, para así lograr un máximo aprovechamiento del espacio. Aunque en este caso nos centremos en las de dormitorios, podemos encontrarlas en otros espacios, como el recibidor o el salón.

En cuanto a las tipologías, realmente encontramos gran variedad. Además, puedes conseguirla utilizando materiales reciclados, o comprándola sin pintar, para decorarla tú mismo después, en función de tus gustos.

Pautas para elegir la cómoda de tu dormitorio

En primer lugar, es necesario tomar las medidas, para aprovechar todo el espacio disponible, sin llegar a saturarlo.

Además, debemos pensar cuánto miden los cajones, hay que dejar unos 30 centímetros aproximadamente de margen para cuando los abramos. Así, podremos extraerlos al máximo sin entorpecer la circulación en la habitación.

Estrechamente relacionado con lo anterior, está la cuestión de las puerta de acceso a la habitación, al igual que la de los armarios. Existe la posibilidad de que, si dicha puerta está abierta a la vez que los cajones, se produzca un leve choque. Esto podría producir un mayor desgaste de la madera.

En cuanto a la altura, se podría decir que encontramos dos alturas estándar: aproximadamente a la altura del pecho y a la altura de la cintura. Con las cómodas más bajitas ganarás sensación de amplitud.

Cómodas para tu dormitorio.
Cómodas dormitorio / proyectos.habitissimo.es

Si te decantas por una bajita, puedes colocar sobre ella una lámina o un espejo, dejando margen entre ella y el techo. También puedes hacer un pequeño tocador en su parte superior, como si fuera un pequeño cuarto de aseo o baño.

Por otro lado, no hay que olvidar qué tipo de cosas quieres guardar. En función de esto, la buscaremos con un número concreto de cajones. Lo normal es guardar prendas pequeñas, complementos o material de estudio, a modo de clasificador de documentos.

Por último, una recomendación para tener en cuenta tras la compra del la cómoda elegida: fíjala a la pared por seguridad, independientemente de que haya o no niños en casa.

Tener en cuenta el estilo a la hora de elegir la cómoda para un dormitorio

Debemos prestar atención al estilo decorativo del resto de la estancia, para así optar por una cómoda más o menos clásica, con mayor o menor decoración, de un color u otro, más sencilla o recargada…

Por ejemplo: si el estilo de la casa es oriental, te recomendamos una cómoda bajita, de color rojo, negro o blanco, con líneas sencillas y precisas. Si el estilo es victoriano, opta por una cómoda de baja altura que tenga las patas torneadas. Las opciones son infinitas.

En muchas ocasiones, podemos comprarlas a juego con otros muebles de la habitación, como con la mesilla de noche, el cabecero y piecero de la cama o incluso con el armario.

Cómoda de madera.
Cómoda de madera / pinterest.es

Los tiradores de los cajones deben mantener la continuidad respecto al estilo de la cómoda, para no desentonar. Otra opción consiste en cajones con una hendidura en la zona central, bien lijada para evitar posibles heridas con astillas.

Además, como mencionamos en la introducción del artículo, podemos comprarlas con vistas a decorarlas, aunque podemos encontrarlas ya decoradas.

Aunque en general son bastante simples y simétricas, hay algunas que nos muestran un aspecto contrario a estas ideas. En estas cómodas, cada cajón puede tener una altura y anchura diferentes, creando asimetría.

Por tanto, son muebles prácticos y funcionales que, además, nos ofrecen resultados muy variados.

Diferencias entre sinfonier y cómoda

Aunque su función es exactamente la misma (almacenar), encontramos dos términos para referirnos a este tipo de mueble. A pesar de ello, los criterios para elegir cualquiera de los dos no cambian en absoluto.

Concretamente, con sinfonier nos referimos al mueble alto y estrecho, en contraposición con las cómodas, más anchas y bajas.

Cómoda asimétrica.
Cómoda asimétrica / portobellostreet.es

El principal problema es que mucha gente los confunde y no diferencia entre ambos términos. Por eso, en algunas ocasiones es posible encontrar los dos en un mismo dormitorio, normalmente a juego.

Como conclusión, queremos recalcar la versatilidad y funcionalidad de estos muebles, que no tienen por qué ocupar demasiado espacio, es más, te hacen ganarlo, debido a la gran capacidad de los cajones. ¡Es muy fácil elegir la cómoda perfecta!

Te puede gustar