Maneras de decorar el vestidor de un hombre

Sofía Sangrador · 19 noviembre, 2018
Aprende cómo decorar vestidores masculinos leyendo el siguiente artículoco, conseguirás que sean bonitos, prácticos y funcionales.

En el siguiente artículo queremos enseñarte cómo puedes decorar el vestidor de un hombre a la perfección, para tener todo a mano, pero bien organizado y con un resultado agradable.

En el caso de que sea una habitación de pareja, lo más recomendable es dividir el vestidor en dos partes claramente diferenciadas, ya que probablemente cada uno necesitará un espacio de almacenamiento diferente, en función de los tipos de prendas más habituales. Así, cada uno tendrá su espacio y solo habrá que preocuparse por un estilo decorativo homogéneo.

Para ello, son ideales los vestidores de IKEA, ya que cuentan con estructuras y sistemas de almacenamiento modulares, por lo que podrás distribuir el interior del vestidor a tu antojo, optimizando al máximo el espacio disponible. De hecho, de este modo podrás tener uno hasta en las habitaciones más pequeñas.

Aunque a rasgos generales la decorar el vestidor de un hombre tiene muchos paralelismos y semejanzas con el de una mujer, también hay pequeños matices que cambian. Lo más importante es escoger la zona en la que quieres tener el vestidor, ya que en función de ella, tendrás que disponerlo de un modo u otro. Aun así, el contenido debe ser siempre similar, solo cambia la organización.

Vestidor para hombres.

Vestidor en forma de U

Sin duda, este sistema trae muchas ventajas, ya que es el que cuenta con más espacio. El problema: la habitación debe ser lo suficientemente grande para ello. En la zona central podrás colocar algún mueble, aunque sea una pequeña butaca, una mesa con espacio de almacenamiento para accesorios pequeños, como relojes o cinturones, o incluso un espejo de cuerpo entero, siempre que no dificulte luego la circulación.

Una variante que podemos encontrar es el vestidor en L, ideal cuando tenemos dos paredes libres. Te permitirá una mayor separación entre las prendas, así que puedes dejar una pared para las que se usen más y la otra para las que solo se usen en ocasiones especiales o en otras temporadas.

Al tener tanto espacio, es prácticamente obligatorio dejar la parte superior libre, para poder colocar la ropa de otras temporadas, abrigos, maletas, etc. de una forma ordenada. Para ello, puedes usar cajas o cestas de diferentes tamaños y materiales.

Si el dormitorio está decorado con un estilo rústico, pueden ser cajas que imiten las típicas cajas usadas en los almacenes o tiendas de alimentación. Si, por ejemplo, está decorado con estilo IKEA, cajas sencillas y blancas serán ideales.

Decorar el vestidor de un hombre de manera lineal

Suele ser la manera más habitual en las casas de tamaño medio. Lo más recomendable es dividir el espacio en zonas bien diferenciadas: para los zapatos, los trajes, ropa de deporte, ropa interior, corbatas y relojes, por ejemplo. Para los zapatos puedes optar por un closet ubicado sobre una de las paredes o bien un zapatero en la parte inferior del vestidor.

Como en este caso no hay que colgar vestidos o faldas largas, puedes dejar un poco menos de espacio en la zona de las perchas, en vez de 1,50-1,50 metros, será suficiente con dejar un espacio de 1 metro aproximadamente. 

Si no usas los trajes de manera habitual, cúbrelos con fundas transparentes de plástico, para que estén más protegidos mientras sigues teniéndolos a la vista. Coloca siempre cada pantalón y chaqueta juntos.

Vestidor lineal.

Un vestidor en paralelo

Es perfecto para aprovechar zonas estrechas. Entre ambas líneas del vestidor quedará un pequeño pasillo, que es mejor dejar libre para no entorpecer el paso o la circulación. Estaría muy bien que incorpores accesorios luminosos en caso de que no haya buena iluminación natural o que, aún con la artificial, es espacio quede oscuro.

En algunas tiendas hay accesorios con sensores que se encienden solo cuando se abre la puerta o el cajón pertinente (a no ser que prefieras un vestidor totalmente a la vista).

Si hay un espacio solo para los relojes, estaría genial que contara con su propia iluminación. Se puede aplicar lo mismo al espacio donde se guarden los cinturones o corbatas. Hay varias opciones: o colocar separadores en el interior de un cajón del vestidor, comprar un contenedor-organizador de tela (hay en IKEA o AMAZON) o incluso comprar perchas con varios enganches para colgar las corbatas o cinturones, si no quieres colocarlos doblados en pequeños compartimentos.

Por lo demás, procura que sean materiales naturales y pintados con colores claros: blanco, gris (puedes combinarlos entre ellos) o beige. Las estructuras metálicas son totalmente válidas también.

Y lo más importante es que el contenido esté claramente diferenciado, para que haya sensación de orden visualmente hablando. Apuesta por estructuras sencillas y utiliza todas las cajas, perchas, fundas de plástico y organizadores de cajones que necesites. Decorar el vestidor de un hombre es fácil si tienes en cuenta estas ideas.