Mesitas de noche vintage: dale un toque a tu habitación

Pilar · 27 junio, 2018
Echa un vistazo a estas tres mesitas de noche vintage y encuentra inspiración.

Lo vintage está de moda y lo mejor de todo es que no se trata de una de esas modas pasajeras. Lo vintage ha vuelto para quedarse y dar un toque diferente a cada estancia de la casa. Las mesitas de noche no iban a quedarse ajenas a esta moda y también se suman a esta fiesta de la decoración. A continuación te mostramos diferentes mesitas de noche vintage y te damos ideas de cómo combinarlas. 

Los muebles vintage resultan en ocasiones difíciles de combinar por ser totalmente diferentes al resto de la estancia. Esto no hay que verlo como algo negativo sino como todo lo contrario. Busca piezas clave en las que marcar la diferencia al decorar la estancia. Las mesitas de noche son perfectas ya que su tamaño es reducido pero al mismo tiempo son siempre unas de las protagonistas de cualquier dormitorio.

A continuación te mostramos 3 propuestas de mesitas de noche vintage. Cada una de ellas tiene una forma totalmente diferente y ha sido restaurada siguiendo un estilo decorativo distinto. Con ellas te queremos demostrar que lo vintage se adapta perfectamente a cualquier espacio sean cuales sean tus gustos y el estilo decorativo de tu dormitorio.

Mesita vintage con un toque rústico

La primera propuesta de mesita de noche vintage que te mostramos es esta preciosa obra de arte. Se trata de una mesita destinada a espacios reducidos y con un pequeño espacio de almacenaje. Se ha restaurado siguiendo un modelo rústico y dándole un efecto envejecido. Para hacerla más actual se han combinado tres colores diferentes que le dan a esta pieza antigua un aire renovado.

Mesita vintage rústica.

Esta mesita de noche es perfecta para un espacio industrial.

Se han conservado las tachuelas y los abridores haciendo que el mueble siga teniendo algunos elementos antiguos. Finalmente se ha lijado la pintura para darle un efecto desgastado y viejo.

Esta propuesta de restauración de una mesita de noche vintage es perfecta para un espacio industrial. Mantiene su esencia antigua pero al mismo tiempo a través de la restauración se le ha dado un toque vintage.

Este tipo de mesillas también son perfectas para romper la armonía de líneas rectas predominante en la decoración actual. Las patas curvas rompen con esa tendencia y a la vez combinan perfectamente con ellas.

Mesita vintage de líneas rectas

La segunda propuesta de mesitas vintage es completamente diferente a la primera. Se trata de una mesita de noche clásica de líneas rectas. Sus patas están trabajadas y en la parte inferior del cajón se encuentra un motivo floral. Esta mesita de noche tiene dos elementos de almacenaje diferentes. El primero de ellos es un cajón en la parte superior y el segundo una balda en la parte inferior. Esta balda es perfecta para guardar calzado o libros.

Mesita vintage blanca.

Para su restauración se ha optado por pintarla de blanco y así ocultar el tono de la madera. Dicho de otra manera, se ha decorado un mueble antiguo siguiendo una tendencia muy actual tal y como es el mobiliario blanco. Después de pintarla en un tono blanco sucio se han lijado las esquinas para que siga manteniendo su esencia vintage. 

Esta mesita de noche es perfecta para cualquier dormitorio. Desde un dormitorio de matrimonio hasta uno infantil. Además le da al dormitorio un toque romántico y combina perfectamente en cualquier estancia color pastel.

Una mesita de noche señorial

La última propuesta de mesitas de noche vintage quizá sea la más difícil de combinar. Esto es debido a que es de grandes dimensiones y mucho más llamativa que las dos anteriores. De todos modos nos parece un modelo muy interesante que puede inspirarte para crear tu propio dormitorio con un toque vintage.

Mesita vintage señorial.

En este caso vemos una mesita de noche que cuenta con un gran espacio de almacenamiento gracias a sus dos cajones. Además al tener esa peculiar forma se consigue que en ellos puedas guardar todos los objetos necesarios para tu día a día.

Al igual que en el modelo anterior, se ha optado por cubrir la madera con una capa de pintura. En este caso también se ha optado por un color blanco pero se ha combinado con el dorado. El dorado en los bordes le da ese toque señorial y de lujo tan característico de este modelo.