Dormitorios con puertas correderas

Estefany Hurtado · 3 mayo, 2018
Las puertas correderas son muy útiles para ganar esos metros cuadrados que te hacen falta.

Cada vez son más los dormitorios con puertas correderas, y es que todo aquel que tiene la oportunidad de incorporar una lo hace.

Lo normal al comprar un piso o una casa es que ya tengan las puertas incluidas, y que estas no hayan sido elegidas por nosotros sino por el promotor de la obra. Por ello, si estás pensando en hacer una reforma y cambiar algunas puertas o si te dan la opción de elegirlas, te aconsejamos que te decantes por las puertas correderas.

Las puertas son un elemento muy importante dentro de una casa, ya que además de cumplir con una función específica, son elementos decorativos que aportan estilo. 

En el artículo de hoy hablaremos sobre este tipo de puertas, sus ventajas y cómo incluirlas en el dormitorio. 

Ventajas de las puertas correderas

Los dormitorios con puertas correderas ofrecen algunas ventajas que conviene que tengas en cuenta si estás barajando la posibilidad de hacer una reforma y de incluir una.

La principal ventaja de las puertas correderas en los dormitorios es, sin duda alguna, el ahorro de espacio. Por ello, este tipo de puertas son perfectas para apartamentos, casas o habitaciones pequeñas.

Puerta corredera traslúcida que separa la cocina del salón.

Las puertas abatibles, las de “toda la vida”, además tienden a plantear otra distribución de la habitación ya que debemos contar con el espacio que necesita al abrirse. Ese tipo de cosas no pasan con las puertas correderas.

Otra de las ventajas de las puertas correderas es su discreción ya que “desaparecen” cuando están abiertas. 

Por otra parte, tienen la capacidad de unir espacios ya que da sentido de continuidad cuando están abiertas dejando pasar toda la luz, pero por otro lado, son perfectas para separar ambientes. Sobre todo en apartamentos tipo loft o en espacios diáfanos, donde se hace necesaria la separación de ambientes.

Para estos últimos casos son geniales las transparentes o traslúcidas.

La última ventaja es la que más gusta, y es que su instalación es muy sencilla. Obviamente y como veremos más adelante hay varios tipos que tienen varias formas de instalación.

Diferentes tipos de puertas correderas

Existen diferentes tipos de puertas correderas en función de algunos factores:

Según el sistema de deslizamiento

Atendiendo a este factor, encontramos básicamente dos tipos de puertas.

Las que tienen un sistema de guías y las que tienen un casoneto.

  • Sistema de guías: las puertas correderas con este sistema son más sencillas de instalar pues no requieren obra. Por ende, son más económicas. Al abrirse quedan pegadas a la pared, con lo cual ese pedacito no puedes aprovecharlo para otra cosa.
  • Casoneto o galería: son las puertas correderas “invisibles” porque se integran dentro de la pared. Al contrario que las anteriores son más costosas porque requieren obra. Al abrirse, la pared te queda libre pero ¡ojo! que no se puede taladrar. Uno de los mayores inconvenientes es que si se llegara a estropear se tendría que hacer nuevamente una obra y romper el casoneto para llegar a ella. También son conocidas como puertas empotradas.
Puerta corredera lacada en blanco y pomo en negro.

Según sus dimensiones

Las puertas correderas, o corredizas, pueden ser sencillas o dobles.

Las dobles, por ejemplo, son geniales si queremos unir espacios. Las sencillas, por otro lado, se utilizan cuando el espacio no permite una de mayor tamaño y es fundamental ahorrar espacio.

Puerta corredera de madera.
Puerta corredera madera / ventanasinfo.com

Según el material

Recordemos que este aspecto, además de tener que ver con la funcionalidad, tiene que ver con la decoración.

Para elegir el material es necesario que pensemos en:

  • ¿Qué estilo decorativo hay en la estancia en la que queremos colocar la puerta?
  • ¿Queremos una puerta que no suponga un obstáculo para la luz?
  • ¿Queremos separar ambientes sin que esto signifique que las estancias estén aisladas?

El mercado ofrece una amplia gama de materiales, desde madera, de vidrio, traslúcidas, metal con cristal, rústicas, etc. 

Puertas correderas de metal al estilo industrial.
Puertas correderas metal / pinterest.es

Dormitorios con puertas correderas

Habitualmente las puertas correderas las podemos encontrar en cualquier estancia porque realmente quedan bien en cualquiera, sin embargo es muy común verlas separando la cocina del salón.

Los dormitorios con puertas correderas se han convertido en una referencia de estilo y funcionalidad. 

Puertas correderas en dormitorio para acceder a la terraza.

No solo encontramos este tipo de puerta en la entrada del dormitorio sino también en su interior, sobre todo en aquellas que incluyen baño o vestidor.

En los dormitorios el espacio es fundamental, tanto si la estancia es grande como pequeña, el espacio nunca está de más.

Por ello, una o varias puertas correderas son la solución para ahorrar espacio.

Por ejemplo, una puerta corredera para acceder al baño, vestidor o terraza sin robarle espacio al dormitorio.