Ventajas de tener un armario empotrado

Francisco 22 agosto, 2018
Si lo que buscas es ganar espacio en la habitación y conseguir practicidad, un armario empotrado es lo que estás buscando.

Probablemente surjan dudas sobre qué tipo de armario colocar en la habitación y saber la manera más efectiva de guardar la ropa sin que se ocupe demasiado espacio; por eso, hay que destacar las ventajas de tener un armario empotrado.

Este se consolida como un medio muy práctico para cualquier espacio de la casa, ya que posee una cualidad muy interesante: no ocupa espacio y se oculta muy bien; es decir, proporciona mucha comodidad y facilidades.

Normalmente, cuando vamos a comprar una casa, nos fijamos en la distribución de las habitaciones, las dimensiones de los espacios,… pero no atendemos a cosas tan importantes como tener un armario empotrado.

¿Qué es un armario empotrado?

El armario empotrado es un mueble que se ubica en un espacio de la casa habilitado para ello; es decir, se sitúa en un hueco hecho en el muro. La mayoría de las veces, este pequeño espacio se realiza a conciencia para colocar el armario.

Así, este se enmarca en la pared, ofreciendo practicidad y confort, sin ocupar espacio de la habitación y obstaculizando el tránsito de las personas, e incluso, pasando muy desapercibido.

Armario blanco empotrado.

Ante la pregunta, ¿qué es mejor, un armario normal o uno empotrado? Si tuviésemos que elegir, no cabe duda que el empotrado garantiza mayor comodidad y nos facilita la organización de la habitación.

Por norma general se encuentran en los dormitorios, pero también pueden estar en el hall de entrada, e incluso, en el salón, aunque en este último no suele ser habitual.

– Si lo que buscas es ganar espacio, el armario empotrado es la mejor elección.-

Tipos de armario empotrados

Los armarios empotrados se integran perfectamente en la estética de la habitación. Existen diferentes modelos y las dimensiones varían; no obstante, en altura suelen llegar todos a la techumbre de la habitación.

  • Un modelo sería aquel que se utiliza únicamente para colgar ropa de la barra. No suele tener cajones ni tampoco otros compartimentos superiores.
  • El más común es el que tiene espacio para colgar la ropa y también cajones, además de un compartimento superior que esconde ropa, bolsos, maletas, etc.
  • También es muy común el armario con separación en dos partes, tanto de la zona de colgar la ropa como la de los cajones. Esta idea tiene lugar si el armario va a ser compartido entre dos personas.

En definitiva, a nadie le gusta la incomodidad y no importa la manera en que vayas a utilizar el armario, simplemente tenerlo te garantiza una organización espacial muy útil y oxigena la distribución mobiliaria.

¿Qué tipos de puertas hay?

Las puertas son un complemento del armario; su importancia radica en la manera de abrirse, siendo más o menos cómodo su manejo. De este modo, existen fundamentalmente dos tipos de puertas:

  • Puerta para abrir hacia el exterior: posee un tirador para abrir, realizando el movimiento tradicional de apertura. ¿Cuál es el inconveniente? Que en su alrededor no puede haber nada que la obstaculice.
  • Puerta corredera: este formato es muy útil y original, ya que se desplaza la puerta hacia un lado u otro si necesidad de abrirse hacia el exterior y no invadiendo espacio de la habitación; así, se abre tan solo la parte del armario que se desea.

Si hubiese que recomendar un tipo de puerta, la corredera puede ser más práctica, original y cómoda. Hay que tener presente que la practicidad y el confort deben ser los principios fundamentales sobre los que decorar la casa.

– Es muy práctico decorar con armarios que no invadan espacio de la habitación.-

El material: tipos de madera

Por norma general, los armarios empotrados los vamos a encontrar en madera. Por supuesto, pueden existir variantes; sin embargo, la principal recmendación es escoger siempre el mejor material y la madera es, en este caso, el mejor recurso.

armario empotrado de madera

  • Nogal: a la hora de realizar muebles, esta madera es muy resistente, tiene un color muy atractivo y no pierde la tonalidad con el paso del tiempo.
  • Cerezo: de nuevo, otra madera muy fuerte y con color más claro que puede aportar un toque más sutil a la habitación.
  • Roble: aporta seriedad y resistencia al armario. Existen diferentes modelos, algunos con tonos más oscuros y otros más claros.

Efectivamente, la madera ha sido y será un material muy apropiado para la decoración del hogar. De todos modos, hoy en día se crean nuevos tipos de materiales que simulan y sustituyen a la madera; éstos pueden ser de mejor o peor calidad, por eso hay que informarse bien.

Te puede gustar