2 tipos de canalones y bajadas de agua

Ivana Jerman · 21 diciembre, 2018
¿Tienes excesivos problemas de humedad en casa y no sabes cómo solucionarlo? Aquí te mostramos algunos tipos de canalones y bajadas de agua que puedes elegir. 

Si vives en zonas donde la humedad es excesiva y las lluvias son frecuentes, es fundamental que tomes las precauciones necesarias para proteger tu hogar. Por este motivo, en este artículo que contamos en detalle sobre los diferentes tipos de canalones y bajadas de agua que puedes aplicar en tu vivienda. De esta manera, podrás evitar la humedad tanto en techos y paredes como en el perímetro de tu casa.

Canalones y bajadas de agua

En primer lugar, es fundamental que comprendas cuál es la función principal de los canalones y las bajadas de agua para conocer cuáles son los riesgos que puedes evitar al incorporarlos en tu casa.

Los canalones y las bajadas de agua son accesorios que se acoplan debajo del techo. En cuanto a los canalones, son estructuras que se encargan de recoger el agua de las lluvias. Por otro lado, las bajadas de agua (conectadas a los canalones), son las encargadas de conducir el agua desde el techo hacia el suelo.

Por lo tanto, el objetivo principal de estos elementos es hacer fluir el agua, para evitar daños ocasionados por la humedad en una vivienda. El agua no se acumulará en el techo y correrá libremente por estos surcos, desde arriba hacia abajo.

Tipos de canalones

Mejores canalones.

Existe una gran variedad de formas, materiales y colores de canalones y bajadas de agua. Será fundamental que puedas elegir aquel que mejor se adapte a la estética exterior de tu hogar, y, a su vez, que sea resistente y duradero. En este espacio te mostraremos distintos tipos de canalones que debes tener en cuenta.

Canalones integrados

Los canalones integrados son aquellos que se adaptan al material y al diseño exterior de una vivienda. Por lo tanto, generan una unidad visual y no entorpecen a la estética de la casa.

Estos se ubican por debajo del techo. Este tipo de canalones, con sus respectivas bajadas de agua, son diseñados paralelamente con la vivienda. Es decir, no son accesorios que se apliquen después de la construcción en cualquier momento.

Canalones independientes

Canalón independiente.

Los canalones independientes, a diferencia de los integrados, son estructuras que se pueden aplicar tras la construcción. Por este motivo, se denominan independientes, ya que son accesorios externos al techo de una casa.

Tipo «U»

Los canalones tipo «U» son los más tradicionales y reclamados en el mercado de la construcción, ya que los hay de diferentes tamaños y materiales. Pero, los más comunes son los de PVC, debido a su ligereza, resistencia y carta de colores.

Su forma en «U» hace que el agua se acumule, y, a su vez, fluya rápidamente por las respectivas bajadas de agua.  De esta manera, el cliente podrá elegir el que mejor se adapte a los tonos de la fachada.

Tipo «K»

Canalón con forma de K.

Los canalones tipo «K» son más resistentes a diferencia de los canalones en forma de «U«. Son elementos de mayor complejidad en el diseño, resistentes al peso del agua y más duraderos. Se los denomina tipo «K», ya que su morfología presenta quebraduras que imitan a simple vista dicha letra.

A diferencia de otros canalones, estos son más profundos, por lo que resistirán a una mayor acumulación de agua. También existe una gran variedad de materiales y colores de este tipo de canalones. Pero los más utilizados en las viviendas son los de aluminio o hierro.

Si deseas priorizar la resistencia de tu casa ante las lluvias, estos canalones serán los indicados. Pero debes reconocer que no son muy atractivos visualmente, ya que su estética es tosca y no pasa desapercibida.

Debes tener en cuenta todos los factores que te hemos mencionado antes de elegir los canalones y las bajadas de agua. Lo ideal es que puedas proteger tu hogar ante estos factores externos que día a día pueden dañar tu vivienda.

Recuerda siempre ser precavido e incorporar elementos en casa que te ayudarán a evitar estos problemas. De lo contrario, podrás pasarte un largo tiempo arreglando techos o paredes húmedas dañadas por la lluvia.

Además, es indispensable que realices cierto mantenimiento a estos accesorios de la construcción, para mayor precaución