5 elementos decorativos para los jardines y sus alrededores

Sofía Sangrador · 11 julio, 2018
Macetas de colores, figuritas, fuentes... son solo algunas de las opciones que puedes tener en cuenta para decorar tu jardín.

En este artículo queremos mostrarte algunos elementos decorativos para los jardines y también para sus alrededores.

Además, son elementos fáciles de adquirir y tampoco tienen poco tienen por qué ser muy caros. En muchos casos, los puedes comprar de manera online, con lo que perderás menos tiempo aún.

Como ya sabemos, en primavera y verano los espacios exteriores se convierten los protagonistas de nuestras casas. Es donde pasamos más tiempo, tanto con familiares como con amigos. De ahí la importancia de acondicionarlos a la perfección: nuestros jardines, terrazas y patios tienen que estar a punto.

Si nuestro jardín no es muy pequeño, podemos dividirlo en espacios o ambientes, jugando con el mobiliario y complementos. Por ejemplo, una zona para comer, otra para descansar, una zona verde, etc. En este artículo, vamos a centrarnos en elementos decorativos para los jardines y alrededores.

Las pérgolas

Las pérgolas, al ser estructuras sencillas, no tendrán un resultado final chocante o demasiado llamativo. Como te dijimos antes, es importante saber dividir el espacio en zonas, con lo que las pérgolas nos pueden ayudar. Además, mediante su uso nos aseguraremos siempre de tener un poco de sombra en esa parte del jardín.

A su vez, podemos adornarlas un poco, por ejemplo, con plantas trepadoras por uno (o más) de sus postes. La hiedra puede ser una opción.

Pérgola de madera con un techo de vegetación

Las fuentes

Las fuentes pueden quedar genial en la zona de descanso, de chill out. En primer lugar, por su diseño (hay muchas modalidades disponibles), pero también por el efecto relajante del sonido del agua.

Además, dan sensación de naturalidad. Por otro lado, debemos procurar que estén hechas con materiales resistentes, ya que al estar en exteriores, se verán muy afectadas por los agentes naturales externos.

Hay modelos muy sencillos, independientemente del tamaño que tengan. Sin embargo, también es posible encontrar modelos muchos más complejos, por ejemplo con cascadas o esculturas incorporadas. Algunas también incorporan luces. Asimismo, recuerda tener en cuenta el tamaño del jardín, para escoger una fuente proporcional a la dimensión de este.

Las figuras y estatuas de jardín

Decorar con figuras es algo muy tradicional y clásico. Un ejemplo son los típicos gnomos, que podemos encontrar en muchas posturas diferentes, por lo que podrás adaptarlos a las características del terreno. Por ejemplo, puedes colocar uno que esté recostado sobre un escalón o una repisa, o uno que esté arrodillado delante de una maceta bonita, como si estuviera mirándola.

Pero los gnomos no son la única posibilidad, también encontramos disponibles muchas esculturas figurativas o de animales. Con ellas lograrás que tu jardín adquiera vida. Además, puedes conseguirlas por páginas de Internet. No necesitan muchos cuidados, aunque cada dos o tres años estaría bien darles una capa de pintura.

Las macetas

En un jardín las plantas son fundamentales, al igual que el césped, mejor si es natural, aunque necesite más mantenimiento. Para que el resultado final sea más dinámico, puedes combinarlas de distintos tamaños e incluso formas o colores.

Además, si te gusta la tendencia DIY (también conocida como Hazlo Tú Mismo), puedes reciclar envases para convertirlos en macetas. Para ello, puedes reutilizar botellas de plástico o vidrio, latas de conservas, envases de yogur… Píntalas con colores complementarios entre sí y el resultado final será muy alegre, lo que sumado a los colores de las plantas y flores, hará que tu jardín esté perfecto.

Los caminos

Para finalizar, queremos dejar esta idea: los caminos pueden quedar muy bien, aunque sea de modo decorativo. Obviamente, también ayudarán a conectar distintas zonas, como la puerta de acceso al interior de la casa, el porche, la puerta del garaje

También nos pueden ayudar a salvar desniveles en nuestro jardín, casi a modo de escalones. Además, podemos escoger baldosas con formas geométricas, animales…

Si queremos un aspecto más irregular, optaremos por baldosas asimétricas y de distintos tamaños, colocadas de forma más libre. Si buscamos lo contrario, solo tenemos que escoger baldosas regulares, por ejemplo rectangulares, y colocarlas de manera ordenada y simétrica.

Como ves, con estos elementos decorativos para los jardines el resultado puede ser muy bonito y original. También puedes añadir casitas para los pájaros, aunque al final sean un elemento decorativo más. Por último, recuerda mantener un estilo homogéneo, para que no haya contrastes visuales fuertes.