Burle Marx y el nacimiento del paisajismo moderno

2 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por arquitecto Renato Alonso Ampuero Rodríguez
Burle Marx, artista y diseñador brasileño, basó sus proyectos de paisajismo en la búsqueda de innovación y en la aplicación de plantas nativas. Esta búsqueda dio origen a una corriente nueva en la construcción del paisaje moderno.

Con Roberto Burle Marx se da el nacimiento del paisajismo moderno, por su manera notable de componer los jardines y los espacios abiertos.

Este arquitecto brasileño es considerado como uno de los máximos exponentes del paisajismo del siglo XX. Para muchos arquitectos y paisajistas, Burle Marx es el verdadero creador del jardín moderno.

Este arquitecto se convirtió en un excepcional artista plástico, cultivando también la pintura, el grabado y el mosaico, entre muchas actividades más. La infancia de Roberto Burle Marx será determinante para su formación profesional posterior.

No cabe duda de que el coincidir y conocer a grandes maestros de la arquitectura brasileña, como Lucio Costa y Oscar Niemeyer, le abrirían un mundo de posibilidades. Con estos arquitectos colaboraría posteriormente en diversos proyectos. Su vocación y formación se empiezan a cristalizar en un viaje a Europa, tomando verdadera forma en la Escuela de Bellas Artes de Río de Janeiro.

Su trabajo en el diseño de jardines y espacios abiertos de Brasil significó la ruptura con la tradición romántica europea del siglo XIX. Burle Marx supo crear y consolidar un lenguaje formal que se basaba en la composición de formas de gran expresividad y en el uso de plantas autóctonas.

Burle Marx: una vida dedicada al arte

Paisajismo de Burle Marx.
Paisajismo de Burle Marx / plataformaarquitectura.cl

Nacido en Sao Paulo en 1909, Burle Marx creció en el seno de una familia que inculcaba el amor al arte y a la música a sus seis hijos. Las clases de canto no faltaban en su casa debido a la profesión de su madre, cantante de ópera. El padre, hombre de negocios, supo proporcionarles los medios necesarios para desarrollar una rica educación en las artes.

Gracias a este amor por el arte, Roberto es enviado a Berlín durante un curso escolar entre los años 1928 y 1929, donde estudiará arte y música. Este viaje es revelador para Burle Marx, ya que descubre las obras de Pablo Picasso, Paul Klee, Wassily Kandinsky y Vincent Van Gogh.

Hacia 1913, la familia Burle Marx se traslada al barrio de Leme, ubicado en Río de Janeiro. Este momento es determinante, ya que, a los 7 años, Roberto inicia su primera colección de plantas en esta casa. Este amor por las plantas se ve reforzado cuando visita los invernaderos del Jardín Botánico de Berlín durante su estancia en Europa.

A su retorno a Brasil se inscribe en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Río de Janeiro. Dos años le bastaron a Roberto para decepcionarse con los métodos académicos.

Deja los estudios, y con el apoyo de su familia empieza a desarrollar proyectos particulares. Su línea expresionista se desarrolla entre finales de los años 20 e inicios de los años 40 del siglo pasado. En la década de los 40, su interés se centra en el cubismo, movimiento con el que siente afinidad.

Los mosaicos de geometría libre y orgánica de influencia abstracta los empieza a desarrollar en la década de los años 50. Con los colores sucede una cosa similar, se vuelve más lírico y poético.

Un jardín está hecho de luz y sonidos, las plantas son coadyuvantes.

-Roberto Burle Marx-

Burle Marx: principales obras

Paseo de Copacabana (Río de Janeiro, Brasil)

Paseo de Copacabana.

Esta obra se proyecta en los años 70, y es planteada para acondicionar la Avenida Atlántica, en Río de Janeiro. Con una longitud de 4,5 kilómetros, se desarrolla a lo largo del Barrio de Copacabana.

Esta es una obra de urbanización de un espacio que es ganado al mar. Burle Marx buscaba con su proyecto la utilidad y el placer que las obras paisajísticas confieren al ser humano.

Es decir, en la construcción del paisaje, este no solo debe ser un objeto de contemplación, sino, además, debe cumplir una función social. Así, para Roberto Burle Marx, el arte es una herramienta muy cercana al ciudadano, y este lo debe disfrutar a diario.

Una gran superficie del paseo está conformada por un pavimento duro, exclusivo para el uso peatonal. El pavimento es de piedra caliza y de una composición abstracta, que es una muestra clara del genio de Burle Marx. El uso de estos mosaicos hechos de piedra es una referencia al urbanismo portugués.

La vegetación está dispuesta de tal manera que configuran los espacios de estancia y descanso. En este paseo se recorren múltiples espacios, y la vegetación está elegida desde un punto de vista escultórico y conformada por especies resistentes a los vientos marinos de la zona.

Parque do Flamengo (Río de Janeiro, Brasil)

Parque do Flamengo.
Parque do Flamengo / tripadvisor.co.za

Hacia el año 1961, durante el gobierno del presidente de Brasil por ese entonces, Carlos Lacerda, se empieza la construcción del Aterro do Flamengo. Lo peculiar de este terreno es que es ganado al mar.

Este parque se inaugura en 1965, y desde ese momento es uno de los parques más visitados de Río de Janeiro. Cuenta con un total de 122 hectáreas y fue proyectado por Burle Marx con la participación de los arquitectos Affonso Eduardo Reidy y Jorge Moreira.

El Parque do Flamengo cuenta con una enorme ruta de ciclovías, además de senderos ideales para largas caminatas, pistas de fútbol y baloncesto e, incluso, una vía circular para aeromodelismo y un estanque donde se practica modelismo náutico.

Pero, sin lugar a dudas, el atractivo más interesante de este parque es la diversidad que proyectó Roberto Burle Marx en su flora. Está formada principalmente por especies nativas, seleccionadas con mucho cuidado por el paisajista brasileño. La riqueza de la flora del parque atrae a diversas aves.

Parque del Este (Caracas, Venezuela)

Parque del Este de Burle Marx.
Parque del Este / arquitecturayempresa.es

Construido a finales de los años 50 por Roberto Burle Marx, ocupa el lugar de una antigua hacienda colonial de más de 70 hectáreas. Esta hacienda estaba situada en una posición privilegiada del valle de Caracas, muy cerca al aeropuerto de la Carlota.

Burle Marx colabora con técnicos locales para transformar este espacio en una de las mejores obras artísticas y referente contemporánea de la ciudad.

En esta obra, Burle Marx utiliza especies tropicales, siempre respetando la geografía del lugar. La inspiración formal la toma de artistas modernos, como Jean Arp. Por todos estos motivos, el Parque del Este de Caracas es una obra maestra del paisajismo contemporáneo.

Burle Marx generalizó en los jardines, parques y alamedas el uso de una exuberante vegetación nativa. Las especies nativas no se encontraban muy difundidas en Brasil ni en Latinoamérica, se prefería la utilización de especies extranjeras. Gracias a Burle Marx se generalizó el uso de las plantas nativas en proyectos de paisaje.

Además, Burle Marx aplicará en el trazado de sus jardines diversos recursos gráficos de las actividades artísticas que manejaba con maestría. Tenía una preferencia por los elementos biomórficos de la vanguardia plástica, inspirados en las obras de Miró, Calder, Léger, etc., y, especialmente de Jean Arp.

Como hemos visto, le tenemos que agradecer a Roberto Burle Marx el nacimiento del paisajismo moderno.