Cómo convertir el jardín en un espacio de recreo

6 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Las celebraciones y actividades de ocio también puede realizarse en los exteriores de la casa. El jardín es el perfecto escenario donde poder trabajar ideas personalizadas para convertirlo en un lugar de entretenimiento.

Los exteriores del hogar pueden ser utilizados de la misma manera que los interiores. Por eso, te mostramos cómo convertir el jardín en un espacio de recreo y qué oportunidades puede ofrecer desde el punto de vista estético y funcional.

En las viviendas familiares en las que hay niños pequeños, los espacios como el jardín pueden convertirse en recintos donde hacer actividades y juegos; sin embargo, no hay que limitarlo únicamente a esto, también pueden ser lugares donde realizar celebraciones y eventos para adultos.

De esta manera, podemos comprobar la amplia oferta de posibilidades que puede tener el jardín. No cabe duda que es en verano cuando más podemos explotarlo, pero ¿por qué no utilizarlo también en invierno? Cualquier período del año puede ser bueno para aportarle un poco de magia.

Convertirlo en un parque infantil

Zona de juego en el jardín.

El jardín puede convertirse en un parque infantil sin la necesidad de emplear todo el terreno para ello; simplemente, puede destinarse un espacio concreto y delimitado para conseguir hacer un lugar donde divertirse.

Sí que es cierto que el jardín no debe ser únicamente de uso privado, también puede servir para hacer fiestas de cumpleaños o ser un lugar de recreo y entretenimiento para nuestros hijos y sus amigos; en otras palabras, un parque personalizado donde se tenga todo tipo de juegos preparados.

De esta manera, se previene el deterioro del interior de la casa y se consigue aprovechar todo el recinto de la vivienda. ¿Qué elementos son indispensables? Los más recurrentes son: un tobogán, un columpio, una colchoneta, un arenero y otros elementos decorativos y estéticos.

– Tus hijos podrán jugar y divertirse sin tener que salir de casa.-

5 ideas para realizar celebraciones

Decoración del cumpleaños en el jardín.

Cuando llegamos a la edad adulta, cada vez nos cuesta más salir de casa. Por este motivo, se suele recurrir a la realización de eventos en casa y recibir así a los amigos. Por tanto, te mostramos 5 interesantes ideas con las que organizar correctamente el jardín para recibir a invitados y convertirlo en un espacio de recreo:

  • Lo primero que debemos hacer es disponer una tarima o suelo estable en la zona que queramos emplear. La madera resulta muy confortable, al igual que la azulejería de barro, generándose un ambiente alternativo que puede ser muy atractivo.
  • Hacer un salón en el jardín es algo perfectamente viable. Para ello, debemos disponer un chaise longue y algún otro sofá con el que proporcionar siempre puntos de descanso. A su vez, tener taburetes y alguna mesa en altura puede servir para crear distinción en cuanto a los asientos.
  • Mesa central con mayor dimensión que otras más pequeñas que puedan colocarse junto a los sofás. Es imprescindible tener ciertos soportes donde se puedan colocar las bebidas, alimentos u otros elementos.
  • La iluminación juega un papel muy importante. El uso de farolillos puede crear un ambiente distendido; no obstante, las lámparas de pie y de mesa pueden ser también otras alternativas muy recurrentes y que pueden generar una luz tenue y festiva.
  • En el caso de que la celebración se realice por la tarde, hay que protegerse de la luz solar; de este modo, puede utilizarse una pérgola o carpa que permita generar sombra y refrescar el lugar.

Espacio de recreo y entretenimiento personal

muebles de jardín ratán, espacio de recreo

A todos nos apetece desconectar después de llegar del trabajo; por eso, el jardín puede ser un buen lugar donde poder relajarse y entretenerse. ¿De qué manera podemos trabajar esta idea? Una fórmula muy interesante es personalizar el espacio a nuestro gusto.

En el caso de que queramos un rincón de lectura, los recursos que utilicemos deben ser básicos y funcionales. Por otro lado, si queremos simplemente un lugar de descanso, podemos recurrir a una hamaca o un sofá amplio donde poder tumbarnos.

No obstante, para hacer que el jardín sirva de recreo y ocio, ¿por qué no situar una televisión y poder ver películas o series? Esta fórmula encajaría muy bien, siempre y cuando utilicemos muebles que puedan ser guardados fácilmente.

– El jardín debe convertirse en el lugar idóneo donde sentirnos cómodos y tranquilos.-

¿Es necesario utilizar todo el jardín?

En realidad, no es necesario que empleemos todo el jardín para hacer actividades de recreo. Cualquier terreno que utilicemos será suficiente. Lo más importante es que sepamos qué queremos hacer y cómo queremos trabajarlo.

Los tamaños de los jardines pueden variar de forma contundente. Por tanto, debemos valorar los metros cuadrados que queremos ocupar para organizar nuestro espacio de recreo y qué podemos hacer con el resto, si complementarlo o dejarlo independizado.

Stevens, David: Una habitación en exterior: diseñar el jardín en casa, Blume, 2008.