Merendero para el jardín

16 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
En tu jardín no puede faltar un merendero donde poder hacer celebraciones, o simplemente para disfrutar de una buena comida al aire libre.

El jardín es un espacio donde se puede trabajar con recursos originales y tener algunos exclusivamente para exteriores, como es el caso del merendero. Además, ofrece múltiples posibilidades en decoración. Un caso particular y muy interesante son los merenderos para el jardín.

Cuando hace buen tiempo nos gusta disfrutar del aire libre y, sobre todo, de las horas de sol. Si además tienes un jardín amplio donde poder hacer actividades de ocio, entonces merece la pena tenerlo bien acondicionado para poder utilizarlo asiduamente.

La decoración no debe limitarse únicamente al interior del hogar, fuera también se pueden hacer multitud de actividades y aplicarle una estética atractiva. Para cualquier celebración o acontecimiento que reúna a mucha gente, un merendero puede ser muy útil.

Ubícalo en el lugar adecuado

Merendero en el jardín.

Dentro del jardín hay muchos espacios donde podría colocarse el merendero. Estudia bien el lugar, ya que donde se sitúe quedará destinado para funciones relativas al merendero.

No es lo mismo colocarlo en pleno centro del jardín que en un rincón. Si queda relegado hacia un lado, entonces el resto de la superficie del jardín puede ser utilizado para otras cosas, como por ejemplo un pequeño huerto, una piscina, etc.

A lo que nos estamos refiriendo con todo esto es que no es necesario otorgarle todo el protagonismo a un simple merendero, pero sí que sirva de complemento al conjunto del jardín y decore.

– El jardín no solo es césped, sino un conjunto de recursos decorativos.-

Tipología de madera con asiento y mesa

Asientos y mesa de madera.

El caso más común y que tiene mayor presencia en jardines, campings y parques es el formato de madera que permite el asiento de varias personas.

  • Este sistema permite que la gente pueda estar frente a frente.
  • Se conforma por listones de madera unidos, con una mesa central y dos bancos corridos a los lados, quedando todo prácticamente unido.
  • Puede pintarse o decorarse de múltiples maneras. No obstante, es bastante común ver el típico merendero de madera barnizada y sin pintar.
  • En un jardín no ocupará demasiado espacio y cumplirá una capacidad más bien funcional.

Merendero con techumbre

Merendero con techo de madera.

Otro formato diferente al anterior es el merendero con forma de templete. Puede colocarse en el centro del jardín. No es necesario que sea muy grande, sino más bien un pequeño espacio donde pueda entrar una familia, una mesa y las sillas.

  • Suelen estar hechos en madera, toda la estructura al completo, incluyendo el propio techo.
  • Para el verano, es un lugar idóneo para salir ahí a comer o cenar, principalmente porque proporciona sombra.
  • También puede hacerse el formato de pérgola, que sería un merendero con techumbre de tela y columnas laterales finas.
  • Lo bueno es que queda abierto al aire libre para épocas de calor.

Realizado con materiales de construcción

Merendero de ladrillo.

Un formato bastante original y muy común es construir un merendero con piedra o ladrillo, de tal manera que se prolonga desde la casa hacia el exterior, a modo de porche.

  • Se sitúan cuatro columnas o esquinas con una techumbre. Quedaría fijo y no podría quitarse en ningún momento.
  • Es un lugar perfecto para las veladas de verano.
  • Es conveniente que el suelo sea de baldosas o de madera, básicamente, porque si se deja el propio césped, si hay humedad, o a la hora de limpiar, puede resultar muy complicado y nada cómodo.
  • Este caso sería algo diferente en comparación con los ejemplos vistos anteriormente, ya que puede ser cerrado por los lados a través de mamparas o cualquier otra estructura, consiguiendo así, un tipo de habitación dentro del propio jardín.

– Con un merendero de este tipo, podrás disfrutar mucho más tiempo del jardín.-

Un merendero realmente cómodo

Merendero cómodo.

También puede hacerse un merendero a través de sofás o butacones largos donde poder tumbarse. Es muy fácil de montar, ya que solamente se necesitan unos asientos cómodos con cojines y una mesa central.

Lo importante es que sea un espacio de descanso. Quizá este formato no es tan apropiado para hacer comidas o celebraciones, pero sí para actividades más relajantes, es decir, transmite una sensación de descanso.

En definitiva, escoge el merendero que mejor se adapte a tus necesidades. Será la mejor manera de que puedas utilizar más el jardín y explotar todos sus recursos.