Puertas minimalistas para el diseño de exteriores

Sofía Sangrador · 8 febrero, 2019
Si eres un amante del minimalismo, conoce las siguientes ideas para puertas de exterior. ¡Te encantarán!

Conoce en el siguiente artículo algunas ideas sobre puertas minimalistas para el diseño de exteriores. A veces, no prestamos tanta atención a estas zonas, así que este es un buen momento para comenzar a hacerlo.

Nos referimos a las puertas de entrada a la casa, del patio, del jardín o del garaje, por ejemplo. Es importante mantener cierta concordancia estilística entre el interior y el exterior de nuestra vivienda, así que las puertas son uno de los aspectos que sin duda debemos tener en cuenta, al igual que el estilo de la propia fachada.

Como ya hemos visto en otros posts, el minimalismo es un estilo que ha ganado mucho protagonismo en los últimos años. Se puede aplicar en cualquier zona de la casa y, además, puede combinarse con otros estilos, como por ejemplo el estilo nórdico. Por tanto, es un estilo muy versátil.

Características del minimalismo

Puerta exterior.

A continuación, queremos dejarte brevemente los principales rasgos de este estilo, aplicándolo un poco al caso concreto de las puertas, antes de dejarte ejemplos.

  • Menos es más: lo más importante es que dejes de lado todo lo que no sea imprescindible, para dejar los espacios limpios y despejados. Esto hará que haya más orden, visualmente hablando. Esto no se aplica solo a los muebles, sino también a los elementos decorativos. Por ejemplo: en el muro donde se abra la puerta, procura que no haya nada más, para que quede todo bien despejado.
  • Funcionalidad: el objetivo es que todo sea accesible y práctico, sin estorbos ni excesos. En el caso de las puertas, es mejor que apenas tengan adornos o que no estén muy pintadas. Apuesta por diseños sobrios.
  • Líneas rectas: los muebles deben ser sencillos, con líneas rectas y elegantes. Así, el espacio no se verá para nada sobrecargado. En el caso de las puertas, esto no supondrá ningún problema, obviamente.
  • Luminosidad: la iluminación es fundamental. De hecho, en este tipo de casas es fundamental que las ventanas estén despejadas, para dejar pasar toda la luz natural posible. Por eso, puedes optar por sencillas puertas de cristal, por ejemplo para acceder del jardín al salón o a la cocina. Cuanto más diáfanos sean los espacios, mejor.
  • Colores: los principales colores son los neutros, como blancos o grises. En el caso de las puertas de exterior, esto puede significar que tengas que limpiarlas más a menudo, aunque dependerá también del tipo de material que escojas. En las puertas de garaje podemos encontrar también el color negro o gris oscuro.

Ahora, en los siguientes apartados, queremos dejarte los tipos de puertas minimalistas de exterior más comunes en el mercado.

Puertas minimalistas metálicas

Puerta de garaje automática.

Las puertas metálicas son ideales para las personas que buscan un toque moderno para su vivienda. Aunque sencillas, el resultado será igualmente elegante.

No olvidemos que no solo hay que prestar atención a la estética, sino a la confortabilidad que producen. Por eso, es importante, entre otras cosas, intentar ahorrar energía en casa, de ahí la importancia de escoger puertas y ventanas de buena calidad, para mantener en la medida de lo posible la temperatura de nuestra vivienda. El metal es buen aislante térmico.

En Leroy Merlin encontrarás algunos ejemplos de puertas de exterior metálicas: las podrás encontrar desde los 350 euros, aproximadamente. En el siguiente enlace te dejamos un ejemplo de ello.

La madera en puertas minimalistas

Puerta del garaje con ventanas.

Sin duda, la madera es otro de los materiales más recurrentes. Será ideal para viviendas en las que predomine el estilo nórdico (si escoges una madera clarita) o un toque natural.

El problema es su conservación: al estar expuesta de manera directa a los agentes de la naturaleza, requerirá muchos más cuidados que otros materiales. Una alternativa a ello son puertas que tienen una lámina de madera que recubre un plancha de acero, por ejemplo. En Leroy Merlin también hay ejemplos de ello. Así, el aspecto es como el de una puerta de madera, aunque suelen tener un precio un poco más caro.

Además, ten en cuenta que puedes encontrar puertas abatibles, correderas… Lo importante es que el diseño sea sencillo y de líneas rectas. Aunque hemos incidido en la importancia de los colores neutros, puedes optar por colores más estridentes si el diseño sigue siendo muy sencillo, para que así el resultado quede muy compensado.