¿Qué necesitas para instalar una piscina?

Este artículo fue redactado y avalado por Francisco J.
· 24 enero, 2019
Si vas a colocar en tu jardín una piscina, ten en cuenta los diferentes elementos necesarios para su instalación

Si lo que quieres es tener un espacio en tu jardín para colocar una piscina, y no sabes aún cómo hacerlo, es probable que te surja la siguiente pregunta: ¿qué necesitas para instalar una piscina?

En ocasiones, lo más cómodo es llamar y solicitar a una empresa que te instalen una piscina. Sin embargo, los costes van a ser mucho mayores que si lo haces por ti mismo. Simplemente debes saber cómo hacerlo.

Para ello, hay que tener una lista de todos aquellos accesorios que son necesarios para su instalación. De todos modos, no es tarea fácil, pero si se tienen los materiales a mano, puede ser de gran ayuda. Así, el procedimiento será mucho más sencillo.

El emplazamiento para su instalación

Emplazamiento de la piscina.

Antes de instalar una piscina, hay que tener un espacio óptimo para su colocación. Si se tiene un jardín amplio, puede servir. En cambio, si es pequeño, habría que medir y ajustar las dimensiones al espacio.

Por otro lado, la elección de una piscina tendrá que ver también con la utilidad que se le va a dar. Si solo se utiliza para refrescarse, o si se quiere nadar en ella. Es por ello que se necesitará una de mayor o menor tamaño.

A su vez, es necesario comprobar la firmeza del suelo y la sujeción que ofrecerá. Cuando la tierra es húmeda y más débil, es probable que el suelo pueda tender a hundirse.

La piscina, la tela asfáltica o el microcemento

Materiales de una piscina.

Una vez que se tiene el emplazamiento, se puede instalar la piscina. Debe ajustarse correctamente y sellar todos los espacios exteriores a ella. Por otro lado, es recomendable establecer una tela asfáltica azul para el suelo, ya que posee las siguientes peculiaridades:

  • Suavidad en la pisada
  • Resistencia y ausencia de desgaste
  • Fácil sellado para que no entre agua
  • Más fácil de limpiar

Una solución también muy buena es la del microcemento. Su finalidad es hacer, de la superficie de la piscina, un sistema firme y duradero, que no se impregne de suciedad y hongos y sea fácil de limpiar.

Instalar una piscina: la depuradora de agua

Depuradoras de piscina.
Depuradoras / tuandco.com

Sin duda, este elemento es imprescindible para tener un agua limpia e higiénica. La depuradora se convierte en el componente necesario de cualquier piscina. Funciones que tiene:

  • Filtrado del agua: eliminación de suciedad a través de un enjuague
  • Control de la presión del filtro a través del manómetro
  • Lavado, vaciado y drenaje: puede lavarse el agua o enviarse directamente al desagüe en caso de que esté muy sucia.

En cuanto al coste de una depuradora, hay mucho precios. Todo depende del tipo de piscina que se tenga. Por eso, cuanto más pequeña sea, puede utilizarse una depuradora más económica.

De todos modos, las buenas depuradoras, que ofrecen un rendimiento considerable en piscinas de grandes dimensiones, suelen rondar los 600 y 1.500 euros.

Revestimientos para la piscina

azulejos de piscina

En el caso de que no se coloque una tela asfáltica, también pueden aplicarse otros revestimientos que llegan a ser muy interesantes y proporcionan un toque estético realmente atractivo. ¿Qué tipos existen?

  • En primer lugar, hay que destacar el gresite: conjunto de cuadraditos pequeños dispuestos de manera consecutiva y haciendo una gran manta cómoda para los pies. Los hay de mucho colores, pero uno que queda muy bien es el azul celeste.
  • Azulejos: son semejantes a los anteriores, pero con cuadrados de dimensiones más amplias. La suavidad en el tacto es un factor a tener en cuenta.
  • Tarima de madera: un toque más rústico y natural en el fondo de la piscina hace que se rompan los estereotipos.
  • Lámina de PVC: el elemento más económico de todos los enumerados hasta ahora. Es muy fácil de colocar.

Tuberías para el agua

Tuberías de cobre para una piscina.

Tanto para introducir el agua, como para sacarla de la piscina, se hace necesario un sistema de tuberías que permita la conducción factible del agua.

Es por ello que la colocación de tuberías de cobre ayuda a la correcta conducción del agua, tanto para dentro, como para fuera de la piscina. En ocasiones, se recurre a tuberías de plástico solo por ahorrar dinero y al final nos sale demasiado caro.

Por eso, para no estar llamando al fontanero habitualmente, es mejor invertir en calidad y hacer una buena instalación que dure mucho años y no genere quebraderos de cabeza.