Cómo elegir el suelo para la terraza

Desde cerámica, pasando por madera y terminando en cemento. Hay una gran variedad de materiales para elegir el suelo de tu terraza y te ayudamos a decidirte.

Si quieres renovar los exteriores de tu casa para que estén listos cuando llegue el verano, además de los muebles debes comenzar con los pisos. ¿Te gustaría saber cómo elegir el suelo para la terraza? Entonces sigue leyendo este artículo… ¡Te daremos consejos más que interesantes y útiles!

¿Qué suelo para la terraza me conviene?

Para responder a esa pregunta deberías tener bien en claro algunas cuestiones, como por ejemplo qué utilización le das al espacio, con quién vives, cuánto dinero quieres gastar, etc. Pero en términos generales, el suelo para la terraza debe ser lo suficientemente duradero, bonito y fácil de mantener. Entre las alternativas disponibles encontramos:

1. Suelo para la terraza de madera

Podríamos decir que tener un piso de madera es un acierto, sin importar que sea un ambiente interior o exterior, pero en este último caso, es fundamental prestar atención al tratamiento que se le haya dado.

Suelo de madera para la terraza.

De esta manera, te durará mucho más tiempo, evitarás los problemas de humedad o la aparición de hongos y siempre se verá perfecto. Te recomendamos que igualmente le pases un protector especial dos veces al año.

Entre las opciones más utilizadas en madera para terrazas está el pino (más económica, con diferentes texturas y tonalidades), las tropicales (más resistentes y duraderas) y sintética (no se pudre, es fácil de limpiar, antideslizante, no se hincha y resiste el agua o el sol).

2. Suelo para la terraza de cerámica

Se trata de uno de los materiales más elegidos para las terrazas y exteriores, debido a que es muy resistente y no necesita mantenimiento. Soporta la lluvia, el sol y los cambios de temperatura sin problemas. ¡Es ideal si no tenemos tiempo para cuidarlo!

Entre las opciones de cerámica recomendamos el gres, el cual absorbe menos agua y no se estropea con el paso del tiempo. Te darás cuenta de cuál es porque la parte de atrás de la baldosa es blanca. También te aconsejamos que te fijes en el grosor de cada cerámica, pues eso determinará su dureza y como consecuencia, cuánto tiempo durará.

Suelo de cerámica para la terraza.

En los últimos años han salido a la venta nuevos materiales en cerámicos, incluyendo los de terraza, que emulan la madera, la piedra u otras texturas. Están disponibles en varios colores y diseños, incluso con superficies más o menos rugosas. ¡Perfecto para combinar con la decoración y los muebles!

3. Suelo para la terraza de piedra natural

Otra opción que queda más que bonita, pero además de una cuestión estética, son ideales para exteriores debido a su capacidad para no alterarse por los cambios de clima. No importa si hace frío o calor, si llueve o sale el sol o si nieva o hay viento. Los suelos de piedra natural estarán como el primer día.

Suelo de piedra natural para terraza.

Puedes optar por acabados rugosos o lisos, diversos colores y mayor o menor impermeabilidad

Te aconsejamos el de pizarra para las zonas cercanas a la piscina o fuentes de agua.

4. Suelo para la terraza de césped artificial

Para un lugar de ocio y entretenimiento, si tenemos niños o mascotas, el césped artificial puede ser una muy buena idea. Entre las ventajas de este tipo de suelo podemos destacar que su instalación es muy sencilla, el mantenimiento es casi nulo, resiste la lluvia, es antialérgico y sin duda es más económico que el natural.

Césped para terraza.

Se pueden elegir diferentes longitudes, no es necesario cortarlo ni regarlo, se puede caminar descalzo sin miedo a lastimarse, si hay mucho sol no se pone amarillo… Además le da un toque diferente sobre todo si vivimos en la ciudad. ¡Un contraste maravilloso!

5. Suelo para la terraza de composite

Se trata de lo último en suelos para exteriores, fabricado al combinar resinas sintéticas con fibras de madera. Este piso es duro y resistente, soporta la humedad, no necesita mucho mantenimiento, se coloca fácilmente porque viene en forma de ‘placas’ y no se corroe con productos químicos como limpiadores o desinfectantes.

Suelo composite para terraza.

El composite se elige mucho para los costados de la piscinas porque es antideslizante y reduce al máximo los peligros en zonas siempre mojadas. Los niños pueden jugar sin miedo a lastimarse. Además, no se le irá el color al tomar contacto con el cloro.

 

Por supuesto, no hace falta que elijas un solo tipo de suelo para la terraza… Puedes combinarlos según tus gustos y necesidades. Por ejemplo, para delimitar la zona de juegos de la del ‘comedor’, la de la piscina con la de la barbacoa, etc.

Te puede gustar