6 especies de plantas para tu jardín

Es importantes escoger las plantas óptimas del clima donde vives

El jardín es una de las partes más vistosas y que más lucen en una casa. Por eso, decorarlo supone todo un reto.

Elegir y combinar plantas es una ardua tarea ya que tendremos que tener en cuenta varias cosas antes de escogerlas. Por ejemplo, cuáles son las plantas óptimas para el clima donde vives o cuales quedarán mejor con el tipo de estilo que le quieras dar a tu jardín.

Si estás planteando decorar tu jardín con diversas plantas, aquí te dejamos 5 tipos de plantas fáciles de mantener y que quedarán genial.

1. Gladiolo

Los gladiolos pertenecen a la familia de las Iridáceas cuyo origen se sitúa en Europa central y occidental,  en Asía central y también en parte del continente africano.

Los tallos son bastante altos y cuentan con una buena cubierta de hojas rígidas y de rasgo ensiforme. Sus flores aparecen agrupadas en forma de espiga y presentan colores variados.

Su floración se da en las épocas de verano y otoño. Aunque en los climas cálidos o templados tiene una floración continúa.

Los gladiolos requieren una buena cantidad de luz solar. La temperatura ideal se encuentra en los climas cálidos que cuentan con temperaturas de hasta 25 grados.

El suelo debe estar correctamente hidratado y tener riego continuo. De esta forma no aparecerá mala hierba ya que esta planta se puede recubrir de ella con extrema facilidad.

Es recomendable regar las plantas de gladiolo con un litro de agua aproximadamente a la semana.

Con esta planta deberás tener cuidado con los tisanópteros ya que hace que las flores se vuelvan descoloridas y deformes. Para ello, usa pesticidas como carbarilo o malatión.

Esta planta irá genial para decorar y embellecer el jardín.

2. Geranio

Los geranios es una de las plantas preferidas de los amantes de las flores. Pertenece a la familia de plantas conocida como Geranáceas y proviene de Sudáfrica

Es la planta del verano por excelencia y florece en un montón de climas. Su floración se da en abril aunque también al final de la primavera e inicios de otoño.

Sus flores no son muy llamativas pero cuentan con pétalos de forma alargada y colores que pueden ser blancos, rosas e incluso rojos.

Geranios con de flores rosas y rojas para tu jardín.

A los geranios le van bien los ambientes cálidos ya que son muy vulnerables al frío. La tierra debe estar bien nutrida y debe recibir al menos seis horas diarias de luz. Aunque la luz solar no debe ser directa. Por eso lo mejor es que ubiquemos la planta en un lugar que reciba sombra a lo largo de la tarde. Así, evitaremos una sobreexposición que pueda estropear sus brotes.

En verano el riego debe ser constante, por lo que tiene que ser regada diariamente para su floración.

Como vemos, si queremos que nuestros geranios se vean sanos y bonitos tendremos que poner especial atención en los cuidados de su crecimiento.

3. Begonia

Las begonias provienen de las regiones tropicales y subtropicales de los continentes de América, África y Asia. Pertenecen a la familia de las Begoniaceae.

Las begonias tienen una belleza cautivadora que pocas plantas pueden superar. Su encanto se encuentra en las hojas ya que las flores son demasiado pequeñas y no son tan llamativas.

No obstante, son plantas algo delicadas. Por eso, es importante que tengan un elevado grado de humedad en su entorno.

En los climas más fríos, las begonias son plantas de interior. Sin embargo, en climas más cálidos son plantas de exterior y dan un toque de color en los jardines.
En cuanto a su cuidado, las begonias deben estar ubicadas en un sitio que cuente con algo de sombra pero en el que haya luz. La tierra, al igual que en el resto de plantas tiene que estar nutrida y ser fértil. Además, tienes que tener en cuenta que no debe hacer mucho aire o corriente en el sitio donde las plantes ya que sino no crecerá nada.
Es importante, que limpies la planta eliminándole las hojas que se vayan estropeando. Es recomendable que las podes cada 4 meses más o menos para que puedan regenerarse.
Begonias con flores rosas para exterior.

4. Calibrachoa

El género calibrachoa está fuertemente emparentado con la petunia y se las incluyen dentro de este gran grupo de plantas de flor de temporada.

La calibrachoa es una planta que suele caer en cascada y se cubre de pequeñas flores. Es perfecta para utilizar como planta colgante en tarrinas colgantes, jardineras, balconeras y macetones.

Sus tallos son muy ramificados y tupidos, y sus hojas no son muy grandes, presentan forma ovalada, de color verde oscuro y con tacto algo pegajoso.

Para su floración, necesita 12 h de luz al día. Tiene una patente tolerancia al calor y sus flores permanecen abiertas incluso en días nublados.

5. Jazmín

El jazmín es una planta trepadora muy conocida por el aroma que desprenden sus flores. Son plantas perfectas para una zona soleada y protegida del viento.

Para su cuidado, necesitan básicamente un suelo fértil y bien drenado. Es importante que se ubique en un sitio soleado donde reciba grandes dosis de luz.  Por tanto, el lugar perfecto será un espacio donde pueda disponer de luz solar directa y orientado al sur o sudeste.

Jazmín para exteriores y tu jardín.

Con el riego no tiene mayor complicación esta planta. En verano, con altas temperaturas, es recomendable regar cada par de días, mientras que en invierno es suficiente con regar una vez a la semana.

Lo que sí es imprescindible es ayudar a la planta con abono orgánico. Al comienzo de la primavera y en la llegada del otoño.

 

Categorías: Jardinería Etiquetas:
Te puede gustar