Conoce las diferentes clases de cactus

Yamila 10 agosto, 2018
Existen diferentes clases de cactus, los cuales se pueden usar tanto para decorar la sala como la cocina y el jardín. Conocer sobre ellos y sus necesidades te ayudará a elegir el adecuado.

Están a la moda, se dan como souvenir en una boda y decoran hogares, jardines, balcones, restaurantes y tiendas. Aunque no lo creas, hay muchas clases de cactus y cada una de ellas presenta sus características particulares.

Te contamos más en el siguiente artículo.

Características generales de los cactus

Los cactus están cada vez más presentes en las casas, ya que se usan en decoración y quedan más que bien. Pero no solo es por ello que se eligen, sino porque además no requieren casi mantenimiento (se riegan muy de vez en cuando en interiores), son fáciles de cultivar y hay muchas variedades disponibles.

Todas las clases de cactus pertenecen a la familia de las Cacteceae y son originarias de América, a excepción de la especie Rhipsalis baccifera. Son suculentas que se encuentran en zonas cálidas, desérticas y tropicales que en la actualidad se cultivan también en Europa, Asia y África, ya que se adaptan bastante bien si tienen tierra árida y seca y buena cantidad de sol cada día. ¡No resisten la humedad excesiva en el aire o en el suelo!

Plantas de verano: cactus.

Para mantenerse hidratados, los cactus guardan el agua en sus espinas, ubicadas en la areola. El cuerpo está formado por un tallo (casi siempre de color verdoso) el cual puede ser de forma cilíndrica, aplanada o esférica.
Las flores de los cactus son solitarias y hermafroditas. Esto quiere decir que se reproducen entre sí sin problemas. En cuánto a los frutos, son generalmente en forma de baya.

¿Qué clases de cactus existen?

Dentro de la gran familia de las suculentas, los cactus son los más comunes y populares. Además hay muchas subespecies que se eligen para decorar hogares, entre las cuales destacamos:

1. Cactus San Pedro

Su nombre científico es Echinopsis pachanoi y es originario de los Andes, más precisamente a alturas entre los 1 000 y los 3 000 metros sobre el nivel del mar en Perú y Ecuador. Sin embargo, es de fácil cultivo siempre y cuando tenga suelo fértil y bien drenado. Puede soportar los cambios de temperatura del día y la noche, típico de la montaña.

El cactus de San Pedro no solo se usa para la decoración, sino que los antiguos pobladores americanos le atribuían beneficios medicinales para tratar afecciones nerviosas, cardíacas, infecciosas y de articulaciones. Tiene tallos verdes alargados y flores blancas con centro amarillo.

2. Cactus asiento de suegra

Sin dudas una de las clases de cactus con nombre más curioso, también se lo conoce como ‘erizo’ o ‘barril de oro’. Es endémico de México, pero hoy en día se cultiva en otras áreas del mundo. Tiene forma esférica, es de color verde brillante y las espinas son amarillas.

Las flores crecen en la parte superior y son completamente amarillas. Esta planta requiere de ciertos cuidados, como por ejemplo suelo con buen sutrato y drenaje. Necesita luz solar directa y temperatura media de 15°C todo el año. No hace falta regarla en invierno. ¡Quedará muy bien en una maceta reciclada!

Cactus con fondo en rosa

3. Cactus barrilito

Esta planta un familiar directo del anterior y crece en el norte de México, entre los 1 150 y los 1 850 msnm. Se trata de una planta de forma esférica y color verde oscuro, con varios tallos globosos de los cuales salen espinas de color rojizo, curvadas y gruesas.

El cactus barrilito tiene flores amarillas con centro rojo, semillas negras y frutos suculentos y secos.

4. Tuna o nopal

Es una de las clases de cactus más conocidos, de tipo arbustivo, rústico y espinoso, que crece de forma natural principalmente en Argentina -donde es consumido procesado en forma de dulce- y en México: incluso forma parte de la bandera y el escudo de este país.

La tuna puede crecer en gran tamaño, es de color verde, forma aplanada y terminaciones redondeadas y espinas muy largas y duras. Las flores son amarillas y los frutos poseen una cáscara muy gruesa.

Existen otras clases de cactus que podemos tener en casa, tanto en el interior como en el jardín: el navideño (schlumbergera truncata), el de flores rosas (Mammillaria fraileana), el quisco (Echinopsis chiloensis), el guacamacho (pereskia), el ramilloso mexicano (Coryphantha ramillosa), el cacto botón (Epithelantha micromeris), y el duraznillo blanco (opuntia leucotricha). Esta última no presenta espinas.

Te puede gustar