3 consejos para elegir el mejor sillón de relax

Francisco · 20 septiembre, 2018
Para garantizar el descanso diario, un sillón relax es la mejor elección, ya que conseguirás confort y bienestar en el día a día.

A todos nos gusta llegar a casa y tener las mayores comodidades posibles para descansar y despejarnos; por tanto, no puede faltar en tu casa los sillones relax: 3 consejos para elegir el mejor.

Normalmente, nos dirigimos a los grandes espacios comerciales en busca de muebles; sin embargo, no sabemos elegir bien y evitar aquellos que realmente no satisfacen nuestras necesidades.

Los sillones relax van a aportarte lo que realmente necesitas en el día a día. Poseen una serie de peculiaridades que no ofrecen otros sofás y el nivel de descanso es mucho mayor. Veamos a continuación algunos consejos útiles para escoger el más adecuado.

¿Qué es un sillón relax?

El descanso supone la recuperación del organismo, tanto a nivel físico como mental, ante un esfuerzo diario. La falta de descanso puede ocasionar consecuencias irreparables. Por eso, es importante invertir en buenos recursos para el hogar.

salón con chimenea, cortinas y estor

El sillón relax es un formato de asiento para el descanso. Se conforma de características como la posibilidad de reclinar el cuerpo y las piernas o simplemente utilizarlo como asiento para apoyar los pies en el suelo.

Por supuesto, existen muchos modelos, desde algunos que son hechos en tapizado, como otros de cuero, de mayor o menor dimensión de espacio para sentarse y apoyar los brazos, con reposacabezas o sin ello, etc.

– Hay que tener garantías de que al llegar a casa se podrá descansar.-

Consejo 1: escoger un buen material

A la hora de elegir el sillón, no hay que pensar en el más barato, ya que el material del que esté hecho puede deteriorarse fácilmente, sufrir desgaste o perder el color. Invierte y conseguirás un producto que ofrezca prosperidad a largo plazo.

Un buen material es aquel que no se rompe, que tiene buena textura, que no se desgasta la superficie y que muestra resistencia al paso del tiempo. Dentro del grupo de buenos materiales pueden destacarse los dos siguientes:

  • Cuero: sin duda alguna, este material es garantía de calidad; con él uno puede asegurarse que el sillón posee las mejores cualidades del mercado.
  • Tapizado: el mejor tapizado es el poliéster. Hay que asegurarse que es 100% de este material y que los reposabrazos estén hechos de lo mismo, ofreciendo bienestar y confort.
  • Gomaespuma de poliuretano: que el asiento esté blando y no sea duro dependerá del material; de este modo, hay que asegurarse que está hecho con gomaespuma de poliuretano.
Sillón de relax.

-El mayor goce es el descanso después del trabajo.-

-Immanuel Kant-

Consejo 2: que sea sillón reclinable

Un buen sillón es aquel que, como hemos dicho, te garantiza un buen descanso. Los que son de baja calidad generan incomodidad y se convierte en un suplicio el poder relajarse. Es preferible que el sofá posea todas las comodidades posibles.

  • La importancia de ser reclinable: un sillón que se reclina hacia atrás te permite estirar el cuerpo y estar semitumbado; esto permite que tu cuerpo pueda estar cómodo.
  • El reposapiés: un elemento imprescindible, ya que te permite estirar las piernas. Eso sí, es importante probar el sofá antes de comprarlo, comprobando que tu cuerpo se ajusta a las medidas del sofá.
Mobiliario de buena calidad para el salón.

Normalmente, las personas descansan cuando se tumban sobre una superficie blanda, como por ejemplo una cama. No obstante, en el caso del sillón no se trata de ser un asiento donde tumbarse, sino donde reclinarse y poder ver la televisión o leer.

Consejo 3: comprueba el mecanismo interno

No se debe pasar por alto el siguiente aspecto: comprobación de la estructura interna. De nuevo, volvemos al tema de invertir en buena calidad y no acudir a recursos baratos que lo que generan es incomodidad.

Los mecanismo internos para que el sofá se recline hay que tenerlos en cuenta y saber si funcionan bien o si pueden dar problemas. Han existido casos en los que, con el paso del tiempo, no se puede reclinar bien el sofá porque fallan tornillos o se oxida el metal.

La mayoría de estos sillones poseen sistemas de engranajes de metal y otros soportes de madera que garantizan el soporte de las personas.

Por tanto, el principal consejo a tener en cuenta es que antes de comprar hay que asegurarse de que funciona bien y que tendrá una larga vida; además, es importante que la tienda ofrezca una garantía en el caso de que en poco tiempo no funcione adecuadamente.