Camareras vintage para el salón

1 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si estás pensando en aportar un toque sofisticado a tu salón, el mueble que estás buscando es la camarera vintage

¿Estás pensando en dar un toque vintage a tu salón? Te mostramos una de las mejores formas, simplemente incorporando elementos de épocas pasadas. Los muebles antiguos son ideales para dar ese ambiente retro. De esta manera, podremos tener nuestras camareras vintage para el salón.

Estas aportan un toque distinguido a los espacios y, además, te pueden sacar de muchos apuros en tus fiestas. Pero ¿en qué consiste este recurso? Se trata de un mueble con ruedas, donde se almacena todo lo necesario para preparar un buen cóctel: bebidas, vasos y otros complementos.

Estos carritos han vuelto como tendencia decorativa. En el fondo, son sencillos, útiles y frecuentemente pueden ser la pieza clave que le faltaba a tu espacio de entretenimiento.

Las camareras vintage, un mueble con historia

Carritos camarera.
Carritos camarera / pinterest.es

No podemos negar el fuerte resurgimiento de este singular mueble. Pero ¿cómo ha llegado a ser tan popular? Responder a esta pregunta no es una tarea fácil. Sin embargo, lo que sí podemos ver es cuándo aparece la camarera en el mundo de la decoración.

La primera vez que vemos este tipo de carritos es en el siglo XIX, durante la época victoriana. No obstante, durante este periodo, este mueble solo se usaba para servir el té. No será hasta los años 30 cuando se generalice el uso de la camarera como un accesorio de la coctelería.

Sin embargo, el momento de mayor auge para la camarera fueron las décadas de los años sesenta y setenta. Durante este periodo, la sociedad se había recuperado de los grandes desastres de las guerras. En realidad, tenían más tiempo libre que dedicaban al ocio y a la diversión.

Es un artículo interesante para reuniones y fiestas, donde los cócteles no pueden faltar.

¿Cómo elegir tu camarera ideal?

Carrito camarera de metal.
Carrito camarera / pinterest.es

En los últimos años, hemos asistido a un renacer de este mueble. Esto ha provocado que se recuperen antiguos diseños, en honor a los grandes clásicos, y que, además, surjan nuevos modelos. En este sentido, la variedad de camareras es asombrosa.

Es importante escoger el diseño que mejor se adapte a tu personalidad, puesto que existen multitud de modelos:

  • Vintage: seguramente es el modelo que más se reproduce en las revista de decoración. Este diseño se compone, básicamente, por dos materiales: metal, normalmente dorado, y cristal o espejos.
  • Retro: al igual que los muebles de los años cincuenta, estas camareras tienen la forma de sus baldas muy redondeadas. Sin embargo, lo que más les caracteriza es el empleo de colores vivos y de grandes contrastes.
  • Minimalista: del mismo modo que esta filosofía, este estilo se caracteriza por la funcionalidad frente al decorativismo. Por ello, los acabados de estos muebles son muy pulidos y simples; y, al contrario que otros modelos, todos sus componentes son monocromos.
  • Industrial: es uno de los estilos más versátiles y desenfadados. Los materiales usados en estos muebles son los metales y la madera poco trabajada. Son ideales para aportar un toque desenfadado.
  • De jardín: estas camareras vintage están realizadas en materiales naturales, como la madera. Además, se diferencian del resto por el tamaño de sus ruedas, las cuales son más gruesas, ya que tienen que moverse por un terreno más irregular, como el jardín.

Elementos esenciales en las camareras vintage

Carrito camarera vintage.
Carrito camarera / etxekodeco.blogspot.com

Una camarera completa y elegante es capaz de acentuar el glamour de tu casa. Para ello, es necesario que esté equipada con todo lo necesario para que destaque.

  • Alcoholes: la elección de las bebidas de la camarera va a depender de nuestros gustos culinarios. No obstante, podemos agregar un toque distinguido al escoger las botellas más estéticas. Es recomendable no colocar más de tres botellas, o correremos el riesgo de que quede desordenado.
  • Cristalería: se trata de un elemento fundamental. El juego de vasos que escojamos debe ser para las bebidas que vamos a disponer. Sin embargo, dentro de cada tipo de cristalería existe toda una variedad de vasos. Si la escogemos de color, le aportará una luz única a tu camarera.
  • Accesorios de coctelería: cocteleras, decantadores, cubiteras… son elementos con una clara función. Sin embargo, gracias a la simplicidad de sus diseños, aportan una elegancia inigualable a nuestro carrito de bebidas.

Ideas originales para decorar tu carrito de bebidas

Carrito de ruedas grandes.
Carrito / pinterest.es

Por último, no puedes olvidar agregar tu toque personal para que tu camarera luzca por sí sola. Los complementos que añadas serán los que marquen la diferencia de un simple expositor de bebidas. Será el centro de atención de todas las miradas.

Algunos elementos que le puedes añadir son pequeñas plantas, esto le aportará naturalidad y frescura. Otra opción es crear una composición más romántica, añadiéndole unas velas o una guirnalda de luces.

  • Kay Plunkett Hogge (2016): A Sherry & A Little Plate of Tapas, London: Mitchell Beazley.