10 consejos para hacer una compra eficiente en IKEA

Francisco · 23 abril, 2018
¿Realmente sabes cómo comprar en IKEA? Algunos consejos útiles pueden ser muy positivos para hacer una buena elección de los productos.

Todos conocemos IKEA, una gran superficie comercial que ofrece múltiples productos a muy buen precio, pero ¿sabes realmente lo que buscas cada vez que vas? Te mostramos 10 consejos para hacer una compra eficiente en IKEA.

Consejo 1

Es importante que antes de acudir a una tienda IKEA tengas muy claro cuál es tu objetivo, lo que pretendes comprar o el dinero que vas a gastar.

También suele funcionar muy bien la fórmula de visitar la tienda para salir de dudas, ya sea por la indecisión de qué mueble comprar, qué lámpara poner, qué tipo de decoración conviene a una habitación, etc.

Sin embargo, entrar en un IKEA sin las ideas muy claras puede generarte más dudas, ya que al final encuentras muchos productos y no sabes qué escoger. Otra solución es mirar el catálogo en papel u online.

Consejo 2

Elegir una tienda. Existen bastantes opciones que pueden estar más o menos cerca de ti. A lo sumo, en 2 horas tendrás un IKEA próximo a tu hogar.

No obstante, queda la opción de internet. La tienda online funciona las 24 horas y ofrece la posibilidad de visualizar los productos y precios.

El tipo de compra online facilita la entrega a domicilio, ofreciendo comodidad y garantía de entrega en un plazo determinado de tiempo.

Entrega a domicilio.

Consejo 3

Una vez que te encuentras en la tienda, organiza tu tiempo y no hagas las compras rápidamente; utiliza el día para disfrutar del lugar, ya que las prisas no son buenas.

Así, para gestionar mejor el tiempo, puedes utilizar un mapa donde aparezcan las distintas secciones hacia donde debes dirigirte.

Saber escoger el tiempo es ahorrar tiempo.

-Francis Bacon-

Consejo 4

En muchas ocasiones, entramos en tiendas y supermercados sin ningún cesto o carro de la compra pensando que podremos cogerlo todo con las manos; sin embargo, nos toca retroceder y coger un carro.

Por eso, es importante llevar siempre contigo un carrito para guardar los artículos que te interesen. Aparte de los elementos que vayas a comprar, siempre cogemos algo más que no teníamos previsto.

De esta manera, la compra será más cómoda, eficiente y útil; debemos evitar el cansancio.

Carro de IKEA.

Consejo 5

Prueba cada uno de los elementos que tengas pensado comprar; es importante que quedes satisfecho con la elección y después no haya arrepentimientos.

Si tienes pensado comprar un sofá, pruébalo allí, siéntate y relájate igual que si estuvieses en tu propia casa. De la misma manera si quieres una cama, túmbate en ella y cierra los ojos por un momento.

En el caso de las lámparas, tienes la opción de verla encendida y comprobar cuál es el tipo de luz que emite; piensa si realmente puede ser eso lo que buscas para tu hogar, no escojas deliberadamente.

Consejo 6

En todo momento, transporta tu mente a tu hogar y piensa si el mueble o elemento decorativo que hayas visto encaja en el conjunto.

Debes tener en cuenta los siguientes aspectos antes de elegir:

  • Combinación del color
  • Tamaño
  • La escala con el conjunto
  • La forma y su disposición en el espacio
  • Estética con el lugar: realza la habitación por sus características

Consejo 7

A su vez, piensa que el tiempo que inviertas ese día en IKEA va a ser de varias horas, tanto si sumamos el trayecto de ida y vuelta como el tiempo que estés comprando; por eso, se ofrece la opción de comer en el restaurante.

Si notas cansancio o necesitas despejarte, tómate un respiro. Un café, un refresco o simplemente almorzar puede recargar las pilas y ayudarte en tus compras.

Restaurante de IKEA.

Detente, piensa, respira profundo y el resto será mucho más fácil.

Consejo 8

No cargues el carro con excesivo número de artículos. Escoge lo principal y aquello que consideres necesario.

Piensa que todos estos elementos tendrás que colocarlos en casa y, probablemente, te des cuenta de que han sido demasiados y muchos de ellos innecesarios.

Por tanto, sé eficiente en la compra y escoge lo imprescindible.

Consejo 9

Antes de proceder al pago de los productos, asegúrate de que la elección ha sido acertada. La satisfacción de uno mismo es muy importante, puesto que es sinónimo de felicidad y confort.

En el caso de que existan dudas, es preferible dejar ese producto y no llevarlo consigo para más adelante tener que devolverlo. Si en un futuro consideras que deberías haberlo comprado, puedes regresar en otra ocasión a por ello.

Consejo 10

Una vez te encuentres en casa, realiza la evaluación final: comprueba cada uno de los muebles dispuestos en el lugar que consideres o coloca los elementos decorativos en su sitio.

El objetivo principal es comprobar si encajan bien en el espacio, si tienen buena presencia y combinación. Si es así, entonces la compra ha sido todo un éxito.

¿Qué ocurre si no estamos conformes? Siempre queda la opción de devolver el producto. Lo más importante es que estemos agusto con nuestra elección.

Muebles de IKEA.