¿Mesa de comedor redonda o líneas rectas?

Mónica Heras Berigüete · 31 octubre, 2019
Si no sabes si quieres una mesa de comedor redonda o una de líneas rectas, no te preocupes, que Mi Decoración te va a ayudar a decidirte.

A la hora de elegir muebles, una de las preguntas más comunes que solemos hacernos es si queremos la mesa del comedor redonda, o preferimos una de líneas rectas. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras, y todo va a depender del espacio que tengas y de tus necesidades particulares.

Como siempre que tienes un dilema, queremos ayudarte a resolverlo ofreciéndote una visión deco acerca de la mesa de comedor ideal para ti. ¿Estás listo para resolver todas tus dudas?

La mesa de comedor, el centro de reunión

Mesa de comedor.

Los muebles de comedor suelen ser protagonistas de cualquier casa, y no solo porque aportan un estilo muy particular a la decoración, sino porque también deben ser cómodos, facilitar la convivencia, permitirnos pasar las horas muertas de sobremesa, e invitarnos a disfrutar de los alimentos.

Si aterrizamos más, la mesa del comedor es el punto de reunión en donde todo esto se hará posible. Y no es de extrañar que nos surjan dudas a la hora de elegir cuál será la más adecuada, si una redonda o una cuadrada o rectangular. Es por ello que vamos a analizar las ventajas e inconvenientes de cada una, para que decidas con cuál te quedas.

Mesa de comedor redonda

Las ventajas de las mesas redondas

Mesa de comedor redonda.

  1. Las mesas redondas, sin lugar a dudas, son ideales para crear ambientes acogedores y con más intimidad. Facilitan las conversaciones y los juegos de mesa; y que todos estén a la misma distancia del centro, hace todo esto posible.
  2. Si eres de los que todo el tiempo se está dando golpes con las esquinas, la mesa de comedor redonda te va que ni pintada. Despídete de las esquinas, de los golpes y de lo incómodo que resulta cuando tienes más comensales de los que esperabas y les toca una mala ubicación.
  3. Algo que tampoco tienen las mesas redondas son patas. Habitualmente tienen un solo pedestal central, y esto también hace que sea mucho más cómodo sentarnos alrededor de ella.

Los inconvenientes de las mesas redondas

Características de las mesas redondas.

  1. Como habrás podido ver, una mesa de comedor redonda no se puede pegar a la pared, y esto hace que tu espacio se vea mucho más comprometido con ellas.
  2. Si sois muchos en casa, o recibes invitados constantemente, necesitas una mesa grande para que todos quepan, lo cual se traduce en un diámetro demasiado amplio y, por lo tanto, un comedor con muchos metros. O sea, que si tienes un comedor pequeño, la cosa se complica.
  3. En este mismo sentido, otro inconveniente es que no puedes añadir una mesa cuando tienes invitados, como sucede con las que son de líneas rectas.
  4. Quedan fatal en espacios con forma alargada.

Mesa de comedor de líneas rectas

Las ventajas de las mesas de líneas rectas

Ventajas de la mesa comedor de líneas rectas.

  1. Es muy fácil moverla y pegarla contra la pared si tienes un espacio reducido en tu comedor, y despegarla solo cuando vayas a usarla. Eso te facilita mucho las cosas.
  2. Siempre va a ser más sencillo buscar la simetría de los ambientes con muebles de líneas rectas. Una mesa de comedor cuadrada o rectangular es muy flexible a la hora de combinarla con otros elementos decorativos o con la forma de la habitación en sí misma.
  3. Si tienes invitados, siempre puedes poner otra mesa contigua y alargarla para que todos quepan.
  4. Por lo general, son la mejor opción para espacios cuadrados o alargados.

Los inconvenientes de las mesas de líneas rectas

Inconvenientes de una mesa comedor recta.

  1. Las esquinas suelen ser un problema y, especialmente si tienes niños, te causarán muchos dolores de cabeza (y a ellos algún que otro chichón). Siempre hay protectores para las esquinas que te van a ayudar a evitar golpes, como estos de IKEA, aunque van a romper con la estética.
  2. Y no nos olvidemos de lo incómodas que resultan las esquinas de la mesa del comedor cuando te toca sentarte en una de ellas.
  3. La socialización que se da tan fácilmente en las mesas redondas se verá entorpecida si tu mesa es rectangular, especialmente si es demasiado grande. La distancia entre los comensales hará un poco más complicada la conversación.

Si tu mesa de comedor es redonda, o, de lo contrario, te decantarás por la de líneas rectas, solo depende de tu gusto, del espacio y del estilo de vida que lleves. Nosotros te hemos ayudado con un análisis práctico, pero la decisión está en tus manos. ¿Qué has elegido?