Razones para poner una alfombra en el comedor

Maite Córdova · 3 octubre, 2018
A continuación, te comentamos cuáles son las razones para poner una alfombra en el comedor, cuáles son los trucos para elegir la indicada y otros detalles de interés. 

Si bien hay quienes deciden decorarlo sin demasiados artificios o casi ninguno, al más puro estilo minimalista o escandinavo, otros gustan de introducir ciertos elementos y por ello deciden incorporar una alfombra en el comedor.

Hay que recordar que el comedor es un punto de encuentro para tanto los habitantes de la casa como para los invitados. Por tanto, está expuesto a la mirada de varios. En este sentido, la decoración adquiere no solo una función estética sino también una forma de cortesía.

Un buen anfitrión buscará que sus invitados se sientan bien acogidos dentro de su hogar. Por ello, el espacio debe tener cierta capacidad de transmitir, a través de la decoración, calidez. 

Razones para poner una alfombra en el comedor

Una alfombra es un accesorio cuya función es, ante todo, darle protagonismo al espacio. En otras palabras, ayuda a:

  • Dividir ambientes, al cubrir un espacio del suelo.
  • Crear un ambiente más acogedor y, con ello, transmitir una sensación más hogareña, en líneas generales.
  • Vestir habitaciones, al aportar color, textura y generar interés visual. Esta viene a ser la razón principal por la cual se recurre a este elemento, tanto en el comedor como en cualquier otro lugar del hogar.
Tipos de alfombras.

Otra de las razones por las cuales se suele colocar una alfombra en el comedor es para proteger los suelos de madera de ralladuras y arañazos. Y es que, lo que se quiere evitar, a toda costa, es el desgaste que se produce por el arrastre de las sillas y el propio tránsito.

Y, por si fuera poco, las alfombras en el comedor también ayudan a amortiguar el eco de las habitaciones vacías y el ruido de los pies cuando hay visitas en esta área. Sin duda, algo muy conveniente para quienes viven en apartamentos, ya que la acústica suele ser un elemento importante.

Consejos para elegir la mejor alfombra

  • La alfombra debe tener, con respecto a cada lateral de la mesa, una longitud mayor a 60 centímetros. De esta manera, habrá espacio suficiente para mover las sillas al sentarse y levantarse, sin tropezar con la alfombra. Sin embargo, no hay que exagerar con las medidas, la idea no es cubrir todo el suelo de la habitación.
  • Evitar el blanco y los colores claros porque reflejarán fácilmente la suciedad.
  • Si las sillas del comedor tienen un asiento forrado en tela, lo más recomendable es mantener el estilo de este en la alfombra para que el conjunto luzca armonioso. En caso de que sea un forro unicolor, la alfombra debe guardar cierta relación con la paleta.
  • Evitar los estampados sobrecargados si el resto del espacio cuenta con accesorios recargados.
Alfombra blanca.

  • No se debe colocar alfombras de tejido mullido, ya que son un imán para las migas y demás restos de comida que puedan caer al suelo. Es mejor elegir las alfombras de pelo corto, planas, sin demasiado volumen.
  • Si el comedor es cuadrado, lo mejor será colocar una alfombra de esta misma forma. Lo mismo aplica para los comedores rectangulares, ovalados y redondos. La idea es aportar una sensación de orden mediante la repetición de geometrías.
  • En caso de que la alfombra haya sido uno de los primeros elementos seleccionados para el espacio, se puede tomar como base para desarrollar el estilo decorativo.
  • Si no hay ningún tipo de estampado en la habitación del comedor, se puede colocar una alfombra estampada para añadir un toque diferente.

Los mejores materiales

Hoy en día, el polipropileno es uno de los materiales sintéticos más elegidos, sobre todo, por la facilidad que brinda a la hora de su limpieza y resistencia. En cuanto a su diseño, estos son muy variados, por lo que no hay por qué preocuparse por el hecho de que el material pueda limitar las opciones.

Por estas mismas características, las alfombras de moquetas también son las más elegidas. Cabe destacar que estas tienen como rasgo particular su excelente absorción de la humedad en caso de derrame.

Alfombra en negro y blanco.

Las alfombras de fibras sintéticas ofrecen una alternativa apta para los alérgicos, ya que repelen la acumulación excesiva de pelos, polvo y otros agentes potencialmente perjudiciales. En algunos casos, como las alfombras hechas de vinilo tejido, el material repele por completo la suciedad.

A tener en cuenta

En caso de que se tengan niños y mascotas en el hogar, quizás no sea una buena idea colocar una alfombra en el comedor. No solo por cuestión de limpieza y mantenimiento, sino por la posibilidad de que los niños se tropiecen constantemente con la alfombra, al pasar o al sacar y meter la silla.

Esto no quiere decir que no se pueda intentar buscar una opción que funcione y se adapte a las necesidades del hogar. Todo es cuestión de tener en cuenta los consejos mencionados anteriormente y mirar varias opciones antes de elegir una en concreto.