4 suelos para tu casa que debes conocer

27 abril, 2018
Si no sabes que tipo de suelo tienes que colocar en tu casa, quédate leyendo este post.

Si estás pensando en renovar el suelo para tu casa y tienes dudas  sobre el tipo, color o material, aquí te ayudamos a elegir el que más se adapte a tus necesidades.

Actualmente el mercado nos ofrece muchas opciones por lo que es normal que estemos perdidos a la hora de elegir. A continuación te mostramos las diferentes opciones, así como las ventajas y desventajas de cada una:

Suelos laminados, los más económicos

Los suelos laminados están fabricados a partir de derivados de madera, por lo que dan un aspecto cálido y muy similar al de la madera natural a un precio asequible.

Suelo laminado.

  • Ventajas: su fácil instalación. No es necesario retirar el suelo anterior y tan solo basta con colocar un aislante debajo del laminado. Es tan sencillo que con un poco de cuidado y paciencia cualquier persona puede colocarlo. Además, este tipo de suelos están disponibles en una amplia gama de colores por lo que las opciones son inmensas.
  • Inconvenientes: estos suelos nunca serán tan resistentes como una madera natural por lo que su vida no será tan larga ni presentaran tan buen aspecto con el paso de los años. Te recomendamos elegir un laminado de un grosor considerable si le vamos a dar mucho uso y adquirir uno que cuente con antibacteriano, anti rayado y antideslizante. Puede que con estas opciones este tipo de suelo ya no resulte tan económico pero creemos que merece la pena.

Madera natural, la opción más cálida

Los suelos de madera natural pueden ser de dos tipos: madera maciza y madera multicapa. Los primeros están compuestos por una única pieza de madera y en los segundos solo la primera capa, la que está a la vista es de madera maciza.

Suelo de madera natural.

  • Ventajas: la calidad y la vida de estos suelos es enorme. Además los suelos de madera maciza tienen la particularidad de ser diferentes, ya que no hay dos trozos de madera iguales. Estos suelos son perfectos aislantes de las temperaturas y del ruido, además dotan de un ambiente cálido a la estancia.
  • Inconvenientes: el principal es el precio. Con suelos de alta calidad y por ello tienen un coste mayor, que a menudo puede sobrepasar nuestro presupuesto. Siempre podremos escoger un suelo de madera natural multicapa que hará que el coste no se dispare.

Cerámica, vida eterna

Es una de las opciones más clásicas. Las baldosas de cerámica nunca pasan de moda porque sus opciones son infinitas y podemos encontrarlas en un amplio abanico de precios.

Suelo de cerámica.

  • Ventajas: La principal es que no requieren mantenimiento, a diferencia del suelo de madera. Además, se limpian fácilmente por lo que con el paso de los años presentan un aspecto como el primer día. Otro punto a favor es el diseño, las podemos encontrar de todos los tamaños y colores por lo que las opciones que presentan son muy amplias.
  • Inconvenientes: Este tipo de suelo no es tan agradable y acogedor como la madera, ya que suelen estar más fríos. Aunque tengamos dos suelos a la misma temperatura el que esté embaldosado siempre dará la sensación de estar tan frío.

Vinilo, cada vez más usado

Este tipo de suelos es relativamente nuevo y cada vez son más usados. Los vinilos están fabricados con cloruro de polivinilo o PVC.

Suelo de vinilo.

  • Ventajas: al estar fabricado con un material flexible puede adquirir la textura deseada. Este tipo de suelo es resistente al uso y al paso del tiempo, muy estético y requiere poco mantenimiento puesto que es suficiente con pasarle una mopa.
  • Inconvenientes: este tipo de suelos no da muy buen resultado cuando está muy expuesto al sol o al calor por lo que tendremos que tener en cuenta como es la estancia en la que lo vamos a instalar. Además será necesario que la superficie se encuentre perfectamente lisa y nivelada para poderlo instalar.
Te puede gustar