Cómo ganar espacio en un baño pequeño

Francisco · 21 diciembre, 2018
Existe siempre una alternativa en el mundo de la decoración, incluso para los baños que son pequeños. Existe la opción de encontrar muebles que se amolden perfectamente al espacio.

Es posible que en tu casa tengas un baño de tamaño reducido donde apenas puedes colocar mobiliario y decoración; incluso, la movilidad llega a ser bastante reducida. Te mostramos cómo ganar espacio en un baño pequeño.

Aunque no lo parezca y pueda resultarte imposible, siempre hay alguna alternativa en el mundo del interiorismo, tanto en espacios pequeños como en otros donde apenas hay posibilidades de trabajar. Las soluciones pueden encontrarse.

Los baños de las casas son los espacios con menor número de metros cuadrados; de hecho, la gran mayoría no suelen superar los 4 metros cuadrados. ¿Qué se puede hacer en un lugar de estas dimensiones?

Baños de apartamentos

Baño pequeño.

Por norma general, los baños de los apartamentos suelen ser pequeños. Están en proporción con el resto del piso, ya que se supone que este tipo de viviendas son más prácticas, funcionales y con espacio de menor tamaño.

Son bastante usuales en lugares costeros, también en ciudades universitarias y en localidades más turísticas. Por tanto, podría decirse que los apartamentos son residencias temporales y no habituales, a no ser que no quede más remedio que utilizarlos para vivir.

Cuando se compra un apartamento, normalmente el baño no trae decoración y tienen los sanitarios bastante encajonados. Esto no quiere decir que no pueda aplicarse un mobiliario y decoración. Lo que hay que hacer es estudiar el espacio y saber qué hacer.

– Recuerda que en el mundo de la decoración siempre hay una alternativa.-

¿Qué mobiliario se puede utilizar?

Cesto de mimbre para el baño.

Si tienes dudas sobre cómo amueblar el baño sin que pierda su practicidad ni la posibilidad de transitarlo, algunas soluciones son estas:

  • Armario justo debajo del lavabo: normalmente la parte inferior a este se desaprovecha y queda vacío, incluso con las tuberías visibles. Una manera de embellecerlo sin que se ocupe demasiado espacio es a través de un armario con puertas.
  • Armario de pared: si hay algún hueco donde pueda ubicarse un armario alargado y estrecho, ya sea en una esquina o donde se pueda, hay que buscar la manera de colocarlo, ya que nos ayudará a poder guardar artículos útiles para el aseo.
  • Bolsa o saco de mimbre donde guardar la ropa sucia, para albergar toallas o cualquier otro recurso útil.
  • Estantería con baldas: puede adosarse a una esquina. No tiene por qué ser ancha, pero sí interesa que sea alargada. Si no hay lugar donde situarla, es una opción descartable.

– Lo principal es que haya espacio central para poder moverse.-

Decoración de pared

Carrito con estanterías para baño

Otra solución interesante es trabajar sobre las paredes aplicando recursos funcionales que, a su vez, puedan servir de decoración. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • El espejo es, sin lugar a dudas, un elemento imprescindible en el baño. Debe situarse justo encima del lavabo. Para proporcionar una estética más atractiva, puede disponerse un marco más elaborado o con un color interesante y acorde con el lugar.
  • Balda de madera a modo de estantería: puede estar en cualquier parte siempre y cuando tenga su espacio y no genere problemas. No obstante, es encima del váter donde habitualmente se sitúa. Ahí pueden colocarse objetos para decorar.
  • Cuadros de pared: como el baño es un lugar húmedo, los cuadros al óleo o de acuarela no son una buena opción. Sin embargo, los que están hechos de punto de cruz, de bolillos, de metal, plástico o un vinilo, pueden ser muy recurrentes.

El toallero

Toallero hecho mediante una cuerda.
Toallero cuerda / etsy.com

Este artículo es fundamental en el baño. Aparte de ser funcional, también ayuda a la decoración, pero hay que saber tratarlo para que no ocupe espacio.

Existen toalleros de pie y con barras salientes para colgar las toallas que ocupan demasiado espacio. Este tipo hay que desecharlo y buscar una alternativa más sencilla y que no estorbe.

Los mejores son los que se sitúan adheridos a la pared y junto al lavabo. No tiene por qué ser grande, simplemente con que pueda sujetar la toalla es suficiente. Puede ser una barra horizontal o una circunferencia con enganche flexible a la pared.

Lámpara de baño

Lámpara de baño.

Otro recurso mobiliario es la lámpara, la cual puede ayudar enormemente a la decoración del espacio. Cada vez son más los diseñadores y arquitectos que optan por focos de luz directa, pero hay que saber que, en el fondo, no decoran.

Una lámpara de campana o adosada al techo, proporciona un color y un diseño que estéticamente ayudan a decorar la parte superior del baño y, a su vez, no ocupa espacio.

Lava Oliva, Rocío: Interiorismo, España, Vértice, 2008.