El lavabo sobre la encimera

Teresa Montes · 4 marzo, 2018
Ideas y consejos sobre un elemento que no puede faltar en ningún baño.

El cuarto de baño es, sin duda, uno de los espacios de la casa a los que más partido se le puede sacar. Sin embargo, su estética se deja de lado en muchas ocasiones, prefiriendo centrarnos en otros ambientes, como es el caso del salón.

No nos damos cuenta de que en el baño pasamos mucho tiempo a lo largo del día. No solo por cuestiones básicas de higiene. Sino por otras muchas cosas como peinarnos, asearnos o maquillarnos. Y también para descansar, dándonos largos baños relajantes.

Para dar más vida a este espacio y un aspecto más moderno y renovado, te proponemos ideas sobre un elemento que no puede faltar en ningún baño: el lavabo. Pero con un detalle que hará cambiar totalmente la estética y con el que lucirá diferente, sobre la encimera.

Ventajas de instalar un lavabo sobre una encimera 

Como ya sabemos, el lavabo es un elemento esencial en el baño, y que utilizamos muchas veces a lo largo del día. Incorporar un lavabo sobre la encimera se convierte en una muy buena idea, tanto por su funcionalidad como por la estética.

Un lavabo sobre una encimera permite cepillarse los dientes y lavarse la cara o las manos con mayor facilidad ya que no es necesario inclinarse tanto. Esto es un gran punto a favor en las casas dónde vivan niños o personas mayores. Además, su instalación es muy simple y sencilla. No requiere de mucha mano de obra para colocarlo.

No obstante, siempre tendremos que tener en cuenta que la altura máxima del lavabo deber estar entre 85-90 cm para poder usarlo cómodamente. Los lados alrededor del lavabo deben medir entre 15-20 cm.

Lo podemos encontrar en un montón de acabados, formas y estilos adaptados a todos los gustos. Se puede combinar bien con todo tipo de mueble, tanto si es más moderno, rústico o antiguo. Son estructuras muy versátiles.

Sin duda, es una tendencia que viene pisando fuerte en la decoración de baños y que cada vez vemos más.

Lavabo de cemento sobre encimera.

Qué material escoger para el lavabo

Elegir el material del lavabo, no es tarea fácil. Dependiendo de cual escojamos la funcionalidad cambiará, ya que cada uno aporta una cosa diferente. A continuación, te contamos los materiales que más se utilizan para este tipo de instalaciones.

  • La cerámica es uno de los materiales más utilizados en lavabos. Es impermeable y deja un acabado muy sutil y sencillo. Como es uno de los que más demanda tienen, su precio es muy asequible. Lo podemos encontrar en un montón de diseños y acabados. Los lavabos de cerámica de forma ovalada son unos de los que más se están viendo últimamente.
  • Por mucho que te pueda sorprender, la madera es uno de los materiales estrella en lavabos este año. La podemos encontrar en forma natural o en laminados de símil madera. El toque rústico que proporciona al baño y la calidez que aporta, son clave para que cada vez, más gente lo escoja.
  • La piedra es, sin duda, el material que más distinción aporta a tu cuarto de baño. Proporciona elegancia y diseño. Al igual que el anterior, va genial en ambientes rústicos, ya que da naturalidad, aunque también va genial con estilos más modernos y vanguardistas.
  • Otro material que quizá no muchos conozcan es el silestone. Es muy nuevo y hasta hace poco no se utilizaba. Está compuesto de cuarzo y presenta protecciones antibacterianas para garantizar la máxima higiene en el lavado. Una de sus grandes propiedades es que es muy resistente y duro. Puedes amoldarlo a diferentes estilos ya que permite el uso de distintos colores. Va genial con los estilos más modernos.
  • El cristal es el material más fino y delicado de todos. Da sensación de ligereza y pulcritud. Combina perfectamente con los estilos más contemporáneos.
  • Por último, si eres de los que prefiere un estilo más industrial en toda la ambientación de tu casa, apuesta por un lavabo de acero inoxidable u hormigón. Estos materiales aportan seriedad y rudeza al cuarto.
Lavabo de piedra ovalado.

Ideas de lavabos sobre encimeras

Encimera de cristal

Las encimeras de cristal son una de las que menos vemos porque tendemos a asociar el vidrio con un material poco resistente. Sin embargo, las aleaciones que lo conforman ahora, son de gran calidad y resistencia.

Si tenemos un baño de dimensiones reducidas, la encimera de vidrio es perfecta. Esto es porque al ser transparente deja pasar mejor la luz, dando sensación de amplitud e iluminando mejor el cuarto.

Encimera de mármol

El mármol es uno de los materiales que más de moda está en la actualidad. Bien sea para colocar pequeños detalles en casa o para encimeras y muebles del baño. Es muy resistente al agua y además, aporta distinción a la estancia.

El contra de este material es su elevado precio y su difícil mantenimiento. Si no lo cuidamos bien, se puede rayar con facilidad.

Encimera blanca y lavabo negro o viceversa

Este es, sin duda, uno de las propuestas más minimalistas. La forma de los lavabos puede ser ovalada para dar sensación de amplitud. El color negro da una imagen de seriedad al ambiente, y contrasta con la encimera blanca. Este es uno de los estilos más modernos y vanguardistas que podremos ver.

Lavabo blanco ovalado y minimalista con encimera negra.

Como vemos, integrar el lavabo en una encimera, resulta una idea con mucho estilo y personalidad. El acabado es perfecto y proporciona mucha comodidad a la hora de hacer nuestras tareas habituales allí.