¿Cómo darle un toque fresco al baño?

Estefany Hurtado 16 enero, 2018

Darle un toque fresco al baño es más fácil de lo que crees, basta un poco de imaginación, tiempo y ganas.

El baño es una de las estancias en la que puede pasar mucho tiempo sin que modifiquemos apenas nada de su decoración.

Al ser un lugar pequeño, respecto a otros de la casa, pasa desapercibido a la hora de darle otro toque.

Sin embargo, no debemos descuidar este espacio tan importante de la casa.

En este artículo te damos algunos consejos para darle un toque fresco a tu baño con pequeños gestos.

Cambia de color

No necesariamente tiene que ser el de las paredes, pero sí el de la decoración.

Los colores que transmiten más frescura son el verde, azul y amarillo; los tonos claros como el blanco o beige aportan luminosidad. Puedes combinarlos creando un conjunto refrescante.

Si quieres un cambio más drástico anímate a cambiar el color de la pared (si tienes pared y no azulejos). Incluso puedes pintar alguna forma geométrica con lineas en zig-zag.

Otra opción es colocar azulejos hidráulicos. Este tipo de azulejo es muy fácil de colocar y no requiere de obra, además tienen muchos diseños en muchos colores y estampados.

Cambia los textiles

Los textiles también pueden aportar frescura al baño, ¿cómo? ¡cambiándolos!

Renueva tus toallas por unas de color claro o colores pastel, también  vale toallas con algún estampado o relieve.

La cortina del baño también conviene cambiarla para darle un aire fresco al baño. Aprovecha las últimas tendencias como la tropical y elige una cortina de lo más llamativa.

Toallas para el baño de la gama pastel: azul, beige, amarillo claro.

Si lo que menos quieres es llamar la atención elígela en un color claro o con algún estampado que te guste.

La alfombra también puede dar su toque de frescura. Las hay desde las más sencillas a las más divertidas, como las que imitan césped.

Recuerda que debe ser bonita pero también funcional. Y no olvides que debe ser anti deslizante.

Carrito auxiliar

Si el espacio de tu baño es suficiente como para tener un carrito en el baño hazlo.

Estos carritos están en plena tendencia y además son súper funcionales permitiéndote terminar de maquillarte o peinarte en otra habitación si a alguien le urge entrar al baño.

Además, sus diseños son espectaculares y los hay para todos los gustos porque hay gran variedad de colores y diseño.

Un carrito auxiliar en tu baño, sin duda alguna, lo renovará.

Si tu baño está decorado en tonos claros elige un carrito auxiliar de color azul o verde, o incluso rosa.

Si por el contrario tu baño ya tiene color con otros elementos tienes dos opciones. La primera es elegir un carrito que pase un poco desapercibido y la segunda es elegirlo en un color que combine con el resto de elementos.

Almacenamiento

Este es un aspecto que suele preocupar mucho en el baño.

Para renovar tu baño y darle un toque fresco, cambia el tipo de almacenamiento por uno más en tendencia. Por ejemplo, usa cestas de mimbre de diferentes tamaños.

Cestas de mimbre para el baño como almacenaje

El mimbre, al ser una fibra natural aporta mucha frescura, además son fáciles de utilizar en otras estancias cuándo quieras cambiar.

Plantas

¿Qué más frescor que el que trasmiten las plantas? Quizás sea raro tener plantas en el baño, pero no lo es tanto cuando se colocan las adecuadas.

No se trata de que tu baño parezca una selva tropical, pero sí de introducir alguna planta que nos trasmita frescor y buen rollo en el baño.

Las plantas que mejor quedan en el baño son los cactus, ramitas de bambú o las crasas o suculentas.

Si te gustan más grandes y el espacio te lo permite puedes optar por un helecho o costilla de Adán.

Ramitas de bambú para el baño en un jarrón de cristal

Ambientador

Para darle un toque fresco completo a nuestro baño también debemos incluir un buen ambientador.

En la actualidad los hay muy modernos que combinan hasta tres fragancias haciendo que cada vez que entres al baño haya un olor distinto.

Lo importante es que elijas olores que nos teletransporten a la playa o al campo en un día de verano o primavera.

Puedes cambiar de fragancia cada cierto tiempo para no cansarte.

Conclusión

Para no descuidar el baño es importante que cada cierto tiempo dediquemos tiempo a renovarlo.

Como ves, es fácil darle otro aire y no requiere ni mucho dinero, ni mucho tiempo y hará que tu baño cambie y sus usuarios no se aburran de siempre lo mismo. 

La iluminación también es un factor que nos ayuda a darle ese toque de frescor al baño, eso sí, mejor la natural. Si no tienes mucha luz natural en el baño opta por bombillas blancas.

Te puede gustar