Tipos de dispensadores de jabón para el baño

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El baño puede complementarse con artículos originales, modernos y actualizados; por eso, la variedad de dispensadores de jabón que hay en el mercado es realmente interesante para la decoración.
 

La posibilidad de introducir recursos originales que llamen la atención y que conviertan un espacio de la casa en un lugar más atractivo nos resulta interesante a todos. Por eso, es preciso que conozcamos diferentes tipos de dispensadores de jabón para el baño.

Generalmente, solemos limitarnos a tener los formatos típicos sin salirnos de las líneas tradicionales; sin embargo, existen algunas variantes que pueden ser de nuestro agrado y nos ayudan a modernizar el baño.

En los baños de los bares es donde encontramos tipologías realmente curiosas que pretenden proporcionar comodidad, facilitar el uso del jabón y dinamizar la estética del lugar; por tanto, ¿por qué no aplicar el mismo procedimiento en nuestro hogar?

Dispensadores de jabón móviles

Decoración del baño
Imagen: hym.es

Probablemente, el modelo que más se repite en las viviendas es el dispensador móvil; es decir, el que se suele situar en un lateral del lavabo. Además, este es el más comercializado por las tiendas de decoración.

Se conforma por un depósito, que puede tener una forma geométrica o una figura determinada, y un dispensador en la parte superior sobre el cual se presiona para la salida del jabón líquido.

 

Los hay de diseños elegantes, hechos en cerámica y con acero inoxidable o, también, más funcionales, incluso de plástico para que nos deshagamos de él tras su uso. En definitiva, podríamos decir que este tipo de dispensadores son los más sencillos y, a su vez, más económicos.

Para aquellos que son más clásicos, los formatos tradicionales son una buena opción.

Dispensadores de jabón adheridos a la pared

Dispensadores de jabón para la pared
Imagen: leroymerlin.es

Este formato puede resultar menos común en los hogares; no obstante, está tomando cada vez más presencia en pisos de ciudad. Por otro lado, cabe destacar que es el formato común en el mundo de la hostelería; además, es más higiénico para el lavado de las manos. Veamos 4 variedades dentro de esta familia:

  1. El ejemplar más común es el dispensador con formato de depósito rectangular adherido a la pared que, al presionar un botón o palanca, dispensa jabón líquido. Este dispositivo ahorra espacio en el lavabo y, además, no existe peligro de que pueda caerse al suelo.
  2. Otra tipología sería el mismo sistema que el anterior pero con un sensor que permite captar las manos del individuo; es decir que dispensa el jabón automáticamente al captar el movimiento. En el fondo, favorece la higiene personal al no tener que tocar ningún botón.
  3. Un caso particular sería unir el dispensador móvil a la pared. A través de una pieza de sujeción, quedaría bien fijado; eso sí, no perdería su diseño tradicional y habría que pulsar en la parte superior para obtener el jabón.
  4. Un nuevo formato son los dispensadores en spray con un diseño semejante a los anteriores. Los hay de pared o móviles; sin embargo, la particularidad se encuentra en la manera de disponer el jabón de forma rápida en spray.
 

Dispensadores de jabón con figuras reconocibles

Dispensadores de jabón originales
Imagen: pinterest.es

Si deseamos darle un toque más animado al baño, podemos tematizarlo a través de figuras reconocibles.

En el mercado, encontraremos dispensadores con múltiples formas: animales reconocibles (oso, ballena, delfín, conejo…), personajes de cine (Mickey Mouse, Star Wars, Betty Boop…), una estructura hecha con piezas de lego, un coche, etc.

En el caso de los dispensadores para baños infantiles, la creatividad no tiene límites. Existen diferentes figuras para que lavarse las manos sea algo divertido. Algunos ejemplos son: Picachu, los Minions, la Patrulla Canina, Bob Esponja, un osito, etc.

Nuestro objetivo es que la higiene personal sea una acción divertida.

Cómo realizar un dispensador de jabón de forma artesanal

Dispensadores de jabón DIY
Imagen: pinterest.es

Fabricar nuestro propio dispensador es tarea fácil. Por un lado, tendríamos que utilizar un recipiente de cerámica, vidrio o plástico. Es importante que tenga una abertura para que el jabón pueda ser extraído de manera directa.

Un tarro de cristal o un botellín poseen el formato ideal. Convendría ajustar bien el dispensador en la abertura superior; no obstante, el procedimiento es muy sencillo, por lo que la originalidad del diseño externo dependerá de nuestra imaginación.

 
  • Ahern, Abigail: Cómo decorar tu piso, Océano Ambar, 2010.