3 ideas para decorar todo tipo de ventanas

Sofía Sangrador · 23 octubre, 2018
Existen muchísimas maneras de decoras las ventanas, tanto en el interior como en el exterior de tu casa. Nosotros te dejamos algunas ideas con las que conseguirás hacerlo a la perfección.

Como veremos en este artículo sobre decorar ventanas, hay muchas maneras de personalizarlas a tu gusto. Y, así, podrás hacer que sigan fácilmente el estilo decorativo que hayas escogido para esa parte de la casa.

Para ello, hay que tener en cuenta el material del que están elaboradas, ya que, en función de ello, presentarán un acabado u otro, más afín a unos estilos decorativos que a otros. Además, las encontramos de forma y tamaños muy variados, desde pequeñas ventanas hasta amplios ventanales o cristaleras, que nos dejarán más espacio para decorar.

Por otro lado, debemos pensar si vamos a decorarlas por la parte interior o exterior. Dependiendo de eso, tendremos que escoger materiales más o menos resistentes a los agentes meteorológicos, por ejemplo.

A continuación, queremos dejarte algunas ideas. En algunos casos, podrás combinar más de una, siempre que el resultado final no esté sobrecargado, se impida un correcto paso de la luz exterior o dificulte enormemente su limpieza y mantenimiento.

1. Cortinas, estores, persianas y contraventanas

hacer tus propias cortinas

Sin duda, son la posibilidad más usual en la mayor parte de los hogares. Además, en muchos casos se combina más de una opción: cortina y persiana, estor y contraventana… De un modo u otro, todos estos accesorios actúan a modo de protección. Evitan que no entre tanto frío o ayudan a tamizar la luz que llega del exterior.

En el caso de los estores y cortinas, hay opciones realmente decorativas. Para las habitaciones infantiles hay diseños muy variados. Por otro lado, si te gusta la tendencia DIY (o hazlo tú mismo), puedes reutilizar materiales para hacer tus propias cortinas.

Si la habitación no es muy luminosa, te recomendamos que escojas estores o cortinas finitas. De este modo, no se tamizará mucho la luz e intentaremos potenciar en la medida de lo posible la luz natural.

Por tanto, aunque principalmente tienen un carácter práctico y funcional, podemos utilizar estos complementos a modo decorativo. Para ello, escogeremos modelos o diseños bonitos que nos resulten llamativos. La variedad de materiales y técnicas puede darnos mucho juego: madera, macramé, telas, fibras naturales…

2. Plantas

Cactus en la ventana.

Esta opción es válida para decorar todo tipo de ventanas, tanto para la parte interior como la exterior. Eso sí, en el caso de la exterior, tienes que escoger plantas o flores que resistan ante las condiciones del clima de tu zona.

Si quieres decorar la ventana por dentro, puedes colocar macetas en el alféizar. En función del estilo decorativo, el tiesto será de un material u otro. Por ejemplo, si el estilo es industrial, quedarán muy bien de cobre. Si la decoración es étnica, deberán tener motivos geométricos…

Otra posibilidad es poner plantas colgantes, bien desde la barra de la cortina o colocando una o dos barras horizontales, creando una especie de jardín vertical.

3. Adornos y recipientes

Aquí tenemos mucho campo para ser creativos, ya que hay mil maneras diferentes entre las que puedes escoger, desde poner una pequeña guirnalda decorativa, hasta colocar una línea de pompones desde la barra de la cortina.

Ventana con un banco.

También puedes colgar un hilo de lana con abalorios, estrellas, corazones… Darán un toque de color. Si hay niños pequeños en casa, pueden ayudarte a hacerlo, les encantará.

Otra posibilidad es poner algunos vinilos o pegatinas decorativas, hay muchísima variedad. Algunos de los más utilizados son los que imitan la figura de uno o más pájaros sobre una rama. Puedes colocarlos a distintas alturas, dejando la zona del medio libre, por ejemplo.

Otros imitan flores, hojas secas cayendo, gotas de lluvia, siluetas de ciudades famosas o animales, sobre todo para casas donde hay niños pequeños. Además, los puedes encontrar de estilos muy diferentes y no te será difícil encontrar el más adecuado para tus ventanas.

Por último, también puedes colocar un banco bajo la ventana, donde podrás colocar cojines, jarrones decorativos o macetas. Si andas corto en espacio de almacenamiento, fácilmente puede ser un estante adicional.

Como ves, estas son solo algunas maneras de decorar las ventanas. Con un poco de imaginación y creatividad, podrás cambiarlas casi por completo.