4 consejos para aplicar el hygge en tu hogar

Ivana Jerman · 22 octubre, 2018
Conoce el estilo hygge y aprende a decorar tus espacios de la mejor manera. Disfruta de rincones acogedores en casa para descansar.

El hygge es un estilo de vida que aplicaron en principio los daneses y se trasladó a todos los rincones del mundo. Si bien es un estilo de vida, posee cierta filosofía, puede verse reflejado en la decoración de interiores. El hygge es una forma de crear espacios y atmósferas de bienestar, calidez y confort. Se trata de disfrutar las cosas bellas y simples de la vida y de aprovechar cada momento con alegría e intensidad. Si estás cansado de vivir en un mundo digital en donde el tiempo corre cada vez más rápido, te aconsejamos aplicar un estilo hygge en tu hogar. De esta manera, podrás relajarte y vivir el día a día con más tranquilidad.

Por este motivo, te contaremos de qué forma puedes aplicar este estilo en la decoración de tu hogar. Así, podrás crear bellos espacios para descansar y disfrutar solo o en compañía.

Rincones hygge

Para aplicar un estilo hygge en tu hogar deberás tener en cuenta ciertos factores que contribuirán a realizar bellos espacios. Deberás aplicar tonos claros, muebles cómodos y crear pequeños rincones de confort. A continuación te mostramos de qué forma puedes hacerlo.

Rincón hygge en salón.

1- Aplica tonos claros

Deberás aplicar tonos suaves y claros en el espacio. Te recomendamos que apliques colores neutros como el crudo, blanco o en la gama de grises claros. Si aplicas, por ejemplo, un gris claro en la pared, puedes incorporar mobiliario en tonos claros como el beige o blanco. De lo contrario, si aplicas un color crudo, tiza o blanco en las paredes, los muebles en tonos gris claro o colores pasteles, quedarán también muy bonitos. Juega con los tonos de modo que no sobrecargues visualmente los espacios. Además, deberás equilibrar los colores claros para crear espacios cálidos y no fríos. 

2- No sobrecargues los espacios

Los espacios que caracterizan al hygge danés son sencillos y con pocos elementos en el espacio. Al aplicar tus objetos funcionales o decorativos, estos deberán ser de materiales cálidos. Procura no sobrecargar las paredes con elementos de decoración. De lo contrario, entorpecerá la vista y generará distracciones innecesarias. Además, para relajarnos y disfrutar de la tranquilidad, cuando el espacio que nos rodea es “pesado” visualmente, será más difícil descansar.

3- Utiliza materiales suaves y naturales

Como te hemos mencionado anteriormente, aplicar materiales suaves y naturales será fundamental. Los materiales que provienen de la naturaleza aportarán calidez y suavidad a nuestros espacios. Por este motivo será ideal que apliques madera en los pisos y en el mobiliario de tu hogar. Así, tus espacios destacarán por ser suaves y cálidos. También podrás aplicar tejidos suaves de fibras naturales tales como el algodón, el lino, la lana o el pelo natural.

Textiles cálidos.

4- Crea rincones de confort

Los rincones de confort al mejor estilo hygee danés son los espacios que definen este estilo. Podrás crear bellos rincones personalizados para descansar y pasar tiempo a solas o en compañía. Podrás crearlos en el salón de tu hogar, en tu dormitorio, balcón y mucho más.

En el salón

Si posees una chimenea en el salón de tu hogar, este será un espacio ideal para crear tu rincón de descanso al mejor estilo hygge. Aplica un sofá en forma de “L” con cojines de mediano tamaño y bien mullidos. Las frazadas y las alfombras serán elementos textiles que no podrán faltar en este rincón especial. Así, podrás disfrutar de un reconfortante y relajante momento a la luz del fuego en invierno. 

También, puedes aplicar una alfombra frente a la chimenea, si no tienes espacio para un sofá tan grande. Incorpora varios cojines sobre la alfombra y procura aplicar una placa en tu chimenea para evitar posibles incendios.

En un rincón de tu hogar

Rincón de lectura.

Otra alternativa propia del estilo hygge es crear rincones de lectura en otros rincones de tu hogar. Crea un espacio personalizado junto a un ventanal. Las plantas colgantes son otro elemento que puedes aplicar para destacar estos espacios naturales y confortables. Puedes aplicar un pequeño colchón junto a la ventana, grandes cojines bien mullidos y de diferentes texturas. También, un hermosa frazada de lana trenzada será realmente práctica para los días más frescos. Puedes incorporar bellas velas en color blanco o algunos candelabros pequeños en el suelo. Así, tendrás terminado tu rincón personalizado.

Con estos consejos podrás crear hermosos rincones confortables para disfrutar y relajarte. El estilo hygge se destaca por aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de la vida. Como un descanso, un momento a solas o en familia, o una deliciosa taza de café frente al fuego. Prueba decorando tus espacios y crea rincones especiales para disfrutar en casa.