4 consejos para decorar con molduras

Yamila Papa · 25 marzo, 2019
Se suele pensar que decorar con molduras es solo para ambientes sofisticados o elegantes. Sin embargo, puedes usarlas para crear espacios originales con poco dinero. ¡Dales una oportunidad!

Siempre pensamos que las molduras son para ambientes recargados, sofisticados o clásicos. Sin embargo, nos dan muchas más posibilidades de lo que pensamos. En el siguiente post te damos algunas ideas y consejos para que puedas decorar con molduras y dejar de lado el concepto que tienes de ellas. ¡Te encantarán!

Por qué decorar con molduras

Pared con moldura beige

La variedad es la principal ventaja de usar molduras en la decoración. Sin duda alguna, hallarás una opción y diseño que se adapte a lo que te guste y al estilo de tu hogar o ambiente en particular.

Nadie puede negar que los techos y paredes que presentan estos objetos ofrecen un aspecto diferente, elegante y distinguido. Es una idea más que original e, incluso, nos permite resaltar solo una parte del ambiente cuando el resto de la decoración es sencilla.

1. Compra molduras de buena calidad

De esta manera evitarás que se despeguen, se caigan, o arruinen la pintura del techo o la pared. A veces es mejor gastar un poco más y asegurarnos de que el material es de buena calidad, que adquirir un producto más barato que tengamos que reemplazar en corto plazo.

2. Ten en cuenta la proporción

Decorar con molduras es una excelente opción, pero eso no quiere decir que tengamos que recargar las paredes y los techos con ellas. Si quieres obtener un buen resultado, ten en cuenta el tamaño y la altura de los ambientes.

De esta manera, un techo alto admite una moldura más ancha y decorada. Por el contrario, un techo bajo queda mejor con molduras rectas y sencillas. Algo similar sucede con las paredes: para ambientes pequeños utiliza algo poco cargado.

3. Imagina y hazlo realidad

No tienes por qué quedarte con la primera moldura que veas en la tienda. Puedes, incluso, emplear de diferentes tamaños y crear rectángulos sobre las paredes.

El color que elijas para las paredes, techos y molduras puede ayudarte también a combinar y a abrir el juego. Por ejemplo: si la pared y el techo son blancos, una moldura de un tono oscuro puede conseguir el contraste deseado o viceversa.

4. Pégalas tú mismo

Es más sencillo de lo que crees, y así te ahorrarás el pagar a alguien (o esperar que alguna persona conocida te ayude). Antes que nada, asegúrate de que el área esté en buenas condiciones, limpia y seca. Cualquier arreglo o limpieza debe hacerse antes.

Mide bien el largo de la pared y corta en el lugar adecuado (también puedes comprarlas ya del tamaño específico). Coloca el pegamento y comienza por un extremo. Ejerce presión para que se adhiera bien. Cuando se haya secado por completo, puedes pintarlas si lo deseas.

Ideas para decorar con molduras

Ahora que ya te hemos convencido de que las molduras son un must para tu hogar, es momento de ver algunas opciones e ideas interesantes para aprovecharlas.

1. Para separar ambientes

Moldura de cocina.
Moldura de cocina / pinterest.es

Por ejemplo, si tu casa es de plano abierto, puedes delimitar la sala de la cocina de muchas maneras. Una de ellas es colocando molduras diferentes (o en una parte ni siquiera ponerlas).

2. Para pasillos estrechos

Decorar un pasillo ancho.

Los pasillos muchas veces son solo un lugar de paso para llegar a las habitaciones, y no les damos mucha importancia. Por su estrechez no admiten demasiada decoración. ¿Por qué no te animas a pegar unas molduras a tu pasillo?

Puedes armar rectángulos o cuadrados en las paredes, colocar una línea en el centro de la pared, o en la unión entre el techo y la pared. ¡Un detalle más que delicado y original!

3. También para las aberturas

Moldura en ventana interior.
Moldura / richelieu.com

En lugar de pensar en decorar con molduras, como si solo quedasen bien en las paredes y techos, puedes abrir un poco el espectro y añadirlas en los bordes de las ventanas o en las puertas.

4. Para dividir la pared

Moldura en la pared de dos colores.
Moldura / servicolor.com

Si quieres, por ejemplo, pintar la mitad de la pared de un color y la otra del otro, o en una de las secciones colocar papel tapiz, una excelente manera de hacer dicha separación es colocando molduras.

Como has podido ver, es posible decorar con molduras en cualquier rincón de la casa, y sin necesidad de recargar el ambiente. Elige el diseño que más te guste… ¡Y deja volar la imaginación!