4 ideas para decorar la cocina y el comedor en Halloween

Pilar · 29 octubre, 2018
Dale un toque tenebroso a la cocina y al salón con estas ideas.

Llega el otoño y con él un de las celebraciones más importantes del año: Halloween. Llega el momento de decorar nuestra vivienda y aterrorizar a todos los invitados que vengan a ella. Para que sepas cómo hacerlo te proponemos 4 ideas para decorar la cocina y el comedor en Halloween.

Como vas a comprobar, darle un efecto terrorífico a estas dos estancias es muy sencillo y lo puedes hacer tú mismo. Basta con que compres unos cuantos materiales y le des rienda suelta a tu imaginación.

1. Mantel sangriento

Jeringuillas con sangre.

Si hay un elemento que no puede faltar en el comedor o en la cocina ese es el mantel. Te proponemos que retires el que uses de forma habitual y fabriques tú mismo otro diferente y especial para esta festividad. Haz tú mismo la sangre artificial siguiendo estos pasos.

Corta un trozo de tela blanca de la medida del mantel que usas habitualmente. Esparce sangre artificial para que queden gotas y manchas por toda la superficie. Después pega por los extremos telarañas o cose diferentes piezas como por ejemplo arañas, dedos u ojos. Por último, coloca este tétrico mantel que quedará perfecto para una comida temática.

Esta idea es apta tanto para el comedor como para la cocina y seguro que por su originalidad sorprende a tus invitados

2. Telarañas

Las telarañas son un elemento que no puede faltar en la decoración de Halloween. Las puedes comprar en cualquier gran superficie o tienda especializada de decoración de eventos. Las hay de diversos tamaños y si quieres colocar una gran cantidad existen rollos que se compran por metros y que resultan muy útiles.

Para colocar las telarañas podemos darte muchos consejos pero lo principal es que sepas que las puedes colocar en cualquier rincón. Juega con las diferentes alturas y colócalas en las lámparas, el suelo, las estanterías o hasta en el sofá o la mesa.

Telarañas.

Si tienen suficiente grosor puedes colocar entre ellas pequeños insectos u otros elementos que contribuyan a ambientar este espacio. Una buena opción es intercalarlas con luces de colores o velas eléctricas. Así quedarán iluminadas al mismo tiempo que sigue estando presente el ambiente tenebroso.

3. Centros de mesa tétricos

Los centros de mesa  son un elemento muy común en cualquier cocina o salón. Desde aquí te proponemos que les des un giro y sigan estando presentes durante la celebración de Halloween. Lo puedes hacer tú mismo y con objetos que valen muy poco dinero.

Compra un pequeño cesto de mimbre, bandeja de cristal o elemento similar en el que ir colocando todos los objetos que van a componer el centro. Después prepara una calabaza de tamaño pequeño, telarañas, velas y todos los elementos que se te ocurran. Si quieres darle un toque verdaderamente tétrico puedes colocar también ojos de plástico o silicona, manos, brazos o la cabeza de algún muñeco.

Una vez que tengas todos los elementos forma una composición original y pégalos con ayuda de pegamento de contacto. Como toque final puedes añadir telarañas o sangre artificial.

4. Calabazas

Calabazas luminosas.

La última propuesta para decorar la cocina y el comedor en Halloween es un clásico que no puede faltar. Se trata de las calabazas que tan características son de esta época del año. Compra varias calabazas para poder distribuirlas por los diferentes espacios de la vivienda. 

Nuestra recomendación es que compres calabazas maduras y de tamaño mediano. Así estarán más blandas y se vaciarán con facilidad. Una vez que estén vacías puedes aprovechar toda la pulpa que has extraído para elaborar deliciosas recetas como esta que te explicamos. 

Dibuja en el exterior rostros con grandes ojos y sonrisas malvadas para poder tallarlos con la ayuda de un cúter. Después, basta con introducir una pequeña vela en el interior para que luzcan perfectamente. 

Con todas estas ideas que te hemos propuesto ya sabes cómo decorar el salón y la cocina de tu casa al más puro estilo Halloween. No esperes más y empieza a planear la decoración para que tu casa luzca perfecta cuando llegue la fecha indicada. Como has podido comprobar, basta con un poco de imaginación y unos cuantos materiales muy económicos para que tu casa luzca un aspecto totalmente diferente y tus invitados queden sorprendidos y atemorizados nada más entrar.