5 consejos que debes seguir antes de pintar tus paredes

Yamila 26 julio, 2018
Las paredes de tu casa son tu mejor carta de presentación. Por eso debes tener en cuenta ciertas cuestiones antes de pintarlas. ¡Así obtendrás un resultado profesional y más que bonito!

Te has cansado del color y te has decidido a pintar tus paredes, o bien quieres renovar la pintura que ya tiene varios años. ¡Perfecto! Pero antes, debes seguir algunos pasos muy importantes si quieres que el resultado quede más que profesional y como deseas.

Las paredes de tu casa son tu mejor carta de presentación. Por eso debes tener en cuenta ciertas cuestiones antes de pintarlas. Así obtendrás un resultado profesional y más que bonito.

¿Qué hacer antes de pintar tus paredes?

Darle color a tus paredes es una actividad que lleva tiempo. Para que quede perfecto debemos, además, cumplir algunos ‘requisitos’ básicos antes de aplicar la pintura. Estos pasos anteriores son, en muchos casos, más importantes que el hecho de pintar.

Esto ocurre porque, si la pared no está en condiciones, aunque compremos los materiales más caros o de mejor calidad, el resultado no será el esperado. Presta atención a estos consejos antes de pintar paredes.

1. Limpia bien

Solemos ‘saltarnos’ este paso, pero es muy importante que, antes de pasar la pintura, eliminemos toda la suciedad de las paredes. Podemos utilizar una escoba o un trapo, pero siempre en seco. Pasa de arriba hacia abajo para quitar todo lo que esté adherido: telas de araña, polvo, etc.

Ten en cuenta que si la superficie que quieres pintar no está limpia, la pintura no se adherirá correctamente y en poco tiempo comenzará a caerse a capas. No te recomendamos que hagas la limpieza en mojado o húmedo ya que tardará en secarse y probablemente quieras comenzar a pintar lo antes posible.

2. Busca filtraciones

A la hora de pintar techos o paredes (interiores y exteriores), estos pueden presentar humedad. Es muy fácil de detectar: son áreas más oscuras, manchadas y con pintura resquebrajada.

Si temes que haya alguna filtración o fuga en las tuberías, te aconsejamos que contrates a un especialista para que lo solucione.

Una vez que haya terminado esa tarea, tendrás el “permiso” para pintar. De lo contrario, tanto gasto de dinero, tiempo y esfuerzo serán en vano… ¡En seguida aparecerán las humedades de nuevo!

humedad en paredes

3. Repara los agujeros

Usamos las paredes para colgar cuadros, estantes, marcos y muchas cosas más. Cuando los desmontamos para pintar y quitamos los clavos, automáticamente quedan los agujeros. Quizás en una superficie blanca no se noten tanto, pero si queremos pintar de algún color (sobre todo en tonos oscuros) quedarán más visibles.

Especialmente si no tienes pensado poner los cuadros en el mismo sitio que antes, te recomendamos que tapes con un material especial de relleno para paredes, que se aplica con una espátula. Deja secar y lija suavemente antes de aplicar la primera capa de pintura.

4. Protege los muebles y el piso

Ya tienes todo listo para ponerte a pintar las paredes… pero no te has dado cuenta de que este material ensucia bastante y puede estropear todo lo que toca. Lo ideal sería cambiar el color de los ambientes antes de mudarnos, pero si esto no es posible, al menos quita los muebles y trasládalos a otro espacio de la casa.

Si tampoco se puede, te recomendamos que juntes todo en el centro de la habitación y, aunque quede lejos de las paredes, lo tapes con sábanas viejas o plásticos.

En cuanto al piso, procura que los bordes de los zócalos y cerámicos queden bien tapados. Puedes usar papel de periódico, bolsas plásticas o cualquier material que proteja los suelos de las gotas de pintura que caen accidentalmente de las brochas y rodillos mientras trabajamos en las partes más altas de la pared.

5. Haz una prueba de color

Si aún no has decidido el tono con el que quieres pintar tus paredes, evita comprar una lata grande antes de hacer una prueba. Puedes adquirir la menor cantidad posible y dar una mano en un sector específico.

Analiza si es de tu agrado y, cuando te convenzas, entonces sí puedes hacerte con más cantidad. Ten en cuenta que cuando pides que te preparen un tono específico que implica mezclar varios tonos siempre es mejor comprar una buena cantidad, aunque sobre. ¿Por qué? Porque no siempre las pinturas son iguales… ¡Y te pueden quedar las paredes diferentes!

Por último, te recomendamos que compres pintura y elementos de buena calidad. No siempre son los más costosos. Consulta en la tienda para que te recomienden la mejor opción.

Te puede gustar