5 ideas para paredes infantiles

Francisco · 5 abril, 2018
Si tu intención es decorar una habitación con temática infantil o pretendes hacer un espacio apropiado para niños, te presentamos una serie de ideas muy útiles para la decoración.

¿Tienes dudas sobre cómo decorar la habitación de tus hijos? o ¿tienes una ludoteca y no sabes qué hacer en las paredes? Te ofrecemos 5 ideas para paredes infantiles.

Antes de nada, debes saber que la temática y el color van a ser piezas fundamentales; será lo que capte la atención principalmente.

Es importante que hagas de este espacio un lugar cómodo, divertido y agradable. Aunque no lo parezca, un niño pequeño estará más feliz si su cuarto es un lugar divertido y de ensueño.

1ª idea: el color

El color va a ser el pilar fundamental que proporcione a la habitación carácter y estilo. Dependiendo de la tonalidad que se utilice puede generar diferentes sensaciones.

¿Cuáles son los colores más apropiados para una habitación infantil? Veamos algunos ejemplos:

  • Azul celeste: hace del espacio un lugar tranquilo, complaciente y abierto; produce sensación de amplitud.
  • Rosa: destinado normalmente a habitaciones femeninas, genera calidez, delicadeza y templanza.
  • Púrpura: color más atrevido, otorga mayor energía, templanza y carácter alternativo.
  • Blanco: pureza, limpieza, amplitud y austeridad.
  • Cálidos-terrosos: esta gama proporciona calma, desasosiego, tranquilidad y estabilidad.

Resulta interesante que tengamos en cuenta las posibles sensaciones de cada color, ya que puede incidir en el carácter de los bebés o niños pequeños.

Habitación infantil con colores cálidos.

2ª idea: estampados

Los estampados complementan al color de la habitación, además de generar la temática y contenido. ¿Cuáles podemos considerar los estampados más comunes en el mundo de la decoración infantil?

  • Geométricos: cuadrados, rombos o círculos, cualquiera de ellos puede encajar a la perfección; de todos modos, es importante que exista dinamización del color.
  • Puntos: son pequeños círculos, dispuestos de forma aleatoria, pudiendo ser del mismo color o de varias gamas; quedan muy bien sobre fondo blanco.
  • Nubes: deben ser dispuestas sobre fondo azul celeste; evidentemente hay que simular un cielo.
  • Naturales: árboles, flores o montañas, cualquier tipo puede ser útil para decorar y tematizar el espacio.
  • Temáticos: dependiendo del tema que se quiera hacer en la habitación, así serán los estampados: fútbol, baloncesto, coches, animales, casas, estrellas, etc.
Paredes de una habitación infantil con rayas de colorines.

3ª idea: vinilos de pared

Actualmente existen numerosos comercios donde se venden vinilos temáticos para habitaciones infantiles. Cualquier espacio de decoración lo ofertan.

¿Qué beneficios tiene un vinilo? Por supuesto, la facilidad en la colocación, ya que simplemente se dispone en la superficie en un instante.

Obviamente, se tarda mucho más tiempo pintando una pared, icono por icono, en comparación con un vinilo que, incluso, si se desea retirar puede hacerse de forma rápida y eficiente. Ejemplos:

  • Animales: son los más comunes, habiendo de colores y caricaturizados, es decir, de aspecto más infantil.
  • Naturaleza: flores, árboles, montañas, etc.
  • Disney: los personajes favoritos de los niños pueden estar en su propia habitación.
  • Cine: personajes de cine o iconos representativos como Star Wars.
  • Deportes: multitud de modelos, incluso de equipos de fútbol.
  • Medidor: muy demandado en el mercado, tiene una disposición de medidas en altura para poder comprobar el crecimiento.

Además, puedes tener vinilos a medida y con temáticas que pueden ayudarte a elegir el contenido de la habitación. En internet se puede encontrar catálogos muy interesantes.

Paredes infantiles con un vinilo de un castillo rosa.

4ª idea: evitar colores oscuros e intensos

En el ámbito de la psicología infantil, se ha investigado la incidencia de los colores sobre los niños; por eso, su habitación ha de ser un espacio de recogimiento y tranquilidad.

Un niño no debe educarse en la hiperestimulación, sino en la calma, la actividad y entretenimiento; es decir, debe saber digerir diferentes estados de ánimo.

Los colores “chillones”, tales como amarillos, rojos intensos, naranjas fuertes, etc., puede ocasionar demasiada energía en el interior de los niños.

De esta manera, es importante que estén cómodos y relajados, y, por supuesto, a su gusto. Por tanto, dedícales tiempo a decorar adecuadamente la habitación a tus hijos.

La tranquilidad, la calma y el entretenimiento, deben ser los mejores amigos de los niños.

Paredes infantiles de color blanco relajante combinadas con negro.

5ª idea: paredes en sintonía con el mobiliario

La armonía del conjunto es imprescindible. Si existe un tipo de temática debe estar en sintonía con el conjunto; cualquier disonancia puede generar tensión.

Si una pared pintada o con un vinilo mantiene una concordancia con el mobiliario, haremos que el espacio sea confortable y dialoguen todos los elementos decorativos.

No te olvides que un niño pequeño pasará muchas horas en su habitación, ya sea durmiendo, jugando o descansando. Por eso, haz que este lugar sea acogedor.

Habitación decorada en sintonía con sus paredes.