Cuadros pictóricos para decorar tu casa

9 abril, 2018
Utiliza cuadros pictóricos para decorar tu hogar y hacer que las paredes transmitan arte, sin dejar de perder la función decorativa.

A lo largo de la historia, las obras de arte han sido empleadas como medio decorativo, principalmente en hogares de las élites sociales. Veamos cómo puedes aplicar el mismo recurso y utilizar cuadros pictóricos para decorar tu casa.

La pintura es un arte cuya expresión estética demuestra un gusto refinado por un contenido concreto, el cual es reflejado a través del óleo, acrílico, acuarela, ceras, etc.

¿Por qué utilizar la pintura como medio decorativo?

Los espacios de exposiciones tienen en sus paredes cuadros de pintura colgados. La pricipal pretensión es atraer la mirada del público y que disfruten de su estética.

¿Cumplen en este caso una finalidad decorativa? Evidentemente, decoran el lugar, además de no existir otros objetos que desvíen la atención.

Dentro de una vivienda, la función que cumpla un cuadro pictórico será, junto con el mobiliario y otros elementos, decorativa.

Mientras unos objetos se encuentran sobre encimeras, mesas o estanterías, un cuadro se exhibe desde la pared, a la altura de la mirada de las personas; por tanto, embellece el lugar y atrae la atención.

¿Dónde disponer cuadros?

Cualquier parte de la casa puede ser óptima para colocar un cuadro; sin embargo, según la técnica, puede quedar mejor en un lugar u otro, atendiendo también al propio tamaño.

  • Recibidor: óleo y acrílico, pudiendo ser de amplias dimensiones para generar mayor atracción.
  • Salón: espacio perfecto para disponer varios cuadros. Las técnicas de óleo, acrílico y acuarela son las más adecuadas.
  • Pasillo: óleo, acrílico y acuarela; esta última que sea de tamaño reducido.
  • Domitorio: el mismo caso que en el salón.
  • Cocina: óleo y acrílico.
  • Baño: óleo y acrílico; también triunfan los cuadros de punto de cruz.
Cuadros en la cocina.

Estilos de pintura

Ante todo, debemos evitar que una habitación se convierta en sala de exposición. Cada cuadro debe ser un complemento y no atraer tanto como para quitarle el protagonismo a otros elementos decorativos.

¿De qué manera podemos hacer que la pintura sea atractiva y se amolde bien al espacio? En este caso, es el estilo el medio con el que ayudar a la decoración general.

¿Cuáles son los estilos más característicos para una vivienda? Nuestras recomendaciones son las siguientes:

  • Impresionismo: su técnica genera complacencia y gusto por parte del espectador; ayuda a la decoración y crea positivismo por la temática que suele tener.
  • Contemporáneo: para viviendas más modernas, como las minimalistas o las urban style; este estilo permite crear un carácter más alternativo y atrevido.
  • Paisajismo: representación de paisajes; mejor evitar el realismo y buscar más bien una técnica más desdibujada, próximo al impresionismo.
  • Bodegones: recurso muy empleado durante el siglo XX en las casas; le otorga al hogar un carácter campestre y atemporal.
Cuadros contemporáneos para el salón.

Elección de los marcos

Aparte del lienzo donde se representa la pintura, otro elemento a tener en cuenta es el marco. Éste no puede ser escogido de forma aleatoria; es mejor que exista sintonía con el conjunto.

El modelo que se usa generalmente es el marco liso de madera, siempre y cuando sea de tonalidad oscura y no demasiado clara. Encaja perfectamente con cualquier estilo.

Dependiendo del diseño interior, en el caso de que tengamos un hogar de estilo galante, con una decoración rococó, pueden quedar muy bien los marcos dorados, con florituras o rocallas.

Para una vivienda minimalista, el marco liso de líneas rectas y de color oscuro, puede ayudar a resaltar la pintura, aunque por norma general se emplean para enmarcar pinturas de género contemporáneo.

¿Es factible utilizar marcos plateados? En muchas ocasiones se han utilizado para fotografías, pero en pintura es mejor evitar este tipo de marcos.

Una tendencia que se está llevando en la actualidad es dejar al lienzo sin marco, ya que ofrece un carácter desenfadado, desnudo y que crea un ambiente no tan recargado.

Temáticas

Los temas que mejor pueden acompañar a nuestra vivienda son las siguientes:

  • Paisajes: especialmente para el salón.
  • Atardeceres: ofrecen luminosidad, colorido y atracción visual. Muy recomendable para dormitorios.
  • Bodegones: en salones y cocinas.
  • Abstracto: para casas modernas o minimalistas. Encajan muy bien salones, dormitorios y pasillos.
  • Contemporáneo: perfecto para todo tipo de viviendas, especialmente para las más modernas. Puede quedar muy bien en salones y dormitorios.
Cuadros contemporáneos.

Conclusión

A lo largo de la historia, la pintura se ha utilizado para complacer a nuestra vista. Utiliza este recurso decorativo para tu vivienda y decora tus habitaciones con cuadros llenos de color.

Sin lugar a dudas, la decoración no solamente debe estar sobre muebles, sino también colgada sobre las paredes.

Te puede gustar