5 consejos para conseguir más iluminación en el hogar

28 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Si quieres proporcionarle a tu hogar más iluminación y deshacerte de la penumbra de algunas estancias, es momento de valorar los siguientes consejos.

Se ha podido comprobar que las viviendas de las ciudades exhiben pocas horas de luz natural y algunas de las habitaciones llegan a estar en penumbra bastantes horas al día. Es momento de buscar alternativas que solucionen este problema; por eso, te mostramos 5 consejos para conseguir más iluminación en el hogar.

A la hora de construir las casas se trata de buscar el sur como principal foco de luz y calor para mejorar las condiciones de vida. Sin embargo, no siempre se disponen los terrenos de forma factible para la construcción, hasta tal punto que no reciben luz solar de forma continuada.

El principal objetivo es que evitemos el uso de la electricidad, ya que puede generar gastos muy elevados a largo plazo. Si estamos utilizando continuamente luz artificial, estaremos gastando dinero y no ayudamos al medio ambiente.

1. Iluminación en el hogar: aprovechar la luz natural

Estores en screen.
Estores en screen / cortinadecor.com

Si tu piso no tiene ventanas que permitan el acceso de luz natural, es momento de intervenir y buscar la posibilidad de ampliar los vanos. Para ello, es necesario acudir a un especialista que pueda ensanchar los marcos de las ventanas, siempre y cuando sea viable.

Siempre es bueno tener las persianas levantadas para que pueda acceder la luz hacia los interiores, especialmente a lo largo de la mañana y el medio día. Si las obstruimos a través de las persianas, entonces estaremos perdiendo la posibilidad de aprovechar las horas de luz natural.

En el caso de que el sol interceda de forma directa en la vivienda, podemos utilizar los estores. Es una manera práctica de aprovechar la luz solar y que, a su vez, no se limite la llegada de la luz natural hacia el interior, sobre todo si son de color blanco.

– La luz natural es necesaria; nos proporciona alegría, bienestar y naturaliza los ambientes.-

2. Luz generalizada para espacios grandes

Lámpara de araña.

Los salones y habitaciones de gran tamaño suelen ser difíciles de trabajar. Requieren una iluminación plena que se difunda por todo el espacio. Para ello, existen 3 posibilidades:

  1. Las lámparas centrales colgantes del techo son perfectamente viables para iluminar un interior, sobre todo si se conforman de varias bombillas. Dentro de este grupo entrarían las famosas lámparas de araña.
  2. Si la habitación es un lugar funcional donde se vayan a desempeñar trabajos o tareas prácticas, puede utilizarse la luz blanca por medio de lucernarios alargados dispuestos por todo el techo.
  3. No hay que escatimar en lámparas o bombillas. Es preciso que dispongamos todas las posibles para que puedan iluminar los interiores de forma más contundente.

3. Completa los rincones más oscuros

Iluminación para terraza.

Resulta interesante poder completar los rincones más oscuros con un toque de luz. La finalidad es que podamos evitar los vacíos inestables que perjudiquen a la decoración.

Puede ocurrir que una habitación no posea la luz exacta como para intervenir en todos los rincones; por eso, se hace necesario que podamos establecer algún foco o lámpara que, a su vez, ilumine algún elemento decorativo determinado, consiguiéndose así un rincón con mucho encanto.

4. Iluminación en el hogar: los focos

Iluminación en el hogar

Para los pasillos o para alguna parte del salón, los focos suelen funcionar muy bien. Se colocan en el techo, en grupos de tres, y se orientan hacia los puntos de la habitación que requieran más luz.

En el caso de que se tengan cuadros u otros recursos decorativos dispuestos en las paredes, la propia luz del foco puede realzar la imagen pero, además, la propia direccionalidad de la luz rebota en las paredes, llegando así a otras partes de la estancia.

– La propia luz de los focos se extrapola hacia otros puntos de la habitación.-

5. Utiliza el color blanco en las paredes

Iluminación apliques.

Aunque no lo parezca, el uso del blanco en la pared genera más luz que si aplicamos una tonalidad neutra u oscura. Gracias a su tonalidad, cumple una función a modo de espejo que permite rebotar la luz provocando mayor claridad en el interior.

En cambio, los colores como el negro o azul oscuro ofrecen una apariencia más tenue y no favorecen la proyección lumínica. Por eso, el blanco es factible para que pueda aumentar la iluminación en los interiores, sobre todo si recibe luz natural directa.

Sudjic, Deyan: La luz y el color en la decoración, Folio, 1992.