5 sencillos accesorios que puedes hacer utilizando cuerda

Francisco · 11 julio, 2018
¿Quieres darle un toque diferente y distendido a tu hogar? Utiliza la cuerda como recurso decorativo original e innovador

Un material tan simple como una cuerda puede servir para la decoración de tu hogar. Por eso, te mostramos cinco sencillos accesorios que puedes hacer utilizando cuerda.

Quizá te surja la siguiente cuestión: ¿qué puedo hacer con una cuerda? Existen múltiples formas de trabajar este material y de utilizarlo con fines decorativos y funcionales.

Es por ello que no se debe desechar a la basura cuando ya no se utiliza; en realidad, puede tener un segundo uso y, a su vez, se está cumpliendo una función muy buena para el medio ambiente: el reciclaje.

Veamos a continuación las diferentes maneras de trabajar la cuerda.

Cajitas para almacenaje

Una fórmula muy sencilla y que ofrece una estética original son las cajitas hechas con cuerda. Estas pueden ser de dos maneras:

  • Cilíndricas
  • Cuadrangulares

En el fondo, la cinlíndria tiene una similitud a los vasos, pero refleja un carácter artesanal. Para los cuartos de baño son muy útiles para guardar cepillos de dientes, peines, etc. Un jabonero de gel puede ser también otro elemento a decorar con cuerdas.

¿Cómo se consigue pegar la cuerda al objeto? Se puede enconlar la superficie de este o aplicar pegamento. La cuerda no sufre y se adhiere perfectamente.

Lámpara de cuerda

Otro elemento decorativo sería la lámpara de cuerda. Se puede hacer con múltiples fórmulas y diseños. ¿Qué ejemplos se podrían destacar?

  • Cuerdas colgantes verticales, cada una con una bombilla.
  • Lámpara con cuerdas entrelazadas con una luz en el centro.
  • Campana circular o cuadrangular con cuerdas adosadas.
  • Cuerda que sujete un candil o una lámpara.

En este sentido, la sensación estética que se transmite es de carácter artesanal, transportándonos a un ambiente marítimo, propio de los puertos, los barcos y las tabernas de marineros.

En otras palabras, se ofrece un sentido mucho más distendido, sencillo, que rompe las formalidades y la elegancia, ofreciendo un carácter mucho más informal.

Espejo con marco de cuerda

Un espejo es un elemento decorativo que no debe faltar en el hogar. Ya sea en el baño, dormitorio o entrada, los espejos cumplen una función muy importante en el día a día; por eso, hay que cuidar su estética.

¿De qué manera se puede aplicar aquí la cuerda? En un espejo con marco ancho, se pueden adherir las cuerdas con cola o pegamento. Puede tener una o varias líneas de cuerda.

A su vez, puede colgarse el espejo de otra cuerda que sustente el espejo y se enganche con una alcayata. Por tanto, el efecto óptico que genera es muy atractivo e innovador, muy diferente a los espejos a los que estamos acostumbrados.

– Las cuerdas aportan originalidad e innovación en la decoración.-

En la barandilla

Si tienes un chalet o un dúplex y deseas decorar las escaleras que suben al piso superior, otra manera de trabajar la cuerda es a través de una barandilla.

Separador de estancia hecho con cuerda

Su colocación y diseño resultan muy sencillos. Pese a todo, su finalidad será de agarre; además, la resistencia que ofrece es bastante fuerte, con una consistencia y firmeza muy elevada. ¿Cómo se puede colocar? Es muy sencillo:

  • Primer paso: clavar unas argollas en la pared, a una distancia racional entre ellas.
  • Segundo paso: introducir la cuerda entre las argollas sin que quede demasiado colgante.
  • Tercer paso: afianzar la firmeza de la cuerda mediante nudos en los dos extremos; de esta manera, cuando se suba por las escaleras, el agarre se puede realizar de manera efectiva.

Esta sería otra manera de trabajar la cuerda. Estéticamente se logra un concepto diferente, alternativo y sutil. La escalera goza, así, de protagonismo y no pasa desapercibida.

Revistero con cuerda

Un mueble que siempre queda en un segundo plano es el revistero. ¿Por qué no aplicarle un protagonismo que hasta ahora no ha tenido? Las cuerdas pueden ser una solución.

La manera de trabajar las cuerdas en el revistero sería a través del enlace de estas, entrelazando unas con otras. Evidentemente, ofrecen firmeza y quedan originales.

A la hora de elegir el tono de las cuerdas, no solamente deben ser de tono marrón claro, hay otras posibilidades:

  • Marrón oscuro
  • Blanco
  • Color castaño

Tal y como se ha podido comprobar, existen varias fórmulas para trabajar las cuerdas. De todos modos, se recomienda dar fruto a la imaginación y buscar otras fórmulas: solamente necesitas una cuerda y pegamento.