¿Cómo serán nuestras casas después del coronavirus?

Mónica Heras Berigüete·
Para mantener las casas limpias tras el coronavirus, se producirán grandes cambios. ¿Te has preguntado cuáles serán?
 

La pandemia que estamos viviendo va a cambiar muchas cosas de nuestra normalidad, no solo la manera de relacionarnos o de consumir sino, también, de decorar nuestros hogares. Queremos hacer una reflexión sobre cómo serán nuestras casas después del coronavirus, pensando en soluciones prácticas para mantener la higiene y hacerlas seguras y confortables.

Son muchos los interioristas que ya comienzan a dar consejos en torno a la transformación que deben sufrir los  hogares para adaptarse a un virus de fácil transmisión y que requiere que fortalezcamos las medidas de higiene. Por ello, vamos a darte las claves para que puedas hacer esos cambios y adaptarte a la nueva realidad. 

El recibidor, el gran protagonista 

Tipos de zapateros colgantes.

Si hay una estancia de nuestras casas que va a pasar de ser un lugar de tránsito a un espacio que garantice la salud de los que allí habitan, ese será el recibidor, un espacio que debe contar con medidas de saneamiento para ponértelo fácil.

Ya hemos hablado hace tiempo sobre la importancia de no entrar con los zapatos en casa, como hacen los nórdicos, pero ahora es un hábito imprescindible.  Por ello, tendremos que poner un zapatero para dejar el calzado en la entrada.

 

También, debe contemplarse la posibilidad de tener zapatillas cómodas para ofrecer a los invitados y, después, lavarlas para que puedan ser usadas por más personas. Algo sencillo, como las de los hoteles.

Otro consejo que dan los expertos en sanidad es que ni los abrigos ni los bolsos entren a casa, por lo que un perchero será de vital importancia. Podemos, incluso, poner un cesto o una caja para los bolsos.

Asimismo, el aseo de invitados será una parte importante al recibir visitas. Debe ser un lugar en donde los invitados puedan sanitizarse por lo que deberá contar con jabón y gel desinfectante. Para convertirlo en un lugar acogedor, se pueden utilizar fragancias y algún detalle floral.

Han cambiado nuestras prioridades

Rincón de lectura al aire libre

Si pensamos cómo deberían ser las casas después del coronavirus, deberíamos tener en cuenta qué espacios hay que potenciar y cuáles son prescindibles.

Se dice que la búsqueda de viviendas con terraza o patio ha aumentado. Los afortunados que cuentan con alguna de estas opciones deberían sacarle provecho y dedicarle unas horas a la decoración de la terraza. 

 

De igual manera, los expertos invitan a crear espacios para teletrabajar. Cuando la crisis pase, tal vez sea el momento de decorar ese rincón olvidado, con un escritorio adecuando y una silla ergonómica, etc.

Otra de las cosas que va a marcar cómo serán las casas después del coronavirus son los espacios para hacer ejercicio. La demanda de equipo para poder practicar deporte ha aumentado considerablemente;  puede ser una buena idea crear un lugar donde hacer ejercicio en casa.

Por otra parte, se ha visto la verdadera importancia del centro neurálgico de las casas: la cocina. No se puede salir a restaurantes y ello obliga a cocinar más; por este motivo, mucha gente le ha cogido el gustillo a preparar recetas deliciosas e innovadoras. En este contexto, hay que pensar en cambiar los utensilios que no sirven, poner en orden la despensa y dejra a mano todo lo que se necesita para el día a día.

Las casas después del coronavirus: la limpieza

Limpieza general de casa. Casas después del coronavirus

Al final de todo lo más importante es ser muy cuidadosos con los hábitos de limpieza. Cosas que antes limpiábamos una vez por semana, ahora forman parte de la rutina diaria, como los pomos de las puertas, los interruptores, etc. Debemoss focalizarnos en bloquearle la entrada al virus y desinfectar nuestros hogares muy a menudo.

 

En conclusión, después de esta pandemia, las casas no serán las mismas. Tanto a nivel decorativo como a nivel higiénico, se implementarán cambios a largo plazo que pueden ayudarnos a tener una mejor calidad de vida.