Cómo ahorrar espacio en habitaciones de reducido tamaño

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
8 mayo, 2019
Si tienes una habitación de reducido tamaño, también se le puede dar una utilidad siempre y cuando consigamos proporcionar espacio y no almacenar objetos y muebles.

Los espacios reducidos no tienen que ser destinados únicamente a funciones de almacenamiento. En realidad, pueden ser útiles y habitables, pero para ello debe haber una correcta organización. Te mostramos cómo ahorrar espacio en habitaciones de reducido tamaño siguiendo algunos consejos prácticos y funcionales. Es una manera de mejorar la calidad de vida.

Es probable que hayas utilizado en más de una ocasión los cuartos de reducido tamaño para guardar utensilios y otros elementos que pueden estorbar en otras partes de la casa. Parece que están predestinados a no ser habitados ni a ser utilizados de una manera práctica.

En el fondo, cualquier espacio de la casa puede tener una función y ser habitable. Sin embargo, nos conformamos con emplear solo las habitaciones grandes cuando, en realidad, también pueden utilizarse las pequeñas siempre y cuando se haya organizado bien el espacio interno.

Análisis previo de la situación

Decorar una casa familiar.

Antes de proceder a la utilización y organización de las habitaciones de reducido tamaño, debemos echar un vistazo en torno a la situación del cuarto, si está desordenado, si requiere una limpieza o si debemos vaciarlo al completo para comenzar de nuevo su decoración.

Por otro lado, hay que tener presente el tipo de utilidad que se le va a dar; es decir, debemos tener claras nuestras preferencias, saber qué queremos conseguir y cómo vamos a redecorar el sitio para que pueda ser habitable.

Muchas veces con una simple organización de los recursos puede hacerse un pequeño dormitorio. No obstante, también puede dirigirse este lugar a un uso más funcional. Por eso, es importante hacer un análisis previo antes de ponerse manos a la obra. Es mejor hacerlo de manera racional y no de forma intuitiva.

Es importante saber la finalidad que tendrá este espacio.

Eliminar todo lo inservible para ahorrar espacio en habitaciones

Donar objetos.

Aquellos elementos que consideras inservibles y que no pueden ser empleados para nada productivo es mejor deshacerse de ellos. La realidad de todo esto es que normalmente vamos almacenando todo tipo de cosas que, por norma general, las acumulamos en los espacios de la casa.

Es momento de quitar todo lo que no sea útil y no cambiarlo de sitio, sino más bien reciclarlo o tirarlo directamente a la basura. De esta manera, verás que el espacio puede oxigenarse de una manera mucho más directa, quedando libre el interior.

Consigue espacialidad y libertad por el centro

Cómo decorar una casa pequeña.

Lo más importante de todo es que exista espacialidad interna. Para ello, debemos de buscar la fórmula exacta con la que permitir que exista espacio por el que poder deambular sin que haya nada que estorbe. Ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Trata de organizar los recursos decorativos y funcionales disponiéndolos junto a las paredes y en las esquinas. La distribución es los más importante ante todo. Por eso, es realmente importante que no quede nada por el centro que pueda impedir el paso.
  • Ya sea una mesa, una silla o un sofá, lo más importante es que puedan situarse en un rincón para crear, así, espacios funcionales sin que se colapse la parte central.
  • Si se utilizan muebles que puedan quedar en paralelo con las paredes, entonces conseguirás un ahorro del espacio considerable. Eso sí, no interesa que esté todo repleto de elementos y que saturemos la habitación de forma drástica.

Que quede todo recogido para ahorrar espacio en habitaciones

Ejemplo de espacio de almacenamiento de IKEA

En el caso de que tengas demasiados objetos y quieras tenerlos en ese espacio, existe una fórmula bastante interesante que es colocar un baúl o mueble que posea espacialidad interna para almacenar o guardar cualquier cosa. Lo importante es que no quede nada por el exterior.

Si puedes dejar visibles únicamente cierto número de recursos, entonces mucho mejor. De otra manera, lo que conseguirás es saturar y agravar más la situación.

Algunos consejos prácticos para ahorrar espacio

Espacio de almacenamiento en un armario de IKEA

Para finalizar, es conveniente que tengamos presentes algunos consejos prácticos que nos ayuden a gestionar mejor el espacio y sepamos cómo mejorar nuestra forma de ahorrar espacio.

  • Para decorar debes escoger principalmente los elementos que sean imprescindibles.
  • No dirijas a ese cuarto aquellos objetos que no sabes dónde colocarlos. Hay que cambiar la mente y saber que este lugar no es un trastero.
  • Mantener siempre el orden.
  • No dispongas muebles de gran magnitud; es preferible que escojas aquellos que son más sencillos, de estilo más sobrio y funcionales.
  • Es importante mantener siempre el cuarto limpio.
  • Kondo, Marie: La magia del orden, Aguilar, 2017.