Cómo crear espacios monocromáticos y no morir en el intento

Mónica Heras Berigüete · 22 octubre, 2019
Los espacios monocromáticos nos encantan, y sabemos que son algo complicados de lograr. Por eso, hoy vamos a darte algunos consejos la mar de fáciles.

Utilizar un solo color en el diseño de interiores suena a locura, y, aunque te parezca simple, lejos de ser algo sencillo, es una de las apuestas más arriesgadas en lo que a decoración se refiere. Los espacios monocromáticos nos llevan a estados de calma, y solo debes seguir algunas reglas básicas para no crear ambientes sosos y planos.

Si te atreves a elegir un solo color del Pantone, tenemos unos cuantos secretos que contarte para que sorprendas a todo el que pise tu hogar y tú disfrutes de tu color favorito sin límites.

Claves para la decoración de espacios monocromáticos

Juega con las tonalidades

Espacio monocromático en azul cielo.
Espacio monocromático azul cielo / delikatissen.com

Debes agudizar mucho el ojo y tener un desarrollado sentido del espacio para poder valerte de los distintos matices que te puede ofrecer un solo color.

Combina los tonos oscuros y claros y dale algún toque neutro a través de los complementos. Utiliza la madera como una base infalible con la que todo combina. De esta forma, le darás también un poco de luz a los tonos más oscuros. Eso sí, siempre y cuando elijas madera natural.

La riqueza de las texturas

Texturas en los espacios monocromáticos.

Para enriquecer cualquier ambiente, y más aún espacios monocromáticos, nada mejor que jugar con las texturas, ya que logran dar distintos matices de un solo color.

Las texturas lisas y brillantes contrastan a la perfección con aquellas rugosas y más opacas. Mezcla los metales, las cerámicas y los tejidos de forma que logres dar toques de luz con un solo color. Solo pon atención en seleccionar bien los materiales que vas a utilizar con el estilo decorativo que tienes en casa.

Espacios monocromáticos para dummies

Espacio en blanco y madera.

Sabemos que, por mucho que te guste, no es fácil. Te lo venimos diciendo, pero hay cosas que nunca fallan y que pueden ayudarte a tener la decoración que sueñas en un plis-plás.

El blanco es infalible, y parece que estamos más acostumbrados a los espacios en este color. Aportan paz y serenidad, aunque también corres el riesgo de recrear atmósferas un tanto frías.

Para evitarlo, puedes añadir plantas, cuadros en blanco y negro y algún elemento de fibras naturales. De esta forma, podrás usar un solo color y no sentirte agobiado por la monotonía.

Espacios monocromáticos para valientes

Baño en verde.
Baño verde / delikatissen.com

Abre tu mente, y si quieres poner en práctica esta tendencia de interiorismo, te sugerimos que lo lleves a los lugares más insospechados. ¿Qué te parece un baño greenery? El verde relaja y nos invita a la introspección, así que visualiza un baño de tina… Se antoja, ¿verdad?

Otra sugerencia es que hagas un digno homenaje al Living Coral, el color del año antes de que nos abandone. Nos parece ideal para un salón familiar, cálido y lleno de vida.

Algunos ejemplos de espacios monocromáticos en restaurantes

Restaurante The Gallery at Sketch.
The Gallery at Sketch / standard.co.uk

Ya te hemos contado algunos de los restaurantes más bonitos del mundo, siendo uno de ellos el restaurante The Gallery at Sketch, ubicado en Londres. Es una original colaboración entre el artista David Shrigley y la arquitecta y diseñadora India Mahdavi. Un espacio totalmente rosa que rinde homenaje a la pintura, la gastronomía y la música.

Pero no es el único que apuesta por un interiorismo monocromático. Recientemente abrió sus puertas en Nueva York el The Blue Box Café, de Tiffany&Co.

Ahora sí podrás desayunar con diamantes y rodeado del emblemático azul turquesa que representa la marca. La vajilla y cristalería en la que sirven pertenece a su colección deco, y tiene unas fantásticas vistas a Central Park.

Como ves, la decoración de espacios monocromáticos no es ninguna locura, ni siquiera una moda, sino una tendencia que promete deleitar nuestra retina, siempre y cuando sepamos hacer buen uso del color. Toma nota de nuestros consejos y atrévete a hacer de tu casa una oda a ese color que tanto te gusta.