¿Qué debes tener en cuenta a la hora de decorar tu despacho?

24 julio, 2018
Te aconsejamos cómo decorar tu despacho, un lugar en el que pasamos muchas horas a lo largo del día, por lo que merece la pena dedicarle algo de atención.

Pasamos muchas horas a lo largo del día en él, por lo que merece la pena dedicarle un poco de tiempo y hacer que sea algo más que un lugar en el que trabajar y estar rodeado de documentos. Por eso, decorar tu despacho no es una pérdida de tiempo.

Vamos a demostrar que un despacho puede ser más que una habitación con una silla, una mesa y una estantería y que hay decoración más allá de la foto familiar o el título universitario.

Si quieres que tu despacho deje de ser un lugar aburrido, lee los siguientes consejos en los que podrás encontrar la inspiración necesaria para darle un toque de aire fresco.

La luz, lo más importante para decorar tu despacho

El despacho es un lugar concebido para trabajar, por lo que será importante que esté bien iluminado. Si tenemos la suerte de contar con una gran ventana a través de la cual entre la luz natural,estamos de suerte. En este caso, no debemos cometer el error de quitar parte de la luz con cortinas oscuras o cualquier otro elemento, sino que tenemos que potenciar al máximo la entrada de luz.

Si, por el contrario, las ventanas son pequeñas o el despacho no recibe mucha luz tendremos que optar por elegir elementos luminosos que suplan esa carencia. Estos, además de hacer su función, pueden ser perfectos para decorar:

  • Lámparas de pie: perfectas para iluminar un punto concreto del despacho. Si la situamos al lado de un sillón quedará perfecta, además de crear un espacio idóneo para la lectura.
  • Flexos: los encontramos en multitud de materiales, diseños y colores. Pueden convertirse en el objeto principal de decoración de nuestra mesa, además de ser fundamentales en los días en los que el trabajo se alarga hasta altas horas de la noche.

Podemos añadir también otros elementos luminosos decorativos que darán un toque original al despacho, como luces decorativas, velas…

Distribución del despacho

La forma en la que organicemos el despacho afectará, en gran media, a nuestro trabajo. Por eso, es muy importante elegir bien los materiales, el mobiliario… Al fin y al cabo, tantas horas en una misma habitación pueden saturarnos, y es importante sentirnos cómodos.

Estanterías de despacho

Hay muchas opciones más allá que una estantería convencional llena de libros. Hoy en día podemos encontrar muchos tipos de estanterías que además de hacer su función tienen un diseño decorativo muy importante.

Ya tengamos un despacho formal, informal, grande, pequeño o, simplemente, una sala de estudio en casa, seguro que encontramos una estantería que se adapte a nuestras necesidades.

Silla de despacho

No son solo importantes porque la mayor parte del trabajo se realizará sentado; son un elemento imprescindible porque afectan directamente a nuestra salud. Es fundamental elegir una que se adapte al cuerpo y no provoque lesiones de espalda.

Existe una gran cantidad de sillas de despacho disponibles en el mercado. Debemos buscar siempre aquellas ergonómicas, con ruedas que nos permitan movernos de un lado a otro de la mesa. Y si son con brazos, mucho mejor.

Fotografías y cuadros

Las fotografías son un clásico de la decoración de los despachos, pero creemos que ha llegado la hora de ir más allá que de un marco con la típica foto familiar en escritorio.

Los cuadros compuestos por un collage de fotos están muy de moda y si por el contrario queremos algo más pequeño siempre podemos adquirir un bonito marco que le de un toque original a nuestro despacho.

Cuadros de plantas prensadas.
Cuadros plantas prensadas / enestadoderachel.blogspot.com

Paleta de colores

Elegir bien el color con el que vamos a pintar las paredes es fundamental. Nosotros recomendamos elegir un tono claro para que el despacho sea más luminoso, pero si es muy amplio nos podemos permitir oscurecerlo.

Los colores azul, verde y gris ayudan a la productividad y al ambiente en calma, así que serán nuestros perfectos aliados para encontrar la concentración. Por el contrario, los naranjas o rojos harán que el despacho rebose vitalidad y energía, pero también que impacte un poco a la hora de entrar.

Por último, queremos destacar que no hay que olvidar que un despacho es un lugar para trabajar, por lo que lo más importante es encontrarse cómodo. Un despacho debe ser un lugar práctico en el que podamos pasar horas trabajando, encontremos documentos fácilmente, haya buena luz para esas jornadas que se alargan y nos encontremos cómodos.

En ocasiones priorizamos el diseño a la comodidad y es un gran error. De nada sirve decorar tu despacho y tener una lámpara preciosa si apenas da luz o una estantería con un diseño espectacular si luego apenas caben libros. Diseño y modernidad si, pero lo primero es poder trabajar cómodamente.

Te puede gustar