¿Cómo eliminar los ácaros en nuestro hogar?

11 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los ácaros son un problema en el hogar. No obstante, tenemos soluciones para poder acabar con ellos.

Tu hogar debe ser un espacio limpio, sano e higiénico. Para ello, debemos mantener un régimen de limpieza periódico y no llegar a la dejadez. Sin embargo, hay ciertos problemas que pasan desapercibidos y no sabemos controlarlos. Quizá, te estés preguntando cómo puedes eliminar los ácaros de tu hogar.

Este tipo de arácnidos no son visibles a nuestros ojos, pero se encuentran por todas partes, sobre todo en las sábanas de la cama. No obstante, existen remedios con los que poder combatirlos y conseguir un espacio que sea puro y esté limpio.

Evidentemente, es muy difícil tener la vivienda completamente desinfectada. No cabe duda de que las bacterias, hongos e insectos pueden estar ocultos a nuestros ojos. De todos modos, son males menores que pueden ser solucionados si ponemos en práctica los siguientes consejos.

Cómo detectar si tenemos ácaros en casa

Detectar ácaros en casa.

Lo primero que debemos hacer es saber la situación en la que se encuentra nuestra casa. Probablemente, haya ácaros; existen muchas variedades y pueden localizarse en distintos elementos del hogar: una encimera, las sábanas, el colchón, las cortinas, la ropa, etc.

Si no mantenemos un régimen de limpieza, pueden generarnos alergias y ciertas molestias en la piel y los pulmones, provocándonos estornudos, picores o malestar. A la larga se puede convertir en un problema, ya que podemos pensar que simplemente es alergia al polen, pero, en realidad, es a los ácaros.

Son principalmente los del polvo los que peores consecuencias provocan. Sin embargo, podemos tomar cartas en el asunto y tratar de reducir sus efectos nocivos. Es una manera de prevenir el desarrollo del asma y otras enfermedades respiratorias.

Aunque no lo creamos, estamos rodeados de ácaros que pueden suponer un problema a largo plazo.

Eliminar los ácaros de un tejido mediante 4 pasos

Eliminar ácaros del sofá.

Para eliminar los ácaros de los tejidos (ropa, sábanas, cortinas, colchón…), debemos seguir una serie de pautas que nos proporcionarán bienestar e higiene. A simple vista no notarás la eficacia, pero tu piel lo agradecerá.

  1. En primer lugar, hay que lavar las prendas en la lavadora. No puede haber ningún resquicio o mancha que denote suciedad o malos olores, ya que eso mismo se consideraría un foco de atracción para cualquier ácaro. Por tanto, debemos tener bien limpios los textiles.
  2. A continuación, utilizamos un pulverizador donde vamos a realizar una mezcla de alcohol 96º con bicarbonato. La cantidad a utilizar de este último debe ser, más o menos, de 2 cucharadas. Lo removemos bien para que pueda combinarse correctamente.
  3. El siguiente paso es aplicar este producto sobre la tela, delicadamente y a un palmo de distancia. No nos interesa que se humedezca demasiado, sino que, simplemente, se rocíe por la superficie para que se expanda y abarque todo el espacio posible.
  4. Por último, se deja secar al aire libre; incluso, mejor si se puede poner al sol. De esta manera, los tejidos quedarán libres de ácaros y se habrá saneado toda la superficie de forma contundente. La efectividad es de un 99 %; por tanto, merece mucho la pena realizar el proceso.

Acaba de una vez por todas con los ácaros del polvo

Eliminar los ácaros del polvo.

Estos ácaros se alojan en todo tipo de superficies: estanterías, muebles, alfombras, sofás, etc. Esto puede solucionarse, con el fin de que mejoremos la situación de nuestra vivienda y, acabando con ellos, evitaremos la aparición de alérgenos.

Es importante que no recarguemos las habitaciones con excesiva decoración. Por eso, debemos evitar el uso de muchos adornos. Tampoco hay que saturar demasiado con libros, muebles, utensilios, cortinas, etc. Hay que limpiar de forma semanal, retirando todo aquello que entorpezca y llegando hasta el último rincón.

Interesa ventilar bien, pasar el aspirador semanalmente y utilizar un deshumificador para reducir el nivel ambiental de ácaros. Así, conseguiremos un éxito rotundo y reduciremos la aparición de estos parásitos.

Recuerda que una casa cuidada es sinónimo de salud.

Olores que repelen a los ácaros

Hojas de menta.

Según algunas investigaciones, ciertos olores ambientales pueden ayudar a eliminar los ácaros del ambiente. Para ello, debemos recurrir a hojas de menta, ya que su intensidad en el aroma ayuda a acabar con estos parásitos. También ocurre lo mismo con el aceite de lavanda, el cual resulta muy agradable.

Finalmente, debemos mencionar la posibilidad de frotar las superficies con cualquier producto antiácaros, favorece su desaparición y dejan, a su vez, un aroma embriagador.

  • AA. VV.: Guía de limpieza del hogar, The Blokehead, 2015.