¿Sabes cada cuánto hay que limpiar las distintas zonas de casa?

Mónica Heras Berigüete · 13 agosto, 2019
Limpiar las distintas zonas de casa puede ser una pesadilla, pero con nuestros timings todo será mucho más fácil. ¿Te apuntas?

Sí, sabemos que la limpieza del hogar es una de esas tareas interminables y poco lucidas: tan pronto terminas de recoger la cocina y tienes que comenzar a hacer la comida y volver a ponerlo todo manga por hombro.

Por eso, queremos darte algunas pautas para que puedas tener tu hogar a punto de una manera sencilla y organizada, y para ello vamos a decirte cada cuánto hay que limpiar las distintas zonas de casa.

Los timings para limpiar las distintas zonas de casa

Con tanto que hacer es normal que se nos amontonen las tareas y que no sepamos por dónde empezar. Incluso, que descubramos rincones con telarañas que habíamos sacado de nuestra rutina de limpieza.

Sin embargo, ya hemos hablado en otras ocasiones que es primordial conservar el orden y que se respire un buen ambiente en casa para poder funcionar adecuadamente, ya que el orden puede mejorar tu estado de ánimo.

Estarás de acuerdo en que las tareas más obvias solemos incorporarlas de forma automática, pero hay otras que se nos escapan y se nos van acumulando, así que vamos a hacer una lista con sus timings de limpieza para que todo vaya como la seda.

El baño

Limpieza del baño.

Lo ideal es que una vez por semana le demos un buen repaso a nuestros baños, pero el inodoro te aconsejamos que lo higienices dos veces por semana con algún limpiador antical y un desinfectante (mira lo que el vinagre puede hacer con la cal del baño).

En cuanto a la mampara de la ducha, acostúmbrate a secarla bien tras cada uso con un limpiacristales, y que una vez por semana le des un repaso con alcohol de quemar para que esté impecable. No te olvides de los rieles, ya que suelen acumular suciedad. El zumo de limón va de maravilla para este espacio tan pequeño.

Finalmente, una vez al mes enfócate en los azulejos para que no acumulen demasiada suciedad. Los de la ducha y los que están cerca del inodoro límpialos con un trapo más a menudo.

Limpiar las distintas zonas de casa: la cocina

Limpiar la cocina.

Cuando nos planteamos cada cuánto limpiar las distintas zonas de casa, esta es una de las que más dudas genera, así que vamos a intentar darte respuestas.

Diariamente hay que limpiar lo que más utilizamos, como la vitrocerámica, las encimeras y el fregadero, ya que acumulan gran cantidad de gérmenes. Dependiendo del uso que le des, también deberás barrer y fregar a menudo. Puede ser a diario o cada dos días en función de tus necesidades.

Si hablamos de electrodomésticos, la nevera es la más importante, y es aconsejable que permanezca ordenada y limpia. Una vez por semana (o cuando acostumbres a ir a la compra) coloca los alimentos y deja al frente los que tengas que consumir antes.

Una vez al mes saca todo su contenido y limpia bien las bandejas y el interior. Mira, aquí te explicamos cómo mantener la nevera en orden. El horno límpialo después de cada uso para que se mantenga en buen estado, y la campana extractora una vez por semana de manera superficial y mensualmente más a fondo.

Cada dos días cambia los trapos de cocina, y las esponjas puedes hervirlas tres veces por semana. ¿Sabías la cantidad de bacterias que hay en una cocina?

El salón

Limpiar el salón.

Semanalmente dedícate a sacarle brillo a la zona en la que más convivencia familiar suele haber: el salón. Pasa la aspiradora por el suelo y los sillones, quita el polvo y friega el suelo. Si tienes mascotas, tal vez necesites hacer esto un par de veces a la semana para que el pelo no se acumule. 

En cuanto las cortinas y las alfombras, te recomendamos que un par de veces al año las mandes a lavar en profundidad, pero que le quites el polvo con la aspiradora semanalmente. 

Limpiar las distintas zonas de casa: dormitorios

Limpiar dormitorio.

Hacer la cama a diario reporta beneficios increíbles para nuestro bienestar, y una vez a la semana deberíamos cambiar las sábanas, limpiar el polvo y aspirar y fregar los suelos.

Las almohadas también se lavan… ¡cómo lo oyes! Y debes hacerlo 4 veces al año para que los ácaros no se acumulen. En cuanto al colchón, dos veces al año necesita mantenimiento. Aquí te dejamos un artículo para que aprendas a desinfectar tu colchón.

Y las pequeñas cosas…

Lavar toallas.

Todavía hay un montón de cositas que cuidar: cristales, electrodomésticos, las toallas… Cuando hablamos de limpiar las distintas zonas de casa, hay detalles que no debemos olvidar.

  • Las toallas cámbialas dos veces por semana y presta especial cuidado a lavarlas con colores similares para que sigan como nuevas por más tiempo. Un truco: el suavizante altera su capacidad de absorción, así que usa agua con sal para que se conserven suaves.
  • Los cristales son nuestro tendón de Aquiles, basta que los limpiemos para que llueva. Procura que no se acumule mucho polvo, una vez al mes será suficiente.
  • El resto de electrodomésticos dependerá del uso que les des, pero no te olvides de limpiar la lavadora, el lavavajillas e, incluso, el tostador al menos una vez cada dos meses.

Limpiar las distintas zonas de casa puede ocuparte mucho tiempo, pero estamos seguros de que con esta lista todo será, al menos, más sencillo a la hora de organizarte.