Consejos para una decoración con dorados

5 julio, 2018
Hoy nos fijamos en el color de la realeza y lo llevamos hasta nuestra casa para así realizar una decoración con dorados.

El dorado es un color atemporal. Si bien es cierto que a lo largo de los años y según las modas se ha usado en mayor o menor medida, siempre ha sido un color a tener en cuenta en decoración.

El dorado es un color que habla por si solo, pues es sinónimo de lujo y ostentación. Si se consigue utilizarlo en su justa medida y en los lugares adecuados, se logrará un ambiente de glamour y elegancia.

Te animamos a que uses este color porque seguro que la decoración de tu hogar sale ganando. Como verás a continuación, el dorado no es sinónimo de navidad -a pesar de lo que mucha gente cree-.

Nuestra casa puede estar invadida por este color los 365 días del año. A continuación te damos una serie de consejos para una decoración con dorados. 

¿Qué lugares de la casa puedo decorar con dorados?

Por lo general, la decoración con dorados se lleva a cabo en los salones. Eso no quiere decir que en otras estancias no sea apropiado instalar elementos en este color.

La decoración en dorados es apta para cualquier estancia de la casa, hasta para los baños. La clave es saber incluir los objetos acordes con la habitación y que haya armonía entre ellos.

Desde un espejo dorado en un baño, o en el recibidor hasta accesorios decorativos en este tono en la habitación de los más pequeños. Otros elementos en este tono pueden ser: lámparas, marcos de fotografías, papeles de pared o cojines.

Como puedes ver, en cualquier estancia puede estar presente el dorado. La clave es saber usarlo en su justa medida y a través de objetos que guarden concordancia con la estancia.

La clave, los detalles dorados

Sí, hemos dicho que el dorado es un color atemporal, que aporta un toque sofisticado y que queda bien en cualquier estancia. Pero con esto no queremos decir que llenes toda tu casa de una decoración con dorados.

La clave está en saber usar este color en su justa medida. De lo contrario crearemos un ambiente recargado que seguro hace que entrar en la estancia nos produzca agobio.

El color dorado llama mucho la atención y tiende a llevarse todo el protagonismo. Es por ello que debemos incluir solamente detalles en este color que aporten un toque de distinción.

Si incluimos algún objeto totalmente dorado lo mejor será que el resto de elementos de este tono pasen desapercibidos o sean solamente algún detalle.

Jarrones de suelo.

Un ejemplo sería el siguiente. Queremos llevar a cabo un decoración con dorados en el recibidor. Hemos comprado en un anticuario un espejo con un marco grueso dorado y lo instalamos en esta estancia. La opción correcta sería tomar este espejo como protagonista del recibidor y seguir decorando en torno a él, sin que ningún otro elemento le reste importancia.

Podemos incluir más elementos dorados, pero que solo tengan detalles en este color. De este modo creamos una estancia en la que el dorado es el protagonista y al mismo tiempo no está recargada ni resulta hortera.

De todos modos deberemos tener en cuenta el tipo de estancia que queremos crear y el efecto de esta. Si estamos buscando crear una estancia de lujo y ostentación si que debemos incluir más elementos dorados.

Otra opción es incluir los mismos elementos en este color, pero en un tono más llamativo y brillante. El protagonismo que tenga el dorado en la estancia también dependerá de nuestros gustos.

Hay personas a las que es gusta la decoración simple y otros prefieren los ambientes más recargados.

¿Con que colores combinarlo?

La decoración con dorados muchas veces plantea la duda de los colores con los que combinarlo. A continuación te damos una serie de consejos para que sepas que tonos van mejor con el dorado y cuales debes dejar de lado.

Así sabrás fácilmente cuales son los colores por los que debes optar para crear una decoración con dorados en la que haya armonía.

  • Dorado y negro: si combinamos estos dos colores tan diferentes pero que a la vez casan tan bien lograremos un ambiente de lujo y ostentación. La única desventaja es que quizá evoque demasiado a la noche y la estancia quede muy oscura. Según ea el efecto que quieras lograr, esta pareja de colores son una combinación importante a tener en cuenta.
  • Dorado y rosa palo: Si combinamos el dorado con los tonos más pálidos del rosa lograremos un efecto totalmente contrario al anterior. El dorado tendrá todo el protagonismo y dará un toque de glamour, al mismo tiempo, el rosa creará un ambiente de calma. Puede ser perfecto para la habitación de la más pequeña de la casa.
  • Dorado y tonos flúor: el dorado es un color muy llamativo y lo mismo ocurre con los colores en tonos flúor. Si los combinamos la mezcla quedará explosiva así que no te la recomendamos en absoluto. Estos dos tonos combinados juntos son dos grandes enemigos en el mundo de la decoración.

 

Te puede gustar