Decoración en color rosa: ¡Fuera prejuicios!

Mónica Heras Berigüete·
¿Te atreves con la decoración en color rosa? Te damos las claves para que no falles. ¡Te va a encantar!
 

Femenino, cursi, aniñado… así hemos visto a este color durante años, desterrándolo por completo de nuestros hogares. Sin embargo, hoy está más de tendencia que nunca y por eso, queremos hablarte de cómo aplicar la decoración en color rosa, para que llenes tu hogar de buenas energías.

La vida en rosa

sofás rosas con cojines de colores

El rosa es uno de los colores que llegaron para quedarse. Es delicado, romántico, suave y súper amable a la hora de combinarlo. Una decoración en color rosa es garantía de estilo y de admiradores para tu hogar.

Si bien es cierto que hace años su uso estaba limitado a las habitaciones infantiles y poco más, hoy en día ha salpicado cada rincón de nuestros ambientes. Lo mejor es que sus distintas tonalidades nos ofrecen un amplio juego de intenciones con el cual podemos conseguir un montón de propósitos, dependiendo de la estancia que vayamos decorar.

Combinaciones para una decoración en color rosa

sofás rosas pastel

Hay colores que van genial juntos y si hablamos del rosa, tiene 3 tándem que resultan más que perfectos.  Puedes combinarlos tanto en los textiles de tu casa, como en las paredes o incluso en el mobiliario. Te aseguramos que el resultado es estupendo.

 
  1. Rosa con blanco. Un clásico y un acierto seguro que hará ver tu casa muy luminosa y amplia.
  2. Rosa con gris. Esta combinación es ideal si temes verte muy cursi. Los tonos empolvados y los plomizos hacen una pareja ideal para espacios industriales. 
  3. Rosa con verde. Nos remite a la naturaleza y la verdad es que quedan genial casi en cualquiera de sus gamas. Los pastel son preciosos y sutiles, mientras que los más intensos resultan muy elegantes y sofisticados. ¡Atrévete a arriesgar!

¿Cómo aplicar la decoración en color rosa?

Salón rosa palo.

Pinta las puertas

Si lo tuyo es el riesgo, verás lo bien que quedan las puertas de color rosa. Si te parece demasiado, puedes intentarlo solo con la principal y decorar el resto del recibidor con colores muy suaves y neutros para dejarle el protagonismo absoluto.

Un sofá

Sofá de terciopelo rosa. Decoración en color rosa.

¡Sí, claro que puedes! Los de terciopelo arrasaron hace alguna temporada, pero eso no significa que hayan salido del mercado. Al contrario, se han convertido en piezas de diseño aptas para las casas mas chic.

 

¿Y unas butacas?

Tenemos dos opciones y ambas estupendas. Por un lado puedes combinar el tapizado rosa con unas butacas que que tengan las patas y los reposabrazos de madera. Esto le dará un toque mucho más cálido y funcional.

Pero si te gusta el rollo Hollywood Regency, estarás encantado con una butaca rosa con detalles dorados, o en su defecto, añade una mesa de centro metalizada. ¡La amarás!

Papel pintado para una decoración en color rosa

Hay papeles pintados preciosos y que se adaptan a cualquier estilo. Puedes encontrar espectaculares estampados de maxi flores, la delicadeza del estampado ‘liberty’ o con motivos geométricos. Tú decides cuál va más con la decoración de tu casa.

El rosa para las sillas

Un comedor también puede ser rosa. Puedes optar por poner la mesa en madera o en color blanco y mezclar sillas de distintos colores pero en un mismo tono: rosa, verde, azul, amarillo. ¡Verás que chulo queda!

También en el baño

Papel de pared con toques rosas.
Papel de pared / gaulan.es

Puedes llevar la decoración en color rosa hasta tu cuarto de baño de una manera súper elegante. Pinta una pared, añade algunos elementos decorativos y utiliza el pink millenial para los complementos metálicos. ¿Te gusta la idea?

 

Mezcla de texturas

Otra de las fórmulas que funcionan muy bien consisten en mezclar tanto las texturas de los tejidos como los estampados. Puedes hacerlo con los cojines, con los plaids, con las alfombras e incluso, con la ropa de cama.

Te hemos dado ya varias ideas para que tu decoración en color rosa sea todo un éxito.