Decoración sostenible, por un planeta mejor

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 7 mayo, 2019
¿Sabes a qué nos referimos cuando hablamos de decoración sostenible? Vamos a darte las claves para que hagas de tu casa y de nuestro planeta un lugar mejor.

Hoy más que nunca la conciencia medioambiental por dejar la menor huella posible con nuestro paso por la tierra se ha hecho evidente. Por eso, vamos a decirte cómo lograr una decoración sostenible para que contribuyas con tu granito de arena a tener un mundo mejor.

Desde hace varios años la preocupación por cuidar del planeta se ha hecho evidente y lo hemos visto con la cantidad de procesos industriales o de consumo que han ido cambiado.

En cuestión alimenticia, la búsqueda de productos naturales y libres de químicos está cada vez más en auge. A la hora de vestirnos, nos fijamos en los materiales de los que están hechos nuestra ropa y en la forma en la que fue elaborada.

De igual manera, la decoración sostenible se ha hecho un hueco en el mercado, ofreciéndonos muebles y objetos decorativos elaborados con materiales que no son tóxicos y obtenidos a través de procesos éticos y con un compromiso medioambiental.

Las claves para una casa eco

Cuando hablamos de una decoración sostenible nos referimos, por un lado, a la utilización de elementos reciclados y naturales para decorar nuestra casa y, por otro, al uso de materiales ecológicos, como pinturas o iluminación de bajo consumo, maderas con el sello FSC, etc.

Reciclando en una decoración sostenible

Botellas recicladas gato.

Darle una segunda oportunidad a los objetos es todo un arte del cual te hemos hablado en numerosos artículos, como este en el que te contamos cómo hacer un perchero. Con esta iniciativa generas menos basura, sigues utilizando las cosas que tienes y, por lo tanto, no inviertes en algo nuevo, utilizas tu imaginación y le das a tu casa ese sello tan personal.

La magia del DIY

Piezas de decoración de macramé.

Muy de la mano con el arte del reciclaje está una de las tendencias que llegó para quedarse. Con el DIY, tu hogar se transformará en un lugar único y personal con objetos creados por ti mismo. Las posibilidades son infinitas, y van desde una colcha de punto hasta una lámpara de macramé o botes de cristal pintados para poner los cereales en la cocina.

Pintura ecológica

Pintura de tiza para mesillas.

Hoy en día, la calidad y la cantidad de colores que hay en el mercado de pintura ecológica es muy amplia, casi tanto como la de la regular. Está hecha con materiales naturales y biodegradables, que no son tóxicos para las personas, a diferencia de las pinturas sintéticas hechas con químicos.

La madera para una decoración sostenible

Balda de madera reflotada.
Balda / theartinlife.blog

Uno de los materiales más sostenibles es la madera, especialmente si cuidas, como te decíamos, de vigilar de dónde es su procedencia. Una de las maneras de crear una decoración sostenible es con madera reflotada, con la que podrás hacer un montón de elementos para tu hogar.

La iluminación

Ventajas de la iluminación LED.

La iluminación es un punto sumamente importante para cualquier decoración. Si optas por una de bajo consumo, ahorrarás y estarás contribuyendo a un uso de la energía más responsable y sostenible.

Decoración sostenible con plantas

Plantas perfectas.

Una decoración sostenible no puede pasar sin que haya muchas plantas. Dan vitalidad a cualquier ambiente, limpian los tóxicos y, en algunos casos, hasta son capaces de eliminar las esporas del moho.

En Feng Shui, las plantas son unos de los elementos más valiosos para trabajar las energías de un espacio y, sin duda, un gesto más que obvio hacia el medio ambiente.

Di sí a las fibras naturales

mecedoras de mimbre

Los tejidos de fibra natural, al igual que los objetos decorativos elaborados con ellas, están más de moda que nunca. Desde el algodón, la lana o el lino, hasta el sisal, la rafia, el mimbre o el bambú.

Todos son capaces de hacer realidad una decoración sostenible y buena para nuestra salud. Son materiales que transpiran mejor, son duraderos y su producción perjudica mucho menos al medio ambiente.

Es responsabilidad de todos cuidar de nuestro entorno con un consumo responsable que se vea reflejado en nuestra forma de alimentarnos, de vestirnos y de vivir.