Decorar con los colores del bosque: lo más actual

26 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Aprovecha los colores que nos da cada estación del año para decorar tu casa. Conseguirás estancias confortables y hogareñas.

Pocos parajes naturales ofrecen tal variedad de color durante todo el año como un bosque. Los colores tostados, rojos y marrones del otoño, los blancos de invierno y los verdes de la primavera. Si eres de los que disfruta de la naturaleza y de los paseos por el bosque, este año estás de suerte, porque las tendencias en decoración nos están dando muchas ideas de cómo traer los colores del bosque a casa.

Y no solo los colores, esta temporada veremos maravillosos diseños de interior con sus texturas, aromas y sensaciones. Mucho terciopelo y mucha lana. Maderas oscuras en muebles y paredes que parecen grandes árboles protectores.

Un tipo de decoración que abriga las casas con una variedad cromática espectacular, misteriosa y nostálgica. Detalles muy naturales que harán de cualquier estancia un perfecto refugio en estos meses de frío.

Los colores cálidos del bosque

Colores del bosque en decoración.

En los meses de otoño, el bosque se cubre de toda una gama de tonos neutros, que van desde el beige hasta el marrón oscuro. Colores que nos evocan los troncos de los árboles, sus ramas que empiezan a quedar vacías y las hojas esparcidas a montones por el suelo. Llevar estos colores del bosque a la decoración de tu casa, la hará parecer mucho más cálida y acogedora.

También, los naranjas, los rojos, los ocres y los granates son otros colores que evocan la elegancia del bosque y el cambio de estaciones.

Todos los tonos rojizos, terracotas y granates nos recuerdan a la época de cosecha de las grandes calabazas y las granadas en su punto justo. Estos colores son perfectos para añadir a la decoración de la casa y conseguir, así, ese efecto natural y confortable.

Paredes en tonos marrones con muebles en colores ligeros en todas las variedades del beige, textiles que combinen los colores neutros, incluir plantas en la decoración y complementos decorativos en tonos naranjas, rojizos o granates. Y una gran chimenea. Todo junto dará ese toque otoñal del bosque a cualquier rincón de la casa.

El eterno verde del bosque

Decoración con los colores del bosque.

Aun en los meses fríos, los bosques conservan muchos de sus maravillosos tonos verdes. Verdes musgo y oliva, combinados con maravillosos tonos ocres y rojizos. La variedad del verde en el bosque es casi infinita, lo que nos da una amplia gama de color para jugar en el interior de nuestras casas.

Los tonos verdes en la decoración de interiores son la mejor manera de traer la naturaleza a casa. Verdes apagados en paredes o en los textiles quedarán perfectos combinados con muebles en maderas oscuras.

Los toques de contraste los daremos en dorado y con accesorios en colores neutros claros. Nos valen todas las gamas del beige para añadir contraste a esta maravillosa recreación de bosque. En las mantas del sofá, en los cojines o en las lámparas.

El bosque nublado

Gris y madera, los colores del bosque en invierno.

En estos meses de frío intenso, el bosque nos regala muchas mañanas con bellísimos paisajes tocados con neblina intensa. Estampas de árboles grises y notas de colores ocres y verdes tras la bruma. El gris es otro de los tonos ideales para decorar con los colores del bosque.

Mezclado siempre con los colores de la madera y con complementos en púrpura, granate o anaranjado. Es la manera de conseguir un look muy dramático y muy natural. El mismo efecto se obtiene combinándolos al revés.

Grandes espacios, como las paredes en los tonos más cálidos, consiguen el mismo efecto mezclados con complementos en diferentes tonos de gris.

Cuando llega el frío intenso

Colores del invierno para la decoración.

El espectáculo que nos ofrece el bosque tras una nevada de invierno es otro panorama maravilloso e inspirador. Crear ese efecto dentro de casa pasa por combinar todos los tonos de marrón con el blanco intenso de la nieve y los toques de verde musgo.

Los accesorios decorativos

Los accesorios en invierno.

Grandes alfombras de lana, mantas y plaids de sofá, luces indirectas y cálidas, terminan de dar ese aspecto natural de los colores del bosque dentro de casa. Texturas como el terciopelo y la lana.

Complementos que evocan las hojas secas del otoño, las piñas o las castañas son imprescindibles para dar a tu casa esa sensación de refugio en el bosque que tan cálida la hará parecer.

Finalmente, no importa si quieres trasladar el bosque a toda tu casa, o si prefieres recrearlo solo en el salón o en el dormitorio, ahora solo tienes que encender un buen fuego en la chimenea para hacer de tus días de invierno un paraíso en el bosque.